999 Juegos El Infinito Juegos

999 juegos antes de morir: N° 981 Resident Evil 2 (1998)

30 marzo, 2016

author:

999 juegos antes de morir: N° 981 Resident Evil 2 (1998)

Nunca he considerado Resident Evil como una saga de “horror”, al menos la trilogía original más Code Verónica, para mi son juegos de desesperación mezclada con ansiedad y dar vueltas en círculos, porque te quedaste sin balas.

Transmiten otro tipo de sensaciones, jugando con una sinestesia distintiva entre los escalofríos en la espina dorsal y la amenaza constante en la punta de los dedos.

Resident Evil 2, parido y criado por Capcom en 1998 para la play 1, es la secuela dicharachera del buen Resident Evil. Una de las banderas de lucha del survival horror japonés, nos planta cara con una marcada filosofía de “no somos resident evil 1 de nuevo” y se nota, caleta.

Ambicioso, intenso y original, es un ejemplo de libro sobre hacer una buena secuela ¿No me creen? Vamos al grano.

 

En su esencia, el juego consiste en resolver acertijos, combatir zombies y explorar escenarios. Es la forma con la que Capcom malabarea estos tres elementos la que da forma a algo digno de pasar a la historia.

Resident Evil 2 representa un punto medio entre la tensión y suspenso survival horror de RE1 y la acción fluida y agresiva de RE3.

Partimos al igual que su predecesor, eligiendo protagonista. Pero esta vez, son Claire, la chica motoquera que se pela una ballesta, y Leon, el policía novato que choricea una escopeta, con la mala cuea intergaláctica de tocarle enfrentar un apocalipsis zombie en su primer día de trabajo.

Dos semanas tras los eventos de Resident Evil 1, queda la mansa zorra en la apacible Raccon City y está en nuestras manos escapar, descubrir el misterio del virus G, destapar la conspiración de Umbrela, combatir a la sensual Ada Wong, salvar a la pequeña Sherry, sacar cuarto medio y terminar con el conflicto palestino-israelí.

Se trató del último juego que terminé en la Playstation uno original. Que recuerdazos, La partida de Leon se me hizo mucho más sencilla que la de Claire en un fin de semana de locos.

La secuencia final a bordo del tren sigue grabada en mi retina hasta el día de hoy.

El gameplay conserva los controles de tanque (excepto en la versión dual shock que viene con controles 3D) y las funciones tradicionales de los RE y , como mencioné en un principio, es el apartado técnico de RE el que nos ofrece el cambio más vertiginoso de la saga, donde destacan sus graficas ultra poligonales y videos CG de resolución 144p.

Me detengo en este punto, porque el apartado visual es sublime. los fondos dibujados traen vida (o mejor dicho muerte) a Raccon City: Calles destruidas en tonos rojos, cloacas verdosas y la inamovible estación de policía componen una obra compleja por su dirección de arte y composición visual.

Los diseños de enemigos son poco variados y relativamente pobres en comparación a Resident Evil 1. Zombis, perros, cocodrilos, arañas, polillas, plantas y tres monstruos mutantes son literalmente todo lo que hay, exceptuando a los jefes que también son super pocos y dejan mucho que desear (osea, lo corrigieron en el 3 y sucesores).

La música es bacan pero escasa. O sea, te pega cuando debe. Momentos de tensión, combates intensos contra mutantes y adefesios varios en el más arrinconado de los rincones se vuelven mil veces más intensos con los juegos de violines y sintetizadores noventeros, dejando un gran sabor de boca. No obstante su música sólo funciona en el contexto del juego, no guardaría ni un tema del soundtrack pa escuchar en la micro.

*(No así como Silent Hill, del que tengo el OST entero de los cuatro primeros juegos en una carpeta, no digo que seas un fracaso musical RE, pero mientras Resident Evil aprendía a andar en bicicleta, Silent Hill ya estaba de medallista veterano en las olimpiadas de Toluca Valley, son dos juegos muy distintos)

¿Por qué jugarlo?

Lo acepto: Mis lentes de nostalgia eran gruesos con este juego. Después de pasar un verano en la mansión de Resident Evil 1 HD pa PS3 y PC (un JÜEGÄZÖ con mayúsculas y diéresis) puedo ver los hilos en RE2.

En aquel entonces fue una secuela revolucionaria, pero hoy lo veo relativamente más fácil que su predecesor, con puzzles directos sin mucho rodeo y un gameplay de no más de 5 horas por partida.

A pesar de sus errores (culpa en gran parte de que lo hicieron dos veces) aún no se avinagra y conserva el cuerpo de un buen tinto, manteniendo una atmósfera por la que matarían dos veces algunos juegos modernos. Además de un chilion de desbloqueables, como el minigun, el lanzacohetes, la campaña “Fourth Survivor” y “Tofu Survivor” entre otras cosas que no me acuerdo.

Si les cae la baba por volver a morder el fruto prohibido de RE 2, recuerden que hay una versión dualshock para Play One que incluye el modo Extreme Battle, un precursor de los mercenarios, y que el truco para las balas infinitas es abrir el inventario después de que explota el camión al principio del juego y apretar:

Abajo, abajo, arriba, arriba, abajo, abajo, izquierda, derecha, izquierda, derecha y apuntar o R1 si están en consola.

Sólo un juego que deja huella te hace recordar sus contraseñas 10 años después, feliz aniversario 20 de Resident Evil cauros, cauras y otros.

¿Quieres decirle al mundo cuál fue ese juego que te marcó? Manda tu artículo defendiendo tu videojuego favorito a [email protected] o comunícate en nuestro Fanpage de Facebook y sé parte de esta curatoría videojueguil nerd.

La extensión no debe ser más allá de una plana y media en tamaño de letra 12 contándonos porqué tu juego debe ser uno de los 999 que debes jugar antes de morir.

La gloria te aguarda. (Inserta riff de guitarra pulento acá)

Comenta o muere