999 Juegos El Infinito Juegos

999 Juegos Antes de Morir N°894: Fallout New Vegas

7 febrero, 2018

author:

999 Juegos Antes de Morir N°894: Fallout New Vegas

♪“To the town of Agua Fria rode a stranger one fine day
Hardly spoke to folks around him, didn’t have too much to say,
No one dared to ask his business, no one dared to make a slip
The stranger there among them had a big iron on his hip,
Big iron on his hip”♪

Considero a Fallout New Vegas la mejor obra de fantasía de esta década. Es todo lo que debió ser la adaptación de La Torre Oscura: una epopeya tan grande como la vida misma.

Es la novela escrita por mil monos en mil máquinas de escribir del señor Burns. Sabe sacarse del culo: horror, ciencia ficción, cine negro, comedia, drama bélico, slasher, cyberpunk, western y un extenso etcétera, creando una armonía culiá bizarra digna de Stephen King.

¿Cómo lo hace? No se trata de momentos exclusivos dedicados a cada género; New Vegas hace cadenas de misiones con cierta temática determinada y nosotros las devoramos con furia, placer y un poco de amor, porque New Vegas despierta un hambre en mí, por verlo todo, hacerlo todo y por sobre todo: hacerme pico jugando.

En medio del desierto de Mojave, al sur de Las Vegas, hay una tumba sin marcar. En ella yace un mensajero sin nombre con dos balas entre las cejas. Su suerte estaba echada y ganó la casa: “el juego estaba arreglado desde el inicio”… Ese sería un final apropiado de no ser porque estamos en el universo de Fallout, donde los robots vuelan y la coca cola es menos radioactiva.

Un desconocido ha observado todo desde las sombras y ha desenterrado a nuestro desafortunado mensajero, interviniendo quirúrgicamente su cerebro y dándole nueva vida, la cual podrá utilizar como le plazca.

¿Buscará venganza contra su asesino? ¿Tendrá sexo con su asesino? ¿Terminará todo el juego sin matar nada y detendrá una guerra sólo utilizando palabras? Porque esto es New Vegas cariño, puedes hacer lo que te salga de los huevos.

Pero eso no sería divertido sin el escenario correcto

Mencioné que Fallout New Vegas es un universo de fantasía y maldita sea que no exagero: hay orcos con lanzacohetes y zombies mexicanos, el imperio romano resurgió en medio de Estados Unidos y una milicia de cowboys les hacen frente, gangsters con acento italiano le dan cara con pistolas de rayos a una pandilla de imitadores de Elvis (porque le creen un mesías religioso), los Hell Satans mutaron en una sociedad tribal de nómadas mongoles mercenarios, motoqueros con lanzas y flechas con las que combaten a robots vintage de los 50’s.

El resultado es muchísimo más cercano a Hora de Aventura que a otros trabajos post apocalípticos genéricos y por la reconchesumadre que no solo funciona, si no que lo crees y te compenetras con las ridiculeces que ves. Todo forma parte de una experiencia completa.

¿Puede ser mejor? Definitivamente, los elementos narrativos están pulidos al máximo. Podemos decir que Fallout New Vegas no tiene historia, si no que varias aventuras, algunas emocionantes, otras fantásticas y a veces presentan críticas serias y fundadas a diversas formas de gobierno, y cómo el poder engendra una élite dominante y plenipotenciaria que no merece sus privilegios de clase, sin importar cuanto abuse de estos.

¿Prefieres el orden o la libertad? Estoy hablando de mierda al estilo Black Mirror y lo hace todo con personajes que parecen muñecas Barbie aleteando sus brazos plásticos, porque no les mentiré: el aspecto gráfico es como la senda pichula para un juego de 2010. El trabajo de guión es estelar, se adapta a nosotros y a la libertad que tenemos.

Eventos que afectan al mundo entero cambian detalles minúsculos, incluso misiones secundarias completas pueden desaparecer y no nos daríamos cuenta porque el mundo es así de gigantesco y detallado, invitándonos a hacer y deshacer a nuestro arbitrio. ¿Acaso te molesta una ciudad? Pues mátalos a todos y conviértela en una ciudad fantasma, aquí no hay reglas.

Y luego está el gameplay, que es mitad shooter y mitad RPG. La mitad shooter es regular, pero se ve compensada por el sistema VATS el cual permite atacar de manera estratégica y planear los combates con cuidado, atacando a cada enemigo en sus órganos independientes como cortarle la cola a un escorpión gigante, explotar las piernas de un robot o desarmar a un vaquero enemigo.

Todo esto emplea el sistema SPECIAL que determina nuestras habilidades y otorga una plétora de maneras únicas de jugar. ¿Te gusta el sigilo y cortar gargantas con una navaja de afeitar? Aumenta tu agilidad, ¿o quizás lo tuyo es abrirte paso con un martillo percutor? Para esto está la fuerza, ¿crees que la pluma es más fuerte que la espada? Súbete el carisma, es prácticamente una hoja en blanco para que des rienda suelta a tu creatividad.

Y bueno, prácticamente no he dicho NADA de este juego; es masivo. Hay un sistema muy complejo de karma, el cual no se reduce a “bueno” o malo, si no que es dinámico según el daño independiente de cada asentamiento del mapa.

Por ejemplo, si lo tuyo es robar recibes el apodo de “manilarga”. Puedes volverte adicto a las drogas con efectos ridículamente realistas donde llegas a vender tu ropa con tal de pagar unos jales o de lo contrario, la abstinencia te debilita a un punto donde se torna injugable.

Están los compañeros de aventura, cada uno con motivaciones y sub-misiones únicas que incluyen hasta desarrollo de personaje po’, es otro nivel.

Al final del día, Fallout New Vegas está en mi top 10 personal. Es una experiencia extensa, compleja y rejugable, además del primer juego sobre el que escribí aquí en Plan9 hace ya tres años, como pasa el tiempo por la rechucha.

¡Síguenos en Facebook!

Leave a comment

Comenta o muere: