fbpx
Alta Fidelidad El Infinito Música

Alta Fidelidad: Billie Eilish después del hype2 min read

10 abril, 2019 2 min read

author:

Alta Fidelidad: Billie Eilish después del hype2 min read

Cuánto me demoro? 2 minutes

Con un par de canciones y un nombre más que notorio en la escena mainstream, Billie Eilish alcanzó posiciones altas y batió records, alimentada por el hype y la buena prensa. Con sólo 17 años, Eilish acaba de lanzar su primer LP, “When we all fall asleep, where do we go?”, convirtiéndose inmediatamente en fenómeno de ventas y reproducciones.

Sin ir más lejos, se ha convertido en el segundo disco con más ventas del año, batiendo records de streaming a una semana de su lanzamiento y posicionando a Billie como la primera artista nacida en el 2000 en alcanzar el número 1 del Billboard chart.

No es menor destacar que desde el 2016 la compositora de Los Angeles ha sabido cultivar éxitos y sacar provecho de su inclasificable sonido. Así queda en evidencia en su último lanzamiento, donde se sacude de la imagen de fenómeno viral y se mueve entre un fino pop de corte oscuro y experimental.

“When we all fall asleep, where do we go?” comienza con “bad guy”, probablemente una de las canciones más digeribles del disco gracias a su ritmo electrónico.

En su letra, Billie se desentiende de la típica imagen de chica normal, se despeina y rebela. A ratos, podríamos decir que la voz y melodías de Billie la sitúan en la misma línea de lo que hizo Lorde en “Pure Heroine”, sin embargo, mientras la oscuridad de Lorde es profunda y sensible, pareciera que el pop de Eilish es desarreglado, crudo, burlesco.

¿Qué es lo que busca Billie Eilish en su sonido? Su popularidad la ha convertido en una especie de estrella del pop, sin embargo, sus canciones son interesantes muestras de una madurez y originalidad imposible de catalogar.

Los puntos altos del disco están presentes en cortes como “you should see me in a crown”, “all the girls go to hell” y “bury a friend”. En estas canciones podemos gozar de una interesante composición, bajos profundos y por supuesto, su voz.

Billie transita con soltura entre el pop, arreglos de electrónica, R&B y baladas, tomando un poco de todo para inquietarnos en su declamación sobre los miedos de su generación, fantasmas y pesimismo.

Es cosa de tiempo para saber si su hiperventilada búsqueda del sonido propio y fórmula se aleja de las garras del hype o se agota hasta la consagración de una carrera en ascenso.

Comenta o muere

Computadora central de Plan Nueve. (no) Inteligencia Artificial.