999 Juegos El Infinito Juegos

999 Juegos Antes de Morir N°905: Age Of Mythology (2002)

7 junio, 2017

author:

999 Juegos Antes de Morir N°905: Age Of Mythology (2002)

Sí, algunos de nosotros aprendimos de culturas, civilizaciones o básicamente todo lo que sabemos de historia por medio del glorioso Age Of Empires.

Entonces Microsoft Studios no podía permitir que siguiéramos siendo igual de porros, por tanto,  se le ocurrió distribuir otro digno sucesor: Age Of Mythology (pero el mérito total se lo lleva Ensamble Studios, quienes se dieron el lujito de crearlo para luego ser lanzado por el año 2002).

Todo para nosotros, fieles seguidores de los juegos de estrategia de calidad y llenos de conocimiento, cultura y aprendizaje. Porque obvio. No todo es tan sólo entretención.

Acá yo ya estaba botando fluidos. Era un tráiler superlativo.

Por allá en 2002 yo tenía como 12 o 13 años, tiempos en el que computador con Pentium III era exquisito; donde jugar juegos de pelea en el mismo teclado –a falta de joysticks– era imposible por el bloqueo del mismo al presionar más de 3 teclas de manera simultánea; donde tener conexión a internet estable era simplemente un privilegio de pocos.

Era un producto cuyo desarrollo fue pulido. Anteriormente, ya tuvimos la oportunidad de probar AoE y sus expansiones; ya habíamos probado Starcraft; ya algunos probamos Empire Earth o Command and Conquer. La fórmula había sido degustada, disfrutada, digerida y cagada. Nosotros queríamos más.

Quería el motherfucker Age Of Mythology y, hasta el día de hoy, puta que me gusta pronunciarlo.

Cuando por fin lo baje, hice malabares para hacerlo funcionar y realicé los primeros crackeos de mi vida, por fin lo tenía en mi poder y, aunque no me corría full en rendimiento, me importaba una mierda: lo tenía y eso era lo que importaba.

Desde entonces es que me volví progresivamente un experto en mitología griega. Luego era turno de los egipcios, luego los nórdicos. ¡Dios! –pensaba cada vez que llegaba del colegio, y ahora que lo pienso, creo que debí pensar “¡Dioses!–, porque finalmente lo tenía. Estaba justamente ahí, en mi tarro, al alcance de mis dedos.

AoM te posicionaba en un mundo vasto. Si bien no tenía las chiliones de civilizaciones como AoE, cada facción estaba perfectamente equilibrada, con sus virtudes y debilidades.

Te puede interesar:   999 Juegos Antes De Morir N°960 Mass Effect (2007)

En cada una de ellas podíamos encontrarnos con 3 grandes dioses cuyas características se especializaban en distintos artes de guerra. En los griegos tenemos al todopoderoso Zeus, Hades y Poseidón; en relación a los egipcios podemos escoger a Ra, Set e Isis; en la cultura nórdica, teníamos a nuestra disposición a Thor (versión no-mijito rico, por supuesto), Odín y Loki.

Además de jugar recursos, tenemos la posibilidad de avanzar de edad. Podíamos escoger entre dos dioses, cada uno especializado en algo específico, por tanto, había que elegir sabiamente en función de tu estrategia y el transcurso de la batalla.

A lo anterior, le sumamos que no contamos solamente con ejército humano, sino que podíamos hacernos con las pulentas “unidades míticas” que era básicamente pelear con centauros, dragones, gigantes de fuego, esfinges y cuantas criaturas mitológicas puedas imaginar.

Y, no mis niños, no sólo eso, también estaban los poderes de los dioses, los cuales te otorgaban 1 por cada edad que avanzabas, hasta obtener un total de 4 poderes, los que te ayudaban de distintas formas para alcanzar la victoria.

Algunos de los poderes más bacánes, era tirar lluvia de meteoros, tormentas eléctricas, convocar dragones, lanzar tornados y transformar unidades enemigas en chanchitos. Sí, en chanchitos. ¿Bacán o no?

Cuento corto, después de disfrutarlo por muchas horas, después de reducir la cantidad de amigos, salidas a la calle y disminuir contacto con cualquier otro ser humano, me sentía satisfecho. Realmente es un juegazo.

Con el tiempo, después cuando creí que estaba recuperando mi vida social, sacaron la expansión y ahí nuevamente me fui a la chucha. No les bastaba a estos cabros de Ensamble Studios sacar bestias míticas, lanzar poderes de dioses y dejar la cagá: la era de los titanes estaba con nosotros.

Y no contentos con eso, agregaron otra civilización: los atlantes, quienes consigo traían otros dioses: el pulento Cronos, Urano y Gea. De nuevo al vicio. Puta, era hermoso todo, no podía resistirme.

Especialmente la campaña de esta nueva expansión en donde podías ser espectador en primera fila de la lucha entre titanes mitológicos, al puro estilo Mazinger Z o alguna hueá así.

Te puede interesar:   El director de la primera temporada de True Detective, ahora es el de Bond 25

Años de jugarlo no fueron suficientes, porque hoy por hoy, AoM sigue estando vigente pues el guatón de Steam lo lanzó nuevamente por su plataforma pero esta vez en HD, remasterizado y con una nueva expansión: Tales of the dragon, en la cual se agrega una nueva campaña y con ella una nueva civilización; los chinos, los cuales cuentan con sus propios dioses: Shennong, Fuxi y Nuwa.

Sí, también lo tengo, pero esta vez lo compré como un buen adulto que soy, responsable y sobretodo, con ingresos.

La única diferencia con los tiempos de antaño, es que ahora soy papá y no tengo tiempo para poder disfrutarlo. No obstante, probablemente los chinos sean más poderosos que las otras civilizaciones, porque puta, son chinos, todo lo hacen bien. Como dicen por ahí, por más seco que seas en algo, siempre habrá un chino mejor que tú.

Dioses, poderes, héroes, bestias, dragones, valkirias, gigantes, catapultas, castillos, monumentos, templos, civilizaciones. Puta, si te gustan los juegos de estrategia, AoM es un título que debes tener o, por lo menos, haberlo jugado.

Sin ninguna duda, un imprescindible.

Comenta o muere

Computadora central de Plan Nueve. (no) Inteligencia Artificial.