El Infinito

Shyamalanctubre: El Protegido

19 octubre, 2015

author:

Shyamalanctubre: El Protegido

El cometa Shyamalan sigue su curso en dirección a los estudios de Plan 9 en Inés Mate Urrejola #666, a un costado del castillo Grayskull. Es el momento idóneo para aprovechar su poder y analizar el filme que marcó un antes y un después en su carrera, que para muchos es el punto donde las cosas se vinieron cerro abajo, se pegaron en cada piedra y mordieron cada mota de polvo: El Protegido.

Co-protagonizada por Samuel L. Jackson y el incombustible con cara de pervertido Bruce Willis es no menos que un filme visionario. Para nosotros del 2015 nos es difícil concebir un mundo sin películas de superhéroes, pero hace 15 años las cosas eran muy distintas. Osea, Superman y Batman existieron, pero con el fin de decir “ya, si se pueden adaptar cómics, dejen de wear”.

Para muchos los enmascarados de los cómics eran un nicho reducido en el mercado. Es en este contexto que el psicótico de Shyamalan se saca de la manga Unbreakable o El Protegido, una deconstrucción de un género que todavía ni siquiera se concebía. Si el 2015 recibiera esta película le lloverian alabanzas y críticas positivas por la originalidad de su premisa y la ejecución elegante de un género que en cosa de 5 años se volvió trillado, como son los superhéroes.

Pero la prisión no es un cuento de hadas, y El Protegido espera a que estemos en la lavandería con un canasto lleno de expectativas, en especial después de la espectacular Sexto Sentido para atacarnos donde nos duele y tomar nuestro orgullo por el mango, o más bien por el fondo, para hacernos sentir su verdadero poder. Porque es muy buena, pero es la última película buena de Shyamalan y es una verdadera pena. Pero vamos al grano.

(No confundir)

David Dunn (como Clark Kent, Peter Parker, Matt Murdock u otros superhéroes clásicos (técnicamente y super ñoño-lingüísticamente se denomina aliteración y weás))  interpretado por un inspirado Bruce Willis, es un guardia de seguridad picarón con temor al agua que sobrevive un accidente de tren, saliendo de los escombros sin ningún rasguño y como el único pasajero vivo.

Esto llama la atención de Samuel “motherfuckin’” Jackson, como el alfeñique nerd estereotípico de Elijah Prince, un hombre con una enfermedad genética que hace sus huesos romperse como galletas de salvado y quien lleva buscando toda su vida un némesis a quién enfrentarse, su opuesto exacto, osea, David.

Desde el principio se nos da el tono de la película con Prince y sus huesos rompiéndose al nacer. Es un drama donde las acciones llevan consecuencias atadas, pero al mismo tiempo es un mundo que funciona bajo reglas distintas al nuestro, o más dramáticas al menos. Donde especialmente se notan las consecuencias es en la relación que tiene David con su familia, o la madre de Prince quien siempre alimentó su deseo por los cómics.

Shyamalan tiene un amor profundo por el mundo de la historieta. Y es cosa de ver la cantidad de pequeños detalles regados por la película para notar que él no juega sus cartas al azar. No se trata de cameos o referencias locas como las películas actuales, es la composición de cada escena construida como un panel de comic, los colores en cada personaje (David = Verde, Elijah = Púrpura, Hombre Naranja…Hombre Naranja, no voy a volver a abrir IMb) y las tomas extensas acompañadas de diálogos largos con un juego de luz y sombra que ya habíamos visto en Sexto Sentido, pero esta vez más tirado a los grises con una paleta de colores metálicos.

La fotografía es la zorra, construye un mundo creíble. Ya sea muchas personas interactuando al mismo tiempo en un comedor, diálogos profundos en las gradas de un estadio o una toma en la lluvia la sinergia con el trabajo de edición es palatable. Harto ojo con la toma de la sala de ejercicios donde Dave hace pesas, es chistosa y al mismo tiempo te arma la trama. O la escena del hombre naranja en la piscina, es pa la cagá lo inspiracional que puede llegar a sentirse, con la inclusión del soundtrack. Tenemos a Samuel L. Jackson haciendo el rol de villano loco y está bien, te lo crees y las tonterías del guión las vuelve creibles, porque mirar a los ojos a Jackson y negar su convicción es pecado.

No obstante queda muy abajo de Bruce Willis. Hay gente por ahí que me dice “¡Es el mejor trabajo en la carrera de Willis y weás!”. Yo digo que hay muchos mamapingas (sin ánimo de ofender a las y los valerosos mamapingas literales que salvan el día una lamida a la vez ahí afuera, me expreso en sentido figurado) que nunca vieron Duro de Matar y en las sabias palabras de Bart Simpson: “Eso ofende, viejo”. Pero si, es bueno y es 50% guion, 50% Willis, se nota a la legua de distancia.

La señora de David es super inocua, super ñe. Sé que no es relevante, pero quiero detenerme y hablar una palabrita ¿Qué pasa con las actrices y las películas de superhéroes-ciencia ficción? ¿Han notado la cara de Scarlett Johansson cuando hace de viuda negra? Aprieta los dientes y saca los labios, como si se aguantara una carcajada profunda. Es como si las mujeres tuviesen problemas para creer las situaciones ridículas. Kimberly de los Power Rangers tenía esa misma cara constantemente, te la puedes pasar muy bien, pero por favor ten algo de seriedad, el mundo está en peligro.


(Por favor, contemplen la convicción de Tommy con la espada de la luz)

¿El soundtrack? Impecable, recuerden que esta película se adelantó 10 años a la moda de los superhéroes, sacándose de la manga una orquesta épica hasta entonces no concebida que hace un buen trabajo. ¿Tiene algo malo? Mmmnn no lo sé, al igual que Sexto Sentido mejora cada vez que la veo.

El Protegido es leeeenta, super pausada y llena de momentos calmados, como si se gestara una gran tormenta (SPOILER, la tormenta es literal). El giro final es super obvio (de hecho es muy difícil dar un resumen de la película sin soltarlo, sería como: “Bruce Willis usa poncho, sobrevive un accidente, se come sus vegetales, cosas pasan”). Y eso, el final pudo ser mejor, pero El Protegido vale la pena cada minuto de vuestro tiempo como un drama pulento, muy adecuado para el mes de Shyamalanctubre.

Leave a comment

Comenta o muere: