El Infinito

9 Superlativos OST de videojuegos #oldschool

8 abril, 2016

author:

9 Superlativos OST de videojuegos #oldschool

Aquellos que para los que ya tienen más de 20 años, estos juegos están en su corazón y los recuerdan con nostalgia. Lo sabemos.

Cuando suena la musiquita de cada uno, a uno le llegan al fondo de su alma y realza nuevamente aquellas imágenes de cada etapa pasada; de cada minuto que pasamos jugando ese hermoso título.

A continuación, los 9 mejores OST de los juegos que ya pasaron, pero aún siguen resonando:

Megaman X

Picao a choro Megaman

De la mano de Setsuo Yamamoto, Makoto Tomozawa, Yuki Iwai, Yuko Takehara y Toshihiko Horiyama, nos trasladamos al pasado para sintonizar los primeros sonidos del juego favorito de muchos: Megaman X.

Cómo olvidar los primeros pasos de este juegazo, y especialmente, cuando de música se trata, pues cada tono, instrumento y melodía, dotaba de este título de Snes de toda -como diría mi abuela- la taquilla y onda, sumando sonidos de bajo, acordes de guitarra y toda la onda de los 80’s.

Cómo no recordar el sonido de la presentación, del menú, de la primera etapa y hasta del pausa. Todo es un exquisito recuerdo que hay que saber masticar y saborear.

Sólo póngale play y comience a recordar con esta lista. Menos mal tenemos estos cabritos de YouTube que hacen nuestra pega.

Castlevania

Super_Castlevania_IV_-_01

En 1986 (muchos de nosotros aún ni nacíamos) nace desde Konami un juego de plataformas bastante particular. Un juego clásico de los clásicos que hasta el día de hoy en la entrega (cuyo número no sé porque hay muchos títulos de Castlevania), nos entregó los primeros elementos góticos, sangrientos y oscuros píxeles para disfrutar.

Junto a su tradicional jugabilidad, también nos trae su gran música. Muchos recuerdos desde hace años.

Como vemos, evidentemente el juego ha evolucionado bastante, así como también su banda sonora, pero lo que queremos detonar hoy, es que a ustedes ojalá se les caiga una lagrimita, por más pequeña que sea con estos juegazos.

Es por eso que quiero destacar su sonido Dolby Digital -1.0, de la década de los 80′ y de 8 bits. Destacar porque aunque hoy está de moda esa música, de 8 bits, lo cual nos dice que es una gran música y que, por más tiempo que pase, lo único que logra es que nos siga gustando.

Puede que sea 8 bits, 16 bits o whatever, the fact is que la hueá la lleva y punto. Desde el segundo 00:06 empieza “Vampire Killer”, dime que sí lo recuerdas.

Chrono Trigger

chrono_trigger

Cuando yo era shico, solamente jugaba. Pero después que pasó el tiempo me fui dando cuenta que Dragon Ball Z y este juego tenían mucho parecido en su diseño. Años de después, cuando me pegué la cachá, me desconchetumaricé y fui menos longi, caché que Akira Toriyama había hecho los los dibujos y, naturalmente, me terminó gustando más. Obvio.

Desde SNES, este juego dejó una huella en la historia de los videojuegos de rol pues no solamente destaca su jugabilidad, sus personajes, la envolvente historia (además de la rubia rica que salía que no me acuerdo su nombre y no googlearé, por loser) también por exquisita banda sonora que enaltece todas sus características.

Como siempre, es sumamente importante cada OST en cada juego, película o cualquier otra obra para poder llegar rápidamente a nuestra memoria y quedarse allí por años y este juego da en el clavo. ¡Póngale play no más!

Final Fantasy

2363827-snes_finalfantasyii

Final Fantasy, no nos ha traído solamente títulos infinitos hasta el día de hoy, que los japos obviamente seguirán explotando de manera masiva como lo han hecho hasta hoy, sino también, pese a que no soy un amante de este título, sí rescato de forma absoluta su OST, su música, sus orquestas y cada nota que hace de este título otro clásico en los videojuegos.

También por allá en 1987, nace desde su creador Hironobu Sakaguchi y Square Enix y con él una banda sonora exquisita que me recuerda también mucho a Zelda: Ocarina Of Time, pues según yo tienen la misma mística que dan sensaciones bastante parecidas. Tranquilidad, paz, magia y todos esos elementos mamones que nos gustan de manera dosificada pero en momentos especiales.

Hasta el día de hoy, en estricto rigor, hay 16 Final Fantasy. Está bien, es un gran juego y un título que sacó de la bancarrota a Square Enix, pero más allá de su historia de trasfondo, hoy nos quedamos disfrutando de su maravilloso OST. Disfrútenlo.

Metal Gear

Snake… Snake… Snaaaaaaaake!

Juegazo. Para mí el gran iniciador de los juegos de espionaje desde el primero, desde el clásico Metal Gear cuyos sonidos aún eran de 8-bits.

Otra vez, de la mano de Konami junto al chino pulento de Kojima, lanzaron este título, de nuevo, en 1987 (al parecer fue un gran año para la industria de los videojuegos) para proclamarse hasta la fecha como uno de los mejores. Y cómo no serlo, si además de ser bacán tiene a Solid Snake.

Te puede interesar:   ‘Poltergeist’ Making-Of Featurette: El Horror en los suburbios

Luego de su lanzamiento en MSX 2, se vino su relanzamiento en PlayStation y ahí quedó la patá. Cuántas horas jugando esta obra maestra, dios mío, cuánto tiempo hermosamente invertido en este hermoso pieza de arte. Han de reconocer que cada vez que uno escucha Metal Gear, se le viene a la cabeza de forma automática la cancioncita de cuando te descubren. Sí, esa misma que ahora tienes en tu cabeza. ¿Cómo se logra eso?, ¿Cómo es posible que con sólo una imagen en la cabeza, un estímulo, una pista se gatille una orquesta entera en tu cabeza? Maravilloso.

Si fuiste -eres- un verdadero gamer, de más que en algún momento lo tuviste de ringtone en tu celular o de notificación cuando te llegaban los mensajes. Yo lo hice. Así de nerd. ¡Y qué tanto si es el manso tema!

El de 8-bits es más que bienvenido, pero para qué quedarnos con eso, si está el OST en versión Playstation. Just enjoy it.

 

Sonic

Dime si no recuerdas la música que acompaña esta imagen.

Que levante la mano el tuvo una consola de SEGA. Yo tenía una más antigua que la cresta, pero funcionaba. Jugaba todo el día (casi todo el día porque en ese tiempo los transformadores se quemaban) y era hermoso. Pero mi consola no era más vieja que la primera y original “Mega Drive“, quien junto a Sonic Team en 1991 lanzaron “Sonic: The Hedgehod” y ahí nació nuestro querido erizo azul.

No solamente emergió un nuevo personaje icónico del mundo gamer, sino también un juegazo de plataformas, en el cual la velocidad era el principal elemento que dejaba tus ojos más cansados que la cresta, pero no importaba nada, porque una vez tomabas velocidad, ya prácticamente Sonic se manejaba solo, revotando incontables veces hasta que de pronto te dabas cuenta que llegaste al final de la etapa. Si eras demasiado bueno o tenías mucha suerte, sin perder las argollas que adquiriste. Sólo para pros.

Disfrutar de Sonic y su velocidad, mientras esquivas jaibas letales o monos mortales y tomando argollas era entrete, pero más mejor, era hacer todo esto con la espectacular músiquita que te acompaña desde antes que presiones Start. Si, porque desde el título del juego, donde te muestran a Sonic haciendo el gesto de “no” con la mano (no sabemos porqué, quizás sólo es cool que Sonic lo haga) ya te gustó el juego. Listo.

No hay más. Imposible que no quieras empezar luego de escuchar esa melodía. Si no, póngale play pues. Apuesto que sigue gustando tanto como antes la cancioncita del principio.

Street Fighter II

1181242177148

¡Oyukeeen! ¡A tak tak doooken! Desde acá conocí el Street Figther, y desde acá comienza una de las franquicias principales en cuanto a este género se refiere: lah peleitah.

Hablar de Street Fighter es un trampolín a la infancia; es hablar de fichas, de los juegos Diana en sus inicios, de los supermercados cuando tenían arcades; pedirle plata a tu mamá para jugar una fichita mientras compraba, etc. Ustedes sabe, yo lo sé, todos lo sabemos. Cómo no recordar aquellos días de infancia en donde llegar a una parte con arcades era como llegar al Valhalla. Eso es hablar de Street Fighter.

Cuando disfrutaba de este pedazo de juego, mis personajes eran siempre Ryu, Ken, Chun-Li y eso, porque jugar con Guile era pelúo; o jugar con Zanfief, porque yo sabía jugar con “Ues”, no pa’ atrás pa’ adelante, ni ninguna de esas wás. Era pollo. Pero lo disfrutaba. Disfrutaba cada triunfo, cada pelea, cada hadouken… hasta que llegaba a Sagat. Me sacaba la chucha. Pero eso no lo importante, porque lo importante hoy es la música, su OST, la cancioncita de la Bonus Stage del auto, o del Continue? cuando rogabas tener otra ficha, buscabas entre tus chauchas para ver si te alcanzaba otra y corrías donde “la tía de las fichas” para no perder un segundo más antes que se acabaran los 10 segundos. Esa musiquita que te da recuerdos. Eso es lo que importa.

Sin más, con un nudo en la garganta de emoción, póngale play no más.

Silent Hill

Silent_Hill_ntsc-front

Ahora, tápense hasta la cabeza, pónganse 3 calzoncillos o calzones y recen porque sus sábanas “Anti-TodoTipoDeCosasQueDanMiedo” haga efecto, porque ahora si que nos cagamos todos de miedo.

De nuevo desde Konami, nos llega una de las sagas que hasta la fecha, aún tienen qué contar acerca de lo que es el miedo psicológico, pues no es fácil poder asustar sin screamers; eso es un miedo barato. Cualquiera salta si te ponen una hueá de golpe. Silent Hill no es así. Silent Hill es perverso, es malo, es oscuro y juega con cada melodía y ambientación que procura llevarte lentamente hasta que quieras apagar el juego porque no te atreves a ver qué hay detrás de esa espesa neblina.

Te puede interesar:   Primeras imagenes de la segunda temporada de Better Call Saul

La música es primordial para lograr este objetivo, y por tanto, rescatamos a Silent Hill como uno de los mejores títulos de miedo. Para mí, el primero y original es el que más me dejó traumado. No sé ustedes. Yo me mié. Fue terrorífico.

Dense el tiempo para escuchar, por  lo menos, la primera canción entera. Afírmate cabrito/a.

Zelda

Inserte canción de Epona aquí.

Zelda, ay Zelda. Esta joyita nace en 1986 gracias al señor Miyamoto y al señor Tezuka. Primero que todo: gracias. Ahora, es necesario aclarar (como siempre que me topo con este juego), es que me mojo con Zelda. Sí, es mi juego favorito y nunca soy objetivo. Jamás.

Bien. El primer punto fue aclarado, y ahora lo principal: la música. Según el señor Matt Casamassina, del sitio IGN (un caballero que sabe, creo) dice: “en ninguna otra franquicia (de videojuegos) hay canciones más memorables y atrayentes que en Zelda”. Y controlando mi objetividad, yo diría que es cierto.

En otros sitios, que no recuerdo ahora, la música de esta franquicia ha sido catalogada como “épica”, “animadas”, “valerosas” y “únicas”. No es para menos si pensamos que desde que los videojuegos ya lograron reproducir música en estéreo, la melodías de Zelda siempre han sido orquestadas, es decir, the real orquestadas, lo cual le otorga un valor agregado gigante. Por otra parte, dentro del mismo juego, está la posibilidad de crear melodías y recordarlas, para luego en una futura ocasión, resolver un enigma, hacer llover o llamar a Epona.

Da lo mismo, la cosa es que forman una parte importantísima en su jugabilidad. Según la información de mis estudios profundos de Zelda (Wikipedia) Ocarina Of Time fue uno de los primeros (sino el primero) en incorporar la creación y reproducción de música, lo que, como dije anteriormente, le dio otro corte. Oe zí.

Por lo tanto, hablar de Zelda no es hablar solamente de un juego que tocó nuestra infancia y de forma natural el día de hoy lo recordemos con cariño. No es sólo un mero llamado a la nostalgia que nos hace “inflar” las sensaciones y nuestros recuerdos. Zelda marcó un hito, un antes y un después en muchas cosas y hoy, el que destacamos es la música.

Si jugaste Zelda, y te gustó (e incluso si no), recordarás la música del inicio, cuando aún no presionas Start, y sale Link cabalgando épicamente por un sendero con Epona. Recordarás la canción de Kokiri Forest; o la melancólica melodía de la lluvia. Recordarás la magia de la canción de los pozos que descubres y salen las hadas, así como también recordarás la canción de cuna de Zelda, etc. Las canciones, melodías y piezas musicales son variadas y cada una de ellas habla por sí sola.

Ya. Basta de dar hijos. Me yendo en la volá zeldística. Si no escucharon la versión orquestada para el aniversario número 25° de mi querido juego, entonces se los dejo a continuación:

Esta fue la primera versión de los OST Superlativos del mundo gamer. Ya viene la segunda patita por si es que encontraron que acá faltaron otros esenciales.

Recuerda seguirnos en nuestro fanpage de Facebook, en nuestro Instagram y todas esas manoplas.

#Plan9 te quiere.

Comenta o muere

Computadora central de Plan Nueve. (no) Inteligencia Artificial.