Cine + Series

9 Películas mega pulentas la zorra de este 2017

29 diciembre, 2017

9 Películas mega pulentas la zorra de este 2017

Seguimos con este irregular intento de hablar de lo bueno, lo malo y lo feo del año que se nos va.  Ya vimos nuevo discos de K-Music  la zorra, y nueve discos femeninos, ahora me toca a mi, elegir según mi criterio, nueve joyitas de este año.

Si no le gusta o considera que deberían ir otras, abajo está la caja de comentarios para aportar con increíble violencia. Ahí vamos.

Logan

Logan hizo más por los supers en una sola película que todo lo hecho por DC y Disney/Marvel este año. Una cinta que buscó darle por fin un tratamiento más adulto a un personaje que a todas luces, estaba castrado por el formato más PG13 de la saga principal.

Mangold pudo sobrepasar las limitaciones impuestas por personas como Thomas Rothman y abrazó el tono que hace años merecía el personaje cuya primeras intenciones están en la fallida Wolverine.

Una cinta que supo ofrecer algo más que lo conocido y da el mejor cierre para personajes como el Xavier de Patrick Stewart, introduce a una notable X23 (la revelación de Dafne Keen) y honra con respeto el legado de un actor como Hugh Jackman que jamás se había visto tan cómodo en el papel.

Mother!

Pagana, simbólica, violenta, explícita. Esos son partes de los adjetivos que se me ocurren cuando recuerdo lo último de Aronofsky. Más cercano al Darren de The Fountain que al de Noah o Black Swan, pero siempre permeado por la religiosidad, la historia que es una metáfora de la biblia, de la naturaleza, de la creación como acto de nacimiento y como vertiente creativa, es un combo que cuesta digerir pero que tras cada visionado, adquiere más sentido.

Blade Runner 2049

Villenueve hizo lo imposible. Todavía le doy vueltas a 2049 porque a pesar de que le encuentro muchos, sigo impresionado por pasar con holgura la titánica tarea de expandir, recoger y honrar el legado de una de las cintas fundacionales del sci fi moderno.

No solo hizo un relato acerca de la identidad, lo real, y cómo entendemos nuestro lugar en el mundo, además, da el paso adelante para desafectar a Blade Runner de Deckard, de la necesidad de explicar todo porque en realidad, eso nunca fue el centro de la historia y expandir el mundo como si fuera una entrega más de los libros de K. Dick.

Una película que a pesar de contar la historia de la creación, del mito fundacional de una especie envuelto en un policial futurístico, se las arregla para tener más alma que muchas más cintas masivas y muchas otras indies.

Villenueve aprueba con un sobresaliente, y ya nos está mal acostumbrando.

Logans Lucky

Curiosamente otra película llamada Logan, pero cuyas similitudes acaban ahí. El retorno de Steven Soderbergh, un director al que quiero mucho, con oficio, y estudioso como el solo del cine, nos trae un heist con olor campirano.

Bajo las actuaciones impecables de un sorprendente Channing Tatum, un apañador Adam Driver y un reparto de secundarios que como siempre, brillan por sobre la media con Daniel Craig a la cabeza,  Logan Lucky debe tener por lejos, algunos de los mejores gags del año (en especial uno sobre Game of Thrones) y un timming notable para contar la historia de los hermanos que se roban el premio de una carrera NASCAR.

Te puede interesar:   La madre de Carrie Fisher; Debbie Reynolds fallece a los 84 años

Get Out!

Jordan Peele demostró que el mejor acercamiento al horror proviene de la experiencia adquirida en la comedia. Get Out! tiene secuencias que demuestra una absoluta devoción por el género (la escena inicial de un negro atemorizado en los suburbios reboza Carpenter por dónde se le mire) y que subvierte todos los preceptos que se puede tener sobre los miedos sociales que aunque parezca ridículo (que lo es) siguen mega vigentes a la fecha.

Quizá no todos puedan comprar su parada que amalgama la comedia, la crítica social y el thriller (más que el horror), pero sin duda, es un relato ambicioso, bien contado, bien narrado y absolutamente inquietante.

War for the planet of the apes

Hay pocas cosas más raras que un blockbuster con alma. Si existe algo así, entonces lo realizado por Matt Reeves es alumno aventajado.

War for the planet of the apes es el cierre que la saga necesita. Si acaba acá, no hay problema, lograron hacer una trilogía que solo se supera a si misma, que incluso en varios puntos claves llega a superar a la original (con el perdón de Charlton Heston). Si todavía queda por contar, por favor, estoy ansioso de saber lo que van a hacer con el fin del legado de Cesar y su parábola bíblica y como nos acercamos al futuro que en algún grado, todos queremos ver.

Una guerra que siempre fue inevitable, pero cuyo viaje siempre fue lo más preciado.

John Wick: Chapter 2

Si hay algo que tiene la saga del viejo Wick y que no tienen las otras cintas de acción, es arte. Arte en sus coreografías, en su montaje, en su leitmotiv narrativo.

La segunda entrega de la saga de Reeves expande el universo (que también podría ser el principio del fin) pero también, es un viaje sensorial, estimulante, dominado por un ritmo frenético que jamás cae en la depravación.

John Wick tiene tanto estilo, como violencia. Es el arte del asesinato.

The Bad Batch

Ana Lily Amirpour tiene la atención de este servidor tras la genial A girl walks home alone at night, y acá, de alguna forma, y guardando las proporciones de un relato indie, se las ingenia para transformar su segunda incursión en el largo como una ambiciosa apuesta extravagante que es de todo, menos aburrida.

Una distopía que ocupando como fondo un futuro caníbal post apocalíptico, es literalmente un viaje en ácido. Quizá muchos se quejen de la falta de una real construcción de personajes más allá de diálogos escritos en una servilleta, pero creo, que Bad Batch jamás estuvo interesada en eso. No por lo menos de ser más allá de el vehículo para mostrarnos una  escena caníbal al ritmo de Ace of Base.

Te puede interesar:   John Wick 2: el arte detrás del montaje de acción

無限の住人: Blade of the Immortal

Hablando de sangre, la película 100 de Takashi Miike, es sangre, sangre y más sangre.

Una declaración de principios anárquica que adapta el manga homónimo Hiroaki Sambura y que se siente como un loop infinito de ultraviolencia, humor y personajes mejor definidos que mucho de lo que hace Hollywood en un semestre.

Miike podrá ser irregular, pero acá el pulso y el ritmo para contar la historia del hombre que debe asesinar a 1000 para restaurar el honor de su señora es el mejor exponente de que cuando se pone serio, el tipo sabe.

BONUS STAGE

It comes at night

Íntima, como la sensación que deja un mal sueño. Así se puede definir It comes at night. Una película que llegó y se fue sin mucho ruido, pero que es representante de ese nuevo horror que de cuando vez toca nuestra cartelera. Ese horror que se cimienta sobre la atmósfera el temor primigenio por sobre lo visceral.

No exenta de algunos problemas como el síndrome del corto alargado, la propuesta de Trey Edward Shults, reúne sin embargo, el suficiente mérito para reconocer los nuevos aires que quiere tocar el incombustible género del horror.

Baby Driver

Todo lo que teníamos que decir de Baby Driver, lo hicimos acá. Ahora si no quieres leer la reseña, te la resumo: ES LA ZORRA.

The Foreigner

El regreso de un Jackie Chan a la acción dura. Una entretenida cinta de acción que nos recuerda porque Chan sigue siendo un seco a sus más de 63 años y que no escatima en hacer bien, donde todo lo que se hizo post-Taken, mal.

I Don’t Feel at Home in This World Anymore

Una joya indie oculta. Llena de humor de mierda, situaciones absurdas y personajes entrañables, lo último de Elijah Wood se antoja como un viaje que equilibra la comedia, el drama, el gore y el absurdo de forma satisfactoria. Lo de Macon Blair es claramente, un hijo putativo de los Coen en todo regla.

Y eso es bacán.

Periodista. Fundador de Plan9. Weón fome.
Leave a comment

Comenta o muere: