999 Juegos El Infinito Juegos

999 Juegos Antes De Morir N°922: Earthbound (Mother 2) (1994)

26 enero, 2017

author:

999 Juegos Antes De Morir N°922: Earthbound (Mother 2) (1994)

Hace muchos muuuuuuchos ayeres, había arrendado el título más “popularsh” del momento (Super smash bros) para el N64 y, después de vacilarlo por el fin de semana, me quedé con la duda de quién carajos era Ness.

Lo había desbloqueado, lo usé, no me gustó y no le di más bola. Siempre me picó el bichito eso sí, de saber quién era el condenado personaje. Literalmente ni en pelea de perros había escuchado de él o el juego que protagonizaba.

Pasaron muchísimos años (como 12 más o menos) y me aventuré a jugar Earthbound, para salir de la puta duda.

Aparte de que siempre recalcaban que era un juego muy “único y diferente” que nadie pescó en norteamérica por su peculiar humor y tónica en general.

Pensé “los gringos son weónes, a menos que les pongas un Call of duty o algo que matar, no lo encuentran bueno” y después de ese prejuicioso y conchesumare pensamiento, comencé a jugar el título (En una PSP desbloqueada, fuck the police).

earthbound

Lo jugaba solamente cuando viajaba de Concepción a Santiago y viceversa (por motivos de trabajo), por lo que me tardé un tanto en terminarlo. Pero puta que valió la pena weón, puta que quedé conforme e impresionado por absolutamente todos los elementos que conforman la aventura.

Definitivamente hay un “antes y después” de jugar un cartucho como este.

Earthbound en si, es un RPG clásico. Si bien plantea ciertas modificaciones al momento de jugar y pelear con los enemigos, no se arriesga mucho y mantiene la esencia de este tipo de juegos. En lo que destaca es en la atmósfera, ambientación y definitivamente el toque de humor (que si, es muy diferente y no muy occidental que digamos) a pesar de ser muy absurdo, es justamente eso lo que te causa “sonrisas automáticas”, pues te encuentras con situaciones y “chistes” de lo más disparatados e inusuales, todo en su justa medida eso sí.

earthbound3
Pequeños chistes como estos te puedes encontrar, que te sacarán más de una sonrisa…si los entiendes, claro.

La historia por lo mismo se siente muy graciosa en momentos, pero también bastante “emocional” y oscura en ciertos momentos (el inicio y el “mall”, a mi gusto, son partes bastante terroríficas y para nada amigables, que me tenían jugando un tanto incómodo pero en el buen sentido, con ganas de saber qué carajos pasaba).

No voy a dar spoilers de las situaciones, pero si te gustan las tramas que se basan en la amistad y en todo lo que conlleva eso, probablemente Earthbound sea de tu total agrado.

Gráficamente el juego es muy colorido. Gracias a que te plantea diferentes escenarios, se siente muy llamativo el terminar un nivel pues sabes que el siguiente será muy diferente. Pasas de estar en tu pequeño pueblito, luego a una ciudad, una playa, la nieve y así sucesivamente. Nunca te cansas ya que todo se siente muy fresco.

Lo mejor es que, al ser un juego que tiene muchos elementos de humor y cosas “raras”, te motiva mucho a investigar cada rincón de los escenarios, por si encuentras alguna cosa extraña o algún diálogo que te haga reír.

Te puede interesar:   Darkseid llega a Injustice 2 para partir la mandarina en gajos

En general la trama es muy entretenida, muchas veces vas a sentir rabia por el antagonista o angustia por alguno de tus personajes y sus historias (que poco a poco se van desentrañando, mientras avanza todo), razón que al final del juego te deja esa típica sensación de “vacío” al terminarlo, algo así como “¿qué chucha haré con mi vida ahora?”.

Como mencioné anteriormente, Earthbound se juega como un clásico RPG, es decir, con peleas por turnos. Lo cual no quiere decir que sea fácil.

Lo mismo con los puzzles a resolver, no son fáciles (de hecho hay unos bastante peculiares, como una puerta que sólo se abre si te quedas parado como 3 minutos delante de ella).

 

Los enemigos por cierto, son de las weás más raras que te vas a encontrar. Partes luchando contra aves cercanas a tu casa, perros rabiosos de tus vecinos, alguna vieja “visagra” de tu barrio, hippies hediondos, un taxi “loco” (si weón, UN TAXI) hasta pasando por un cuadro abstracto, un reloj “surrealista” y mil cosas más.

Y lo mismo con los objetos, ni pienses en espadas sagradas o armaduras de oro, no. Tu jockey mugroso, un yo-yo o tu viejo bate de béisbol harán la tarea de eliminar a los antagonistas. ¿se te acabó la vida o el mp? una hamburguesa y una bebida te salvarán de esos momentos. ¿Hermoso, cierto?.

22-s17

                                                 Enemigos como estos te puedes encontrar durante el juego.

Por otro lado, y siguiendo con las peculiaridades, la música es otro factor muy especial. El OST tiende a ser muy movido, pegajoso y bastante entretenido.

Sin embargo, tiene varias excepciones, con algunos temas muy raros, otros bien tétricos y algunos más, muy emotivos. Es lo que podrías esperarte de un juego así, pero que no te imaginarías jamás. La música sorprende, la mayoría del tiempo, y es muy agradable. Sea lo que sea que estés haciendo, siempre está la canción precisa para adornar el escenario o pelea. ¿es simplista? si, pero dinámica y muy acorde a las temáticas del juego.

Te puedo asegurar que jamás te aburrirás de escuchar los temas (es más, tengo varias en mi playlist ñoño personal, así de bacánes).

¿O no te gustaría subir a un transantiago y que esta canción sonara de fondo?

Earthbound es atrevidamente magnífico. Es una gran lastima que haya pasado desapercibido por estos lados, pues es una pequeña joya que se disfruta demasiado.

Tenía mis dudas cuando comencé a jugarlo, pero en el momento en que inicié la aventura y me preguntaron cual era mi comida favorita, supe que sería un gran juego. Lo mejor de todo es que no me equivoqué y definitivamente es un título que merece muchísima más atención, por lo genial y diferente que es.

Por eso e infinitas más razones, Earthbound tiene más que ganado el lugar en los 999 juegos antes de morir.

Leave a comment

Comenta o muere: