Cine + Series

9 Películas por si llega el fin del mundo

28 abril, 2017

9 Películas por si llega el fin del mundo

Sí, el mundo está cuático. Terremotos, incendios, maremotos; Henry Boys, más terremotos. Muchas son las señas de la llegada del fin del mundo.

Acá en Plan9; nos preocupa de sobremanera este apocalipsis. Por eso queremos hacer una selección con películas para el fin de los tiempos. Uno nunca sabe cuándo tiene que aplicar lo aprendido.

Así por último nos vamos con estilo. Ahí vamos.

Mad Max: Tetralogía

NO PUEDE NO ESTAR. La saga distópica por excelencia. Todo lo hecho por el tata Miller es una evolución lógica de un universo en decadencia.

Desde la primera Mad Max una sociedad en la que todo está enrarecido, inminentemente cercano al fin, hasta Fury Road, donde se abraza la locura al 100%.

Desde la declaración de principios que es Road Warrior, hasta la más amable Beyond Thunderdome.

Mad Max es una serie que siempre ha apuntado a develar la condición humana cuando se pierden las estructuras sociales dominantes.

Una saga de la que Plauto estaría orgulloso; pues nunca queda más claro que el hombre, es un lobo para el hombre.

These Final Hours

Interesante pero fallida película independiente australiana del 2014. These Final Hours aborda las últimas horas de la humanidad antes de que una ola de fuego nacida del impacto de un meteorito nos borre por completo.

Nuestro protagonista James (Nathan Phillips) es un joven que abandona a su novia horas antes de que eso pase para irse a carretear a una mega fiesta-orgía dont stop the party paradox.

A pesar de tener en el papel ideas interesantes sobre los impulsos y los deseos; sobre la miseria de la desesperanza, la cinta lamentablmente se queda a medio camino debido a un guión carente del ritmo apropiado y que fuerza algunas situaciones que podrían haber sido resueltas de mejor forma.

Con todo eso al costado, These Final Hours es un interesante ejercicio sobre las decisiones, el afecto y la capacidad para arrepentirse y perdonar.

Ojo a las escenas de la fiesta del fin del mundo.


 

Dawn of the Dead

Si hay alguien que entendió el fin del mundo, es George Romero.  El padre de todos los zombies pasó de crear una sencilla cinta sobre el miedo a la muerte (y la radioactividad, ergo, la modernidad) a una sátira sobre nuestra sociedad de consumo, lo alienado del comportamiento social, la desesperación de la soledad y la incapacidad de entender al otro.

Por supuesto si no tienes paciencia; la versión de Zack Snyder es una digna actualización que llega a ser metaparódica.

28 Days later

Danny Boyle debe haber construido una de las películas definitorias del género en la década de los 2000.  28 Days Later abrió nuevas perspectivas sobre como entendemos el “problema zombie” y de la sociedad post apocalipsis.

Ya no es el miedo a la muerte. Es el miedo a la infección. A la despersonalización; a la inmediatez. Una sociedad más veloz, ya no necesita el letargo del zombie lento.

28 Días habla de la globalización y lo realmente solos que estamos en el mundo. Habla de la familia y al igual que algunas de las anteriores, como nuestras estructuras y la moral se van al carajo cuando el mundo arde.

Independence Day

Era 1996 y Will Smith era una mega super estrella global. Nuestro miedo más cercano ya no eran los zombies, ahora era una invasión alienígena; el fin del mundo acá proviene del miedo al otro, del que no podemos comprender y se acercaba el fin del milenio, así que los ingredientes estaban en la mesa.

Una reversión de un clásica película de invasión extraterrestre con tecnología de punta y actores taquilleros.

Roland Emmerich concretó no solo concretó una de las películas blockbusters más patrióticas y recordadas del último tiempo, sino que además cimentó las bases para la estructura de todas las cintas de mega desastres que vendrían después.

Los bueno es que los aliens usaban Windows y por eso los pudimos vencer (?).


Melancholia

Lars Von Trier y el fin del mundo ¿qué puede salir mal? Kirsten Dunst  y Charlotte Gainsbourg protagonizan este filme que aborda el fin del mundo para una familia, y de paso, la destrucción de la humanidad.

¿Es posible tener una vida después de ciertas decisiones? Melancholia aborda el fin de la vida en perspectivas simbólicas y literales. El como renegamos de algunas cosas que son inevitables por un falso sentido del optimismo.

La negación es una salida temporal que suele explotarnos en la cara. Melancholia se encarga muy bien de retratar eso.

 

Children of men

Tremenda. Sobrecogedora. Children of Men es un clásico moderno. La visión más plausible de nuestro futuro inmediato. Uno donde el hombre se destruye a si mismo, incluso antes de la infertilidad.

Cuaron logra crear un héroe roto a la usanza de Deckard en Owen y muestra una maestría con la cámara que definirían muy bien la personalidad de la cinta.

No tengo palabras para explicar (para mi) lo inconmensurablemente extraordinaria que es Children of men.  

HardWare

Basada en el cómic SHOK!, Hardware es para muchos, una especie de prima pobre de Terminator mezclada con Mad Max. Y en cierto sentido, lo es. Nace después de que Cameron triunfara con su visión futurista y toca temas similares.

En el futuro, la tierra está desolada. Llena de radioactividad, la gente que camina por el páramo desierto busca algo a que poder aferrarse. Trata de poder sostener una frágil sociedad de la que no queda casi nada. 

En Hardware estamos frente a la clásica historia del robot asesino, pero permeada por capas de géneros muy bien tratados (para su escaso presupuesto) y con una banda sonora increíble para su tiempo.

Completamente infravalorada.

Las Hormigas Asesinas

Este cortometraje que acompaña la opera prima de Alberto Fuguet, Se Arrienda, es derechamente mucho mejor que la película.

Protagonizada por Benjamín Vicuña, unas hormigas asesinas se comen a todo el mundo, y nuestro protagonista queda solo en un Santiago desolado y bellamente filmado, abstraído en la más profunda de las soledades.

Como una especie de homenaje a la Nouvelle vague en su estilo, Las Hormigas Asesinas es genuinamente, una pieza muy bonita de cine nacional a pesar de todo el postureo que puede haber en ella (que lo hay).

Periodista. Fundador de Plan9. Weón fome.
Leave a comment

Comenta o muere: