Categorías
Cult+Mag General Human Nature Internet Culture Literatura

Mejora tu mañana con una dosis de Aldous Huxley advirtiendo en 1958 sobre la destrucción de la democracia mediante superpoblación, la droga y la tecnología

El futuro de 1958 según el autor de Brave New World.

Rescatado de ese gran repositorio que es Open Culture, este video es una entrevista completa al escritor, filósofo británico y sci-fi celebrity, Aldous Huxley en 1958 en donde advierte de los peligros próximos del futuro.

Huxley es entrevistado en The Mike Wallace Interview, programa emitido entre el 57 y el 60 que llegó a tener invitados de la talla de Ayn y Rod Serling. Es una conversación que se desarrolla en el contexto de la promoción para Brave New World Revisited (publicado por primera vez como Enemies of Freedom), una colección de ensayos que abordan como el futuro distópico que propuso, empezaba a tomar -según él- preocupantes paralelos con el mundo actual (en 1958).

En la entrevista, Huxley desliza algunas predicciones que te dejo acá. Para partir bien el día. El texto original es del sitio web Yaconic.

Huxley: La gente tiene menos para comer y menos bienes per cápita que hace cincuenta años; y a medida que la posición de estos países, la posición económica, se vuelve cada vez más precaria, obviamente el gobierno central tiene que asumir más y más responsabilidades en pos de mantener el barco del estado en un nivel estable, y entonces, por supuesto, es probable que se generen disturbios sociales en tales condiciones con, nuevamente, una nueva intervención del gobierno central.

Entonces, creo que aquí se ve un patrón que parece estar empujando con fuerza hacia un régimen totalitario. Y desafortunadamene en todos estos países subdesarrollados el único partido político altamente organizado es el partido comunista. Pareciera ser que ellos serán los herederos de este desafortunado proceso. Ellos se involucrarán en la posición de poder.

Wallace: Bueno, irónicamente, una de las fuerzas más grandes contra el comunismo en el mundo, la Iglesia Católica -según su tesis- parece estar empujándonos directamente a las manos de los comunistas porque están en contra del control de la natalidad. […] ¿Qué fuerza está disminuyendo nuestras libertades?

Huxley: Bueno, otra fuerza que creo que es muy operativa en este país es la fuerza de lo que se puede llamar sobreorganización. A medida que la tecnología se vuelve cada vez más compleja, se hace necesario tener organizaciones cada vez más elaboradas, organizaciones más jerárquicas, que den paso al avance de la tecnología para que vaya acompañado de un avance en la ciencia de la organización.

No es posible crear organizaciones a una escala mayor de lo que era posible antes, así que tienes a más y más personas viviendo como subordinadas en estos sistemas jerárquicos controlados por las burocracias, ya sea las burocracias de las grandes empresas o las burocracias de los grandes gobierno.

Wallace: Ahora, los dispositivos de los que estabas hablando. ¿Existen dispositivos específicos o métodos de comunicación que disminuyan nuestras libertades además de la sobrepoblación y la sobreorganización? […] ¿Cómo equiparamos el uso de la propaganda por parte de Hitler con la forma en que se usa esa propaganda, si se quiere, digamos, aquí en los Estados Unidos? ¿Estás sugiriendo que hay un paralelo?

Huxley: No hace falta decir que no se está utilizando de esta manera ahora, pero, el punto es, me parece, que hay métodos disponibles en la actualidad, métodos superiores en algunos aspectos a los métodos de Hitler, que podrían utilizarse con una mala situación. Quiero decir, lo que siento con mucha fuerza es que nuestra propia tecnología avanzada no debe sorprendernos. Esto ha sucedido una y otra vez en la historia con el avance de la tecnología, y esto modifica la condición social; de repente las personas se han encontrado en una situación que no previeron y haciendo todo tipo de cosas que realmente no querían hacer.

Wallace: Y bueno, ¿Qué qué quieres decir? Desarrollamos nuestro televisor pero no sabemos cómo usarlo correctamente, ¿es ése tu punto?

Huxley: Bueno, en este momento la televisión, creo, se está utilizando de manera bastante inofensiva; pienso que se está utilizando para distraer a todo el mundo todo el tiempo. Pero, quiero decir, imagina cuál debe ser la situación en todos los países comunistas en donde la televisión, donde exista, siempre dice lo mismo todo el tiempo; siempre está conduciendo. No está creando un amplio frente de distracción. Está creando un punto, tocando una sola idea, todo el tiempo. Obviamente es un instrumento inmensamente poderoso. […] Toda tecnología es en sí misma moral y neutral. Estos son sólo poderes que pueden usarse bien o mal; es lo mismo con la energía atómica, podemos usarla para hacernos explotar o podemos utilizarla como un sustituto del carbón y el petróleo que se están agotando.

Sobre las drogas

Huxley: En «Un mundo feliz», postulé una sustancia llamada soma, que era una droga muy versátil. Haría que las personas se sintieran felices en pequeñas dosis, les haría ver visiones en dosis medias y los enviaría a dormir en grandes dosis.

Bueno, no creo que tal droga exista ahora, ni creo que alguna vez existirá, pero tenemos drogas que harán algunas de estas cosas, y creo que es muy probable que tengamos drogas que profundamente cambiarán nuestros estados mentales sin hacernos daño.

Quiero decir, esta es la revolución farmacológica que está teniendo lugar; que ahora tenemos poderosas drogas que cambian la mente que, fisiológicamente hablando, son casi sin costo. Quiero decir que no son como el opio o la coca… o la cocaína, que cambian el estado mental pero dejan resultados fisiológica y moralmente, terribles.

Acá abajo, la entrevista subtitulada al español.

Por Alexander Bracho

Alcohólico en rehabilitación. Fundador de Plan9. Periodista. En ese orden.

Ver el archivo