El Infinito Música

#PornoenPlan9: Soundtracks para sentirte dentro de una porno

19 marzo, 2017

#PornoenPlan9: Soundtracks para sentirte dentro de una porno

La industria cinematográfica en los 70’s exploró un nuevo elemento: el porno.

Si bien culturalmente la sociedad no estaba preparada para hablar abiertamente de este género, sí hubo una apertura a los nuevos cinemas XXX que, poco a poco, se estaban abriendo.

Pero el factor que dinamitó la popularidad fueron los VHS. Este invento caracterizó la industria durante años. Una gran capa de la población tenía un reproductor de VHS en su casa y, mientras los padres no estaban, el curioso adolescente exploraba las pajas su sexualidad.

El Groove Porn es un género que se creó específicamente para ambientar las escenas pornográficas y fue muy utilizado en aquellos años.

Este estilo – muy sencillo por lo demás, ya que era solamente necesario una guitarra eléctrica con un pedal wah, una batería simple ya veces un sensual Saxo -, tuvo reconocimiento por la masa de consumidores de pornografía en la película de culto Deep Throat.

Gerard Damiano montó las escenas acorde a la intensidad y la duración de las mismas canciones. En otras palabras, el soundtrack de este film determinó más la película que de lo que pensabas.

Con estas canciones podrás encontrar inspiración para hacer la mejor garganta profunda de la vida.

En general, los artistas de Groove Porn permanecían en anonimato, lo cual es una muy triste noticia. El único registro son las bandas, acá abajo les dejaré una que encontré. Está bien sexona, así que disfruten:

Desde la costa sur

El groove y el funk quedaron en el pasado. Actualmente el porno se está musicalizando con el Dirty Rap, que, como el título sugerentemente dice, es música rap pero con letras sexualmente explícitas.

El cambio de un género a otro es obvio: los gustos musicales cambian a través de los años. Este género es, al mismo tiempo, mucho más comercial que el funk y el origen es distinto.

A diferencia con el Groove Porn, el Dirty Rap no fue pensado para musicalizar una película XXX. Simplemente nació (como por generación espontánea) como un subgénero del HipHop. Es por ello, que famosos rapers de la escena han incursionado en este, por ejemplo, Niki Minaj, Notorius BIG, Pitbull, etc.

El origen se remonta a los años 90’s, en donde el “rap sureño” (de la costa sur de EEUU: Atlanta, New Orleans, Houston, Memphis y Miami) comenzó a incluir letras cochinas. Kool Keith lanza en 1997 “Sex Style” un álbum que lo describió como porncore. Este fue el primero del género.

Acá les dejo un poco de rap para pedir unas pussies:

El cambio, bueno, bastante drástico. Si bien, la música no es – por decirlo de una forma – el motivo principal de ver una porno, por supuesto que tiene un peso, a excepción cuando lo pones en silencio. No me atrevo a decir que una película para adultos es una expresión artística y que necesita una buena banda sonora, pero, puta, que por último la canción “te motive” a enjuiciar el ganzo. Qué sé yo.

Espero que les haya servido para “buscar inspiración”.

 Síguenos en nuestro fanpage de Facebook y comenta que canciones te motivan 1313. En vola, nos rajamos con un mixtape calentón.

Leave a comment

Comenta o muere: