999 Juegos El Infinito Juegos

999 Juegos Antes de Morir N°902: Mario Kart 64 (1996)

19 junio, 2017

author:

999 Juegos Antes de Morir N°902: Mario Kart 64 (1996)

Antes que aparecieran autos y motos imantados o con turbinas para andar bajo el agua, existió un juego donde los kart eran los reales protagonistas.

Es que no se podría explicar el éxito que tuvo el portentoso Mario Kart 8 y el superventas Mario Kart Wii sin la presencia de Mario Kart 64.

Si bien la exitosa saga de carreras comenzó  en 1992 con el revolucionario Super Mario Kart para la Super Nintendo, fue con la llegada del juego a la Nintendo 64 cuando el título  se volvió e un indispensable para cada consola de la gran N.

Sin duda una de los principales avances de esta versión versus la primera fue el salto exponencial en los gráficos. La Nintendo 64 permitía que cada circuito tuviera detalles 3D impensados hasta entonces, con texturas y diseños que le daban a cada pista características únicas, lo que dejaba atrás los circuitos algo monótonos del Super Mario Kart.

En ese sentido el juego tenía 16 variadas pistas,  entre las que están el clásico Toad’s Turnpike, donde debías lidiar con un taco vehículos digno de una hora punta, la tremenda DK’s Jungle Parkway, en la cual te lanzaban cocos(¡!) si te salías, la temible Bowser Castle y la clásica Rainbow Road.

En cuanto a los personajes  se podían elegir a los ocho más bacanes del mundo Nintendo: Mario, Luigi , Peach, Yoshi, Donkey Kong, Wario y Bowser. Eso sí, los personajes no estaban en 3D, lo que no mermaba la calidad de la experiencia, pero que viendo desde hoy, puede ser tomado como uno de los aspectos negativos del juego.

Te puede interesar:   ARTATTACK!: Metaru

Otro salto importante de este juego fue la posibilidad del multiplayer, lo que te permitía jugar a cuatro personas a la vez, quizá siendo el comienzo del fin de un clásico del quiebre de amistades.

Es por eso que el modo batalla, dónde tenías que reventar los globos de tus amigos y rivales, se convertía en terreno ideal de pasarle la cuenta a un amigo con el que tenías temas pendientes. Además, el modo contaba con cuatro entretenidos escenarios, cada uno con distintas características, que hacían que reventar globos no fuera pan comido.

El modo versus era otra oportunidad de medir fuerzas con amigos. En este se podían elegir cualquiera de las 16 pistas, y tener un enfrentamiento tú a tú con los rivales, ya que no existían CPU.

Si eras más individualista, o simplemente, ya te habías quedado sin amigos por jugar en los dos modos anteriores, estaba Time Trial, donde medías tu talento en las pistas, compitiendo contra tus propios fantasmas (?) y contando con solo tres honguitos de velocidad.

Aunque sin duda  que el modo Grand Prix era el principal, en el cual tenías que participar en los cuatro campeonatos de cuatro pistas en los niveles  50cc, 100cc, 150 cc y extra,  el último donde te cambiaban el sentido de las pistas, lo que te dejaba pa’ la cagá de confundido.

Cabe destacar que la premiación de cada campeonato es uno de las mejores de toda la saga. Salir cuarto lugar te hacía merecedor de una dura y dolora humillación.

Pero Mario Kart no sería Mario Kart sin los poderes. Bananas, caja de poderes falsas, honguitos dorados, estrellas, rayos, fantasmas ladrones  y conchas hacían que cada carrera fuera una experiencia única. Sin embargo lo más importante respecto a esto  es el debut de la concha azul en el juego, lo que cambiará para siempre el destino de miles de habilidosos videojugadores que disfrutaban del primer lugar, entregándole una inmerecida alegría a weones que iban rezagados (a todos nos pasó).

Te puede interesar:   999 Juegos Antes De Morir N°946: Undertale (2015)

Con una jugabilidad perfecta, con 16 variadas pistas  y con unos créditos que todavía me hacen llorar, Mario Kart 64 es un juego que debes jugar sí o sí antes de estirar la pata.

Leave a comment

Comenta o muere: