fbpx
El Infinito

9 Juegos Sobrevalorados

19 abril, 2015

author:

9 Juegos Sobrevalorados

La verdad siempre duele y eso es una verdad irrefutable. Incluso dentro de esta lista también está una de mis sagas favoritas que, progresivamente, fue yéndose al carajo. Así terminan siempre las cosas cuando se explotan. A veces un final digno, otras un poco más caótico, otras son una verdadera bazofia. Pues bien.

A continuación, 9 juegos “overrated” que, si no lo aceptas conscientemente, yo seré la voz que lo diga:

Five Night At Freddy’s

Este juego se vendió como en categoría de terror, pero perdonen, porque esta hueá sólo le puede dar miedo a mi primo de 10. Y eso.

Five Nights At Freddy’s supuestamente es un point and click de terror, que tal vez, si tienes menos de 12 años saltes o te cagues en los pantalones porque un muñeco ya no está en el lugar que estaba. Ok.

La primera vez que lo juegas, bien; la segunda, puede ser por ahí, ¿por qué no? pero la tercera y de ahí hacia adelante, es un juego que varía en absolutamente nada. Daña menos que un apio.

Mal ahí.

 Resident Evil

¡Zombies, zombies, zombies! Resident Evil fue uno de los encargados en hacer que los zombies fueran una de las cosas más cool además de los ninjas. Todos los gamers estamos claros.

Pese a lo anteriormente señalado, Resident Evil hace muuucho rato que, de ser un juego espectacular de survival/horror, pasó a una creación hollywoodense digna de banderas norteamericanas en todas sus escenas. Es decir, un puto juego de acción.

Los zombies ya no dan miedo ni tampoco hay suspenso. Quizás algo se vio en Resident Evil 6 al principio de la campaña con Lion… Algo. Tenía esperanzas, tenía fe, pero no. Todo terminó convirtiéndose en una película de acción, con mutaciones infinitas y con protagonistas y otros secundarios más cabrones que la cresta. Mal.

Las armas ya no son necesarias, sino que ahora el cuerpo a cuerpo es mucho mejor -tomando en consideración a Jake (no el perro) sino al hijo de Wesker- quien es uno de los cabrones más cabrones. Es hijo de Wesker. Eso debería ser explicar mucho.

(Por otro lado. Las películas de Resident Evil. Asco. Y no quiero decir nada más al respecto).

Eso. Resident Evil en su esfuerzo por perpetuar la cultura zombie -que de hecho, ya en sus franquicias salen todos los monstruos imaginados, menos zombies- hoy nos deja un legado que respetamos y disfrutamos, pero ya es hora de dar un paso al costado para las nuevas generaciones.

Call Of Duty

La saga de Call Of Duty hace rato que se comporta con porfía y con unas cuotas de terqueza impresionantes.

No se cansan con sacar una o dos versiones al año, sino que también intentan innovar cuando ya todo, al parecer, no se puede seguir estrujando. Hay que ser sinceros al respecto, pues Call Of Duty comenzó como un excelente shooter en primera persona, pero hoy en día, quizás ya sea hora de decir adiós.

Así como Medal Of Honor tuvo sus días de gloria y lo vimos partir, hoy tal vez puede que sea el tiempo de Call Of Duty. Mejor dejen que este vídeo hable por mí.

 Halo

Juegazo que comenzó con una historia espectacular y que nos lleva por el universo lindo, con buenos diseños, naves y personajes, un gunplay excelente y la masificación de estándares que hoy son comunes (como las dos armas, escudos regenarativos, bla bla bla…) además del  nacimiento de Masterchief como uno de los protagonistas icónicos y con toda la onda muda. Si hubiera una especie de CSI en versión espacio, Masterchief sería el nuevo Horatio Cane.

Pero el tiempo pasa y nos hacemos viejos. Halo está en el tiempo justo donde debe ya comenzar a preparar sus maletas para trascender al mundo de los buenos juegos, porque hoy, al parecer, está güateando. Así, tal cual.

Halo, te queremos mucho, en serio que sí. Pero vete con dignidad. Ahora que sacaron uno nuevo con todas las versiones anteriores pero en HD con ciertos problemas, es tiempo. Ya no eres lo mismo.

Destiny

En Bungie Studios, inflaron Destiny, hasta decir basta, lo hypearon sin remordimiento y sin escatimar en recursos.

Destiny venía a romperla y su objetivo era tomar el puesto de Halo como una nueva franquicia como estandarte de la consola de Microsoft. Todo seguía de acuerdo al plan, pero algo pasó:

El juego fue una real mierda. Fin.

Quizás no es tan mierda, pensándolo mejor, pero hay que ponerse la mano al corazón y ser francos con nuestra alma gamer: Destiny era mucho más y lo que nos pasaron, ¿qué fue? Un juego regular que no excitó a nadie. Intentaron crear un mundo nuevo con matices distintos, nuevas razas, habilidades, estrategias y modos de juego, pero no… nada quedó. Nada de nada, lo que es absolutamente nada, caló en nuestra alma gamer.

Destiny. La gran promesa que no se cumplió.

Final Fantasy

Este le duele a muchos, lo sé. Lo entiendo. Pero no lo comparto, porque Final Fantasy para mi, y rectifico y lo vuelvo a explicitar, PARA MÍ, no hay hueá más fome que los Final Fantasy. Lo dije. Alguien tenía que hacerlo.

Jamás me gustó y desde los años que lo conozco (tomando en consideración que tengo 25 años) hasta el día de hoy, nunca me ha excitado, sino todo lo contrario.

Pero seamos objetivos. Final Fantasy, sí tiene seguidores férreos y no es por nada. Cuando hacen Final Fantasy, al más puro estilo japanese, lo hacen con amor, con sutileza incorporando cada elemento que hacen de esta franquicia algo sumamente bello visualmente, con escenas sacadas de los doramas orientales, profundos de sentimientos y emociones  en donde se plasma todo lo que los nipones saben (y puta que saben hacer RPGs).

Eso fue espectacular por varios años, desde los clásicos RPG hasta el día de hoy. Comenzamos con Final Fantasy I, después II, después III, después IV, después V, VI, VII, VIII, IX, X, XI, XII, XIII, XIV, XV… Y acá viene un etcétera periódico.

Hoy, como dice un amigo mio, lo mejor de Final Fantasy ya queda en nuestra retina en aquellos puestos del eurocentro que muestran las cinemáticas épicas para atraer a potenciales compradores. Eso. Sólo eso.

Más?
La Trifuerza es forever: Nintendo relanza The Legend of Zelda para Switch

Acéptenlo. Ya es hora. Just move on.

Minecraft

Cuadros y pixeles; zombies y monstruos; picos y espadas de cristal; construcciones infinitas e imaginación.

Minecraft dio una patada en las bolas a todos los desarrolladores en relación a cómo se hace en verdad un videojuego sin tener la mínima necesidad de caer en la exigencia gráfica. Eso es una virtud que pocos juegos tienen. Eso lo respeto. Pero por otro lado, tenemos un juego que a estas alturas poco o nada ya puede entregar.

Ya se explotó lo suficiente; se sacaron mods suficientes; historias, personajes, ambientación, modos de juego, competencias, objetos, jefes finales… TODO. Lo demás es nuestra imaginación, eso está claro, pero como juego en sí mismo ya no tiene más que ofrecer.

Quizás me he vuelto un poco viejo culiao’ critico con respecto a los nuevos videojuegos, y Minecraft fue bueno, tuvo su momento y los más pequeños lo disfrutaron. Pudieron enviciarse con un juego que valía la pena. Tuvieron la oportunidad de sentir la necesidad imperante de robarle plata a la mamá o quedarse con el vuelto del pan para ir al ciber a jugar Minecraft… Lo fue, y fue lindo. Pero hoy por hoy, esta franquicia también debe ceder su puesto en la cima para dejar de deteriorarse.

Let it go.

League Of Legends

League Of Legends fue el que generó la explosión de los MOBAs (Multiplayer Online Battle Arena), aún cuando antes de ello ya estaba el padre de los MOBA: DotA (Defend Of The Ancients)que por si algunos no lo saben, comenzó como un mod de Warcraft que unos cuantos sujetos bastante ociosos y creativos (bueno, la verdad es que fue idea de IceFrog solamente) que luego de ser una muy buena idea, pasó a ser lo que hoy conocemos como uno de los géneros más vendidos.

Son pocos los que hoy prescinden de los MOBA en su PC o notebook, pero la verdad es que si no juegas un MOBA no estás en onda. Eso creo.

Bueno, volvamos a League Of Legends. Este juego, después de su génesis atrajo a personas de todas las edades. Eso es bueno para los desarrolladores, pero para mi que supuestamente me tendría que gustar, me limpio el poto con él.

League Of Legends me aburre. En serio. No me gustan los personajes demasiado erotizados con tintes de pokemones, super hiper llamativos con la única intención de atraer a más jugadores niños. Sí, niños. Los diseños típicos de fan service en animé los repiten en LOL y está bien, no los culpo.

Lo otro, es la jugabilidad. Según lo investigado es lo mismo que DotA y no únicamente por la jugabilidad sino también el 60% de los personajes que son calcados -en relación a habilidades y diseños- también a DotA. ¿Qué otra cosa? Ah sí, las gráficas. La gráfica de LOL también está orientada a los más pequeños; pues esas líneas del contorno un poco más gruesas simulando un dibujo en los diseños de cada personaje no es más que un imán para niños y, por supuesto, la gráfica de las habildades en sí misma. En serio. Si sufres de epilepsia o recién estás familiarizándote con LOL, no mires las Team Fights porque, probablemente, te da un ataque o no entiendes absolutamente ni una mierda. En fin.

Assassins Creed

Anteriormente, me vi en la necesidad de hablar de Final Fantasy, y lo disfruté. Pero ahora me toca pegarme un harakiri… Me toca escupir al cielo y que me caiga en la boca. Lo acepto.

Assassins Creed es uno de mis favoritos. Lo jugué desde las épicas historias de Altair hasta hoy, en el Assassins Creed: Unity que lo único que se ha transformado en un juego anual que por más material que tengan para conectar historias, poco a poco se va convirtiendo en mierda y con glitches, que es lo más flayte.

Assassins Creed empezó como avión. De hecho, muuuuchos de los juegos que hoy son lo que son, fue gracias a la innovación de este juego para poder interactuar con todo lo del ambiente y poder moverte por el mismo. También la jugabilidad en relación a lo que parkour se refiere, y la libertad que asume el personaje al poder desplazarse de esta manera a través de los edificios en las ciudades.

Eso es lo que comenzó, ¿pero podríamos decir algo al respecto de cómo acabará?

Es absolutamente incierto. Todo se fue a la mierda con las expansiones del Assassins Creed II. Lo único rescatable es que le dieron un final digno y redondo a nuestro querido Ezio, pero después de eso, en el III con Connor, ya habían argumentos para decir que esta franquicia estaba en declive.

Hoy ya tenemos un universo entero dedicado a Assassins Creed, y sus creadores y desarrolladores aún intentan mantener este barco a flote, pero claramente, el agujero que deja la sobreexplotación ya cada vez se hace más grande.

Te quiero Assassins Creed, en serio que sí. Pero al igual que Gandalf, es necesario que te vayas y trasciendas, porque tu tiempo está por terminar. Tu era está por desvanecerse (o no, si siguen ganado esas groseras sumas de dinero).

Comenta o muere

Computadora central de Plan Nueve. (no) Inteligencia Artificial.