fbpx
Cult + Mag El Infinito Música

ULTRAVIOLETA: 9 covers para re-descubrir a Violeta Parra

3 octubre, 2017

author:

ULTRAVIOLETA: 9 covers para re-descubrir a Violeta Parra

Por Juan Carlos Bustamante.

Estamos muy muy cerca del cumpleaños número 100 de Violeta Parra, la más pulentamente artista chilena jamás vista. Y nosotros en Plan9 no vamos a faltar a la fiesta, ni tampoco vamos a llegar con las manos vacías.

A riesgo de vernos hippies y ganarnos amenazas de muerte de Eric Cartman, traemos 9 covers de canciones de la Viola, en manos de artistas muy diversos. Cabros, gócenla, que la Violeta está viva de tanto que reencarna.

Oskorri (País Vasco): Violetaren Martxa

Corrían los años ’80, y ya muerto el dictador Francisco Franco, en la región española del País Vasco ya no temían usar su lengua, la euskera, prohibida por el tirano. Igual la banda de folk Oskorri llevaba tiempo cantando en su idioma, y en esa lengua homenajearon a Violeta Parra.

Ellos tomaron Cantores que Reflexionan, una canción que habla de la toma de conciencia del artista, para mantener la melodía cambiando la letra, dándole otro significado. Así nació Violetaren Martxa (La Marcha de Violeta), una canción que recuerda a las fiestas medievales, dándole la bienvenida al amigo al que no ven hace tiempo.

Lo bonito es la letra que le dieron, llena de amistad y admiración.

“Nuestra querida Violeta / baila esta marcha, / primero el pie izquierdo / y luego el otro. / Mira la gente vasca / con el corazón lleno de alegría / igual rompiendo la cadena / que un par de zapatos”.

La quieren mucho <3 Vean el video, le lleva karaoke.

Davichi (Corea del Sur): Gracias a la Vida

Se trata por lejos de la canción chilena que más ha dado la vuelta al mundo. Lejos. Llegó, por ejemplo, a Corea del Sur, donde el dúo femenino Davichi la versionó.

La idea nació de la visita que hicieron a Chile en 2012, para la gira del programa coreano Music Bank, con un show en la Quinta Vergara donde incluso fueron tripulantes de 3 buques de su país que pasaron por acá.

La interpretación gustó tanto que cantaron una parte de ella en el salón plenario de Naciones Unidas, en el acto conmemorativo de los 70 años de la ONU. Chúpense esa.

Chancho en Piedra (Chile): Casamiento de Negros

Los Chancho en Piedra fueron invitados al disco tributo Después de Vivir un Siglo, editado en 2001 y producido por Álvaro Henríquez. Participaron varios artistas, con muy buenas adaptaciones, así que lo volveremos a mencionar.

En el fondo, es esperable que los marranos tengan un vínculo con la Violeta, a nadie puede asombrarle. Pero de ahí a tomar una de sus canciones y hacerla suya, es bien difícil. Sobretodo con Casamiento de Negros, una tonada sencilla y melodiosa, na que ver con el funky chilensis.

Y saben qué? Lo hicieron. Así de choros.

Quedó bacán, pero super raro. La letra está incluso un poquito cambiada, nos regalaron incluso un pasaje poco conocido de la noche de bodas de los negros. Disfrute.

Hoppo! (México): “Volver a los diecisiete”

Cuando el 2010 Café Tacuba hizo un corto receso (Dra Polo style), el vocalista Rubén Albarrán armó un proyecto paralelo y shuer alternativo: Hoppo!

Te puede interesar:   The Revenant de Iñarritu muestra un avance supremo

Se mandaron un disco con canciones latinoamericanas reversionadas, con sonidos hindúes y toda la cosa. Violeta Parra ocupó un lugar especial en este trabajo, y rescatamos Volver a los diecisiete.

Es una canción preciosa, el reencuentro de la Viola con el amor ya entrada en años. Por eso vuelve a tener 17 años, se siente maravillada, y la versión de Hoppo! le da mucha jovialidad a la canción. Enamorados del mundo, éste es su soundtrack.

Holden (Francia): La Carta

Después de todo el tiempo que pasó Violeta Parra viviendo en París, incluso exponiendo obras plásticas en el museo del Louvre, era inevitable que dejara una huella por allá.

Eso se nota mucho en la banda de indie-pop Holden, quienes desarrollaron un fuerte vínculo con Chile. Incluso, tuvieron en sus filas al bajista chileno Cristóbal Carvajal.

Holden quiso hacer de un cover de la Violeta su canción ancla del disco del 2009 Fantomatisme, eligiendo una de las composiciones más brígidamente políticas.

La Carta narra las duras noticias que la Viola recibe en el extranjero sobre la llamada “Ley Maldita” del presidente Gabriel González Videla (apodado “El León”), donde declaró ilegal al Partido Comunista, pese al apoyo que le dieron en su campaña. Traidor culiao.

Faith No More (Estados Unidos): Qué he sacado con quererte

Mike Patton y compañía han estado re pocas veces en la tele a color nacional. La última fue en la Teletón del 2010, donde aparte de tratar a Don Francisco de “Don Corleone” cantaron Qué he sacado con quererte.

Esta canción de la Violeta es triste, triste, triste. Un lamento mapuche que Patton dijo quiso cantar por recomendación “de un par de amigos: Alberto Fuguet, que es un viejo amigo mío, y también Gonzalo Frías, del programa Séptimo Vicio”, dijo Patton a La Tercera en 2012.

Y fue un momento lindo y freak al mismo tiempo. La Teletón no recibe mucho música del tipo Violeta Parra ni Faith No More. Pero el rockero favorito del persa Bio Bio nos regaló ese momento bacán. Salud por eso.

Dracma (Chile): Qué dirá el Santo Padre 

La vieja escuela presente, obvio. Dracma, pulenta banda de nu-metal chileno del cambio de milenio, invitados por Álvaro Henríquez a participar del disco Después de Vivir un Siglo.

Los cabros se pusieron con otra de las canciones más políticas de Violeta Parra, Qué dirá el Santo Padre, pieza donde se interpela al catolicismo de los gobernantes tiránicos, que a mediados del siglo XX repartían y repartían balas en Latinoamérica.

Dracma cambió la simplicidad de la marcha creada por la Viola, poniendo el peso de sus guitarras eléctricas. Talento del Cote y el Felo Foncea.

Javiera y Ángel Parra (Chile): La Lavandera 

Los nietos de Violeta Parra son gente grande ya, y están convirtiéndose en los nuevos hermanos custodios de la obra de su abuelita, luego que Ángel Parra padre muriera a inicio de año. Y llevan rato descubriendo en serio sus canciones. En el mismo disco Después de Vivir un Siglo debutaron juntos, después de años de sus respectivas carreras.

Te puede interesar:   El Amor se Hace: Una comedia erótico festiva, estrena el 15 en salas nacionales!

Ángel y Javiera tomaron una de aquellas canciones medio inconclusas de la Viola. De esas que su muerte repentina en 1957 en la carpa de La Reina dejara pendiente. Canciones escritas, pero no grabadas.

La Lavandera es una metáfora de la pena de su historia de amor con el francés Gilbert Favré, quien la dejara y se fuera a Bolivia, con la labor de las lavanderas de la época. Mujeres pobres que se ganaban la vida lavando ropa en los ríos. Es triste cabros, no la escuchen volaos.

Los Jaivas (Chile): Y Arriba Quemando el Sol

Un clásico de clásicos. Los Jaivas además grabaron el disco en 1984, después de un proceso de maduración musical muy potente, donde quisieron plasmar todo lo aprendido homenajeando a Violeta Parra.

Los Jaivas tomaron una canción que las nuevas generaciones sienten muy cercana, quizás porque al igual que la Cantata Santa María de Iquique de Quilapayún, comparten una misma temática: las brígidas condiciones de vida de los mineros a inicios del siglo XX, donde en las salitreras se cabagan con ellos hasta para pagarles en dinero. Les daban fichas los británicos dueños de las minas, pa canjearlas sólo en un almacén de su propiedad. Terrible barzas.

Sin saberlo, éste terminó siendo un disco muy importante en sus vidas, pues es el último que grabaron con la banda completa. En abril de 1988, el baterista Gabriel Parra (alcance de apellido, nada más) murió en Perú en un accidente de tránsito.

Y además, con este, despedimos este mini homenaje, tírense unos temas buenos en los comentarios. Viva la Violeta mierda.

 


Also published on Medium.

Comenta o muere

Computadora central de Plan Nueve. (no) Inteligencia Artificial.