El Infinito Música

9 discos liderados por mujeres que nos encantaron el 2017

18 diciembre, 2017

author:

9 discos liderados por mujeres que nos encantaron el 2017

Los jefecitos de Plan9 nos invitaron -porque no nos pagan- a seguir con los ranking de fin de año. Por lo mismo, quiero compartir con ustedes a las 9 mujeres que más escuché este 2017.

Distintas voces femeninas que se apropiaron de mis audífonos, y que hicieron de mi vida algo más llevadero. La verdad, es que en el 2017 se lanzaron muchos discos tremendos. Pase a ver.

Land of Talk – Life After Youth

Después de siete años, Elizabeth Powell volvió con Land of Talk, y el resultado fue lo máximo. Life After Youth es un álbum donde la madurez de la canadiense es evidente, sacando temazos como Loving, Heartcore y por supuesto, This Time. El disco más rockero de la selección, aunque la potencia de Elizabeth haya bajado en intensidad, algo que no tiene nada de malo.

Maggie Rogers – Now That the Light is Fading

Una de las revelaciones de este año fue Maggie Rogers. Con el EP Now That the Light is Fading, se ganó nuestro corazón rápidamente. Con sus canciones es posible bailar y al mismo tiempo quedarnos echados. La proyección de Maggie nos mantendrá atentos, porque de seguro la seguirá rompiendo.

Molly Burch – Please Be Mine

Si de discos cortavenas se trata, Molly Burch y Please Be Mine se llevan el premio. Con su voz grave y ese sonido sesentero y texano, la artista de Austin consiguió hacer un disco redondo, de principio a fin. Downhearted, Wrong For You, Try, Please Be Mine. Canciones sobran. De los mejores del 2017.

Nite Jewel – Real High

A Nite Jewel le seguimos el paso de hace tiempo. Si el año pasado nos encandiló con Liquid Cool, el 2017 lo hizo con Real High. Los sintetizadores de Ramona Gonzalez, que evocan tiempos ochenteros y luces de neón, siguen consagrando a esta artista que siempre tiene algo bello que mostrar. ¿Cuándo será el día en que la tengamos en Chile? Dicen que la esperanza es lo último que se pierde.

Te puede interesar:   La primera imágen oficial de Daddario en Baywatch

Tei Shi – Crawl Space

Valerie Teicher es de padres colombianos, y aunque nació en Argentina, tuvo pasos por Canadá y Estados Unidos. Una vida llena de matices que se refleja en su música. Luego de dos EP, Tei Shi publicó Crawl Space, un disco de dark pop que vale la pena escucharlo de principio a fin. Mención honrosa a Como Si, donde la escuchamos cantando en español.

Aldous Harding – Party

Otra artista que me pilló de sorpresa fue la neozelandeza Aldous Harding. Party es un disco profundo, incluso desgarrador. Un álbum que se puede resumir como una montaña rusa de emociones, que suben y bajan de intensidad mientras avanza por sus 39 minutos. Además, las presentaciones en vivo de Aldous son cosa seria, así que los invito a que también se sorprendan con ella.

Fazerdaze – Morningside

El lo-fi se toma el ranking. También de Nueva Zelanda, Amelia Murray aka Fazerdaze sacó un disco hermoso, donde las guitarras, los sintetizadores y sus letras depres me dejaron con la pera muchas veces este año. Morningside, además, tiene videoclips muy buenos, que a veces son dirigidos o montados por Amelia. Mucho amor para ella.

Japanese Breakfast – Soft Sounds From Another Planet

Siguiendo esta línea entre el lo-fi y el dreampop se encuentra Japanese Breakfast, y su álbum Soft Sounds From Another Planet, que es uno de mis favoritos de este año. Michelle Zauner ya había mostrado su talento el año pasado con Psychopomp, pero con su segundo LP me dejó loco. Al igual que Amelia, Michelle también tiende a dirigir sus propios videoclips, que se convirtieron en mis favoritos de este año. Me tomo el privilegio de linkearles su presentación en NPR, porque es maravillosa.

Te puede interesar:   Plan9 Recomienda: Father John Misty en KEXP

Alvvays – Antisocialites

Y para terminar destaco a Alvvays y Antisocialites, el segundo disco de la banda liderada por Molly Rankin. Este grupo canadiense, que es por lejos uno de los que más me gustan, sacó este 2017 su segundo álbum luego de tres años de silencio. Un álbum que de nuevo mezcla a la perfección la distorsión de las guitarras con la voz única de Molly, que le canta al desamor y al despecho, siempre con su estética media vintage. Más encima, los videoclips de In Undertow y Dreams Tonite son obras maestras.

Comenta o muere