fbpx
Cine + Series

9 Obras de Ciencia Ficción la zorra

23 agosto, 2016

author:

9 Obras de Ciencia Ficción la zorra

Mi vida es como una cadena de Facebook: La comparte gente de la tercera edad, nadie la lee completa y los únicos interesados en transmitirla son considerados unos pesaos.

Supongo que así se siente tener veintitantos, una serie interminable de pequeñas historias irrelevantes y confusas que se suceden en el infinito. Es entonces cuando la ciencia ficción cumple su destino manifiesto… y nos transporta.

Es un boleto de ida a un mundo del que traemos más souvenirs de los que podemos cargar, recuerdos de viajes marcados en la retina que sólo con cerrar los ojos volvemos a sentir.

No es un escape, tapaos los oídos al escuchar esas palabras funestas, porque integramos a nuestras vidas los contenidos nacidos de la imaginación más salvaje, más hardcore, en su estado más puro.

Las bestias pardas que componemos Plan9 amamos la ciencia ficción. El propósito de armar esta lista es lisa y llanamente provocar a quienes colaboran en el proyecto, desafiarlos a decir: “¿Cómo mierda no pusiste tal película?” o “¿Como cresta no has leído este cómic tan pulento?”. En otras palabras es un juego, ver hasta donde llegamos, quizá una secuela donde la única regla sea divertirse, pasarla bien y tener mucho cuidado, porque de lo contrario podemos terminar aprendiendo algo.

Énfasis en la palabra “obra”, que nos cabe todo el espectro de la creatividad humana, es la magia de la ciencia ficción.

Solaris (1972)

Tarkovsky en Solaris hace lo imposible: Cine arte que no aburre. Bueno, no esperen una Mad Max, pero es un filme ágil dentro de lo que 1972 podía ofrecer.

Además que el verdadero genio de esta adaptación cinematográfica está en dinamitar las fronteras entre la ciencia ficción y el arte. Hasta ese entonces el género estaba atrapado en un cubo de moralismo excesivo. O hacías películas y cómics para niños con marcianos y robots (que igual son la raja) o te ibas a predicar sobre los riesgos de la energía nuclear, el daño al ecosistema, los regímenes autoritarios … con marcianos y robots.

Solaris habla en dos horas del ser humano en su búsqueda de la luz, el individualismo y el viaje interior. Pero esa no es la razón por la que ves la película, frívolo de mierda.

Tarkovsky es un mago de la cinematografía, capaz de hacer más de 15 ambientaciones distintas en la misma historia de un hombre que se embarca en un viaje espacial. Busca contrastar los típicos colores cromados y metálicos de las películas espaciales con tonos cálidos y variados.

Puntos extra por la escena del paseo en auto por las calles de Japón (es una película muy fuerte en metáforas visuales, no escatima en gastos). Solaris deja a 2001 Odisea en el Espacio como Interstellar, son palabras mayores pero conozco las consecuencias.

Lucky Starr: Ranger del Espacio

24720313

 

Uno siempre asocia a Isaac Asimov con la saga Fundación, las leyes de la robótica y libros en general bien poco lúdicos, o al menos lo suficiente para aparecer como ejemplos en textos de Lenguaje y Comunicación de séptimo básico.

Lucky Starr es la respuesta dicharachera de Asimov a la ciencia ficción más dura… que él mismo había creado. Una serie de historias pulp que toman lo mejor del género de detectives y las películas de monstruos del espacio, ambos íconos de los 50, y les hacen navegar entre la seriedad propia de las historias noir con funcionarios corruptos y políticos inescrupulosos, mezclando personajes ridículos y entrañables en aventuras episódicas a través del sistema solar.

De más está decir, lo leí cuando iba en quinto básico y me dejó loco ¿Los cabros chicos tienen lectura silenciosa hoy en día?

Aeon Flux (La versión animada del 92, no la ponzoñosa película que hundió por 10 años la carrera de Charlize Theron hasta que hizo de Furiosa en Mad Max, a quien todos amamos)

MTV solía tomar riesgos, los noventas partieron con el segmento Liquid Television, donde la animación para adultos comenzaría a picotear tímidamente en el espectro televisivo, compartiendo junto a la programación musical noventera. No voy a hablar de “MTV ya no pasa música”, ese es un debate zanjado: El internet ganó, y siendoles sincero estamos infinitamente mejor así.

Pero me desvío del tema, Aeon Flux es una serie de cortos animados vanguardistas sobre una espía ninja dominatrix que se mete en toda clase de situaciones eróticamente violentas, de las que sale principalmente a balazos. La magia está en la animación fluida, los diseños ultra estilizados que rayan en lo grotesco y que nadie habla salvo uno que otro gemido y balbuceo, por lo cual la historia (bastante desarrollada) se vale únicamente de metáforas visuales.

Megaman X

Megaman es un clásico contemporáneo de los videojuegos, con su dificultad ridícula y sus miles de secuelas cimentó las bases de un género, y rellenó los bolsillos de Capcom con billetes. Es un juego importante, no cabe duda. ¿Pero es una obra importante de la ciencia ficción? Les digo que sí, sin rodeos, y Megaman X es el brazo armado del potencial que la serie puede lograr. Ubicado 100 años después de la saga clásica, robots y humanos viven pacíficamente, hasta que por supuesto: Queda la cagá.

La interminable batalla entre Maverick Hunters y Reploids, robots con capacidad de aprendizaje y libre albedrío, encarnada en los conflictos y tribulaciones de X y Zero, dos androides policiales que buscan acabar con los planes de Sigma y su movimiento de izquierda revolucionario. ¿Rebelión de los robots? No en mi guardia.

Siempre me causó curiosidad el backstory de X, quien estuvo 100 años dentro de una cápsula diseñada para enseñarle la diferencia entre el bien y el mal en los aspectos más controversiales de la moralidad humana. ¿No debió aliarse con Sigma? Después de todo robot significa esclavo.

12 Monos

Terry Gilliam fue reclutado como director mercenario para Universal Studios, los ejecutivos le dieron un guión y una orden: “termina la película a tiempo”, nada más. Esa libertad  creativa parió una película fascinante: Las escasas escenas en el futuro son oro sólido, llenas de maquinaria oxidada, lentes gran angular y tubos sucios.

Todo es tan…húmedo, tan biológico y plástico al mismo tiempo que no puedo parar de amarlo.

El filme nos pone en las botas de Bruce Willis como Bruce Willis del futuro en 1999 y Brad Pitt en el mejor rol de su puta carrera, mientras buscan rastrear el avance de un virus que obligará a la raza humana a esconderse en el centro de la tierra, todo esto desde la comodidad de un asilo psiquiátrico, drogados hasta las pelotas.

El giro en la trama es que Willis no busca impedir lo sucedido (“lo pasado ya pasó”) sino que evitar que el virus se disperse, y de ser posible conseguir una muestra para desarrollar algún tipo de vacuna.

La película plantea un problema que no se ve seguido en las historias sobre viajes temporales ¿Qué tan exacto tiene que ser el viaje? La forma en la que se comunica Willis con el futuro también es super loca, dejando mensajes en máquinas contestadoras, como si hubiese un plan de contingencia en caso de viajeros temporales preparado de antemano. La vi siendo un niño, al igual que la mayoría de obras en esta lista, y me dejó marcando ocupado.

Shadowrun (de Sega Génesis, pero el de Super Nintendo igual es la conga)

Imaginen Calabozos y Dragones en el mundo de Blade Runner. Enanos, orcos y elfos se dan con armas de energía, brazos biónicos y técnicas de hackeo industrial en un RPG completisimo para la época en que vino a nacer, 1994.

Las limitaciones técnicas de su tiempo no le impidieron explorar nuevas mecánicas, como el mundo abierto, los diálogos tapados de decisiones y las misiones secundarias que pululan por todo el Estados Unidos postapocalíptico cyberpunk.

Tuve que revisitar este juego de grande, a los 8 años el emulador de Genesis me masticó y me escupió por mis escasos conocimientos en el idioma inglés, además de la tendencia que tenía a dispararle a todo el mundo (cosa que claro, es muy sana). No jugué la versión de Super Nintendo, pero es un juego completamente diferente y igual de bueno, están basados en un juego de tablero, que está bacán.

Transmetropolitan

Transmetropolitan_06_p14

La odisea del hombre medio por encontrar su destino, encarnada en un periodista gonzo del siglo 23, sumergido en una distopía de consumismo, hedonismo, sexo y muchas, muchísimas drogas. Es Miedo y Asco en las Vegas cyberpunk ¿Debo agregar algo extra?

Claro, es un comic del 2000 publicado por DC que sigue las aventuras de Jerusalem Spider en una obra tapadisima en sátira política y contenido social con un estilo tan genial como grotesco. El resultado es como si Futurama se cogiese a Rick & Morty sobre una pizza de piña.

Transmetropolitan1

¿Es idea mia, o las distopías futuristas de ciencia ficción realmente dan al clavo cuando lo hacen a través de la comedia? Hay barreras que sólo pueden ser derribadas cuando nos reímos de ellas. Temáticas serias, muchas veces consideradas tabú, de las cuales sólo reír puede salvarnos, puede redimirnos, puede completarnos y darnos forma en el caótico lago de la vida.

O quizás estoy hablando mierda de nuevo, es el riesgo que estuvieron dispuestos a aceptar dándole click al link.

Cowboy Bebop

You’re gonna carry that weight. El Bebop es uno de los agujeros en mi memoria que visito con más frecuencia. Spike Spiegel tiene dos ojos: Uno atrapado en el pasado y el otro en el presente. Desde entonces sólo puede ver fragmentos de la realidad y nunca la imagen completa.

Cowboy Bebop es único, cualquier hijo de vecino te puede decir eso.

¿Qué puedo decir yo? Es una serie que hace lo que quiere con las herramientas que presenta: Si quiere ser una comedia se vuelve una, si quiere drama, acción o romance se convierte en lo que le sale de los huevos. Y lo hace bien, cada episodio es autoconclusivo. Son pequeñas anécdotas en la vida de los 5 tripulantes inadaptados del Bebop, una nave espacial que viaja por el sistema solar.

Cada personaje es vasto e interesante como persona. Ojo, como persona, estoy hablando de putos dibujos, dibujos que se sienten reales. El pasado les muerde las nalgas, como a todos, lo que es en gran parte la fuente del drama.

La ambientación, los colores, la fotografía y la puta música son de un nivel antinatural, no se supone que esta mierda de serie sea tan buena.

Por la cresta que es difícil hablar de esto sin sentir miedo, miedo de inflarles la serie como si fuese un payaso y que se reviente, que falle en engancharlos, fracase a un nivel íntimo personal y que tu sigas adelante con tu vida y llegues al final, a tu último aliento y no hayas gastado las 6 horas y media que te demoras en terminarla, por favor es una sola temporada y está entera en Youtube, entera ¿Qué quieres que haga para que la veas. ¿Saltar en un pie?

The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars

El giro en la trama, chan chan chaaaaan. Porque nadie espera a David Bowie, el sólo llega, nadie tampoco espera un disco de música en un top de ciencia ficción, pero así soy yo, si me apetece poner un disco lo pongo, me meo en los tops tradicionales.

Más?
La Dimensión desconocida, presenta dos avances bien pulentos (y desconocidos)

La odisea personal de Ziggy, el mesías leproso del espacio exterior, andrógino y bisexual se nutre de la leche del estrellato y la bondad humana, sólo para caer en una espiral de autodestrucción es el magnum opus de Bowie, un disco conceptual en el cual cada tema es un capítulo de la historia.

La tierra está por ser destruida en 5 años por el agotamiento de los recursos naturales, por lo que Ziggy Stardust viene a la tierra a transmitirnos su mensaje en forma de canciones y por supuesto: Todo sale mal. Son 38 minutos de sus vidas, véanlo como una inversión a futuro, porque la vida es un cigarrillo después de todo.

Síguenos en Facebook. El futuro es hoy.

Comenta o muere