Cine + Series

Plan9 Review: Rogue One (2016) Cuando se hacen las cosas bien

16 diciembre, 2016

author:

Plan9 Review: Rogue One (2016) Cuando se hacen las cosas bien

Rogue One, incluso antes de su estreno fue blanco de comentarios mixtos.  Estábamos frente a un subproducto, que incluso, no justificaba su propia existencia.

Debido a que en la trama de “A New Hope”, la historia de los ladrones de los planos de la Estrella de la Muerte, nunca necesitó mayor explicación para que los espectadores entendieran la película y se encariñaran con Luke y compañía; la certeza de que tanto podía aportar esta nueva historia, era incierta.

Pero Rogue One se lleva mis aplausos.

A pesar de tener todo esto en contra, el primer spin off de la saga galáctica  logra convertirse en un producto solido, que aunque su único fin es entretenernos  y masturbarnos visualmente, lo hace espléndidamente.

No se alarga innecesariamente y por suerte, no tenemos una trilogía de “roba planos” sino una cinta autoconclusiva que deja un buen gusto cuando aparecen los créditos. Su cierre es redondo y les dará incluso ganas de verla otra vez. Eso hoy, es mucho decir.

La Historia:

Es curioso, raro y analíticamente estúpido, pedirle a un Spin-Off que sea una nueva “A New Hope” o “Return of the Jedi”, no porque este detrás la maquinaria de Disney moviendo los hilos haciendo prevalecer más el signo peso que el arte detrás de sus películas, como lo ha demostrado con Marvel.

Sino porqué básicamente deberían dejar ir esa idea junto a su nostalgia.

Es bueno que perdure ese ensueño de que algún director podrá plasmar o replicar la visión de Lucas que vimos en la primera trilogía. Pero no se dejen consumir por ella, el mundo cambió y con él, también lo hizo el cine y en ese corto pero resolutivo camino, ni siquiera el mismísimo George Lucas pudo ser el Lucas de la trilogía original cuando realizo el episodio I, II y III.

De hecho, la historia de Rogue One se separa de los caballeros Jedi y la mística que envolvía la historia. Se arriesga a enfrentar el daño colateral que dejo esta “guerra” donde el Imperio Galáctico fue el gran vencedor.

rogue-one-plan9

Es así como somos consumidos por una trama que aunque no es netamente compleja, tiene un background oscuro, sucio, que nos cuenta mucho acerca de los personajes y el mundo en el que viven. La cinta se encarga de profundizar tanto en su fotografía como en el arte, para impregnarnos de una constante a través de todo su metraje.

Te puede interesar:   ¡Revisa el primer teaser trailer de Star Wars: The Last Jedi!

Somos espectadores de grandes escenarios donde el Imperio se ve como una fuerza imparable, indestructible, mientras que los rebeldes y ciudadanos se nos muestran como una masa errante y repleta de miedo.

De esta manera, la rebelión que nos presenta Rogue One, tiene un look más de guerrilla que de ciudadanos enfadados que saldrá a buscar su propia libertad. Es una fuerza de ataque minúscula, la batalla bíblica de David versus Goliat en el espacio.

rogueone-plan9

Rogue One, trata bien a sus personajes en el  tiempo que les da en cámara y su propósito dentro de la trama. Estamos frente a una película más cercana a un relato de guerra y podemos palparla a través de los ojos de cada miembro de la milicia rebelde.

Logramos empatizar con ellos fácilmente producto de que al no tener sables láser, ni usar la fuerza, son menos “especiales” y se vuelven reales, comunes, su más grande poder es la determinación que los lleva a embarcarse en el robo de los planos.

El equipo esta conformado por Jyn Erso, Cassian Andor, K-2SO, Chirrut Îmwe (Donnie Yen), Baze Malbus (Jiang Wen) y Bodhi Rook (Riz hmed). Pero la película deja en claro que Jyn Erso es la absoluta protagonista y líder indiscutida del grupo, y también hace que Cassian Andor se convierta en uno de los personaje secundarios con más relevancia y con más matices en pantalla.

rogue-one-gf-2

Aunque la película nos hace visitar un espectro mucho más amplio del universo Star Wars, existe esta gamma de  repetición que involucra paisajes desérticos, dando la sensación que dentro del imaginativo no se puede ir más allá.

Planetas como Scarif y Eadu, presentados en la misma cinta son una buena representación de que se puede jugar más con esto y animar la vista de la audiencia.

El uso del CGI es tan dinámico como lo que presenciamos en el Episodio VII: The Force Awakens logrando fusionar los efectos prácticos junto a los especiales.

Otorgándole un aire de verosimilitud muy interesante a esta onda espacial que plaga toda la película, que incluso da la sensación de calzar perfectamente con su continuación en el episodio IV.

Te puede interesar:   Los 9 estrenos ñoños más esperados del 2017

Si eres fanático de la saga, la cinta está llena de fanservice y guiños a la trilogía anterior, e incluso a las series animadas más recientes. Te dejará el corazón en las nubes.

En cuanto a su música, está ahí, sirve para realzar los momentos dramáticos, de acción y heroicos dentro del film, no hay una creación que vaya más allá de eso. De hecho, para mi al menos es el punto más bajo de Rogue One y donde más se nota la mano del Ratón Mickey.

Giaccino sencillamente se limita a ser continuista en el estilo clásico de Williams y hace una tarea similar en el score, que lo hecho en Jurassic World. Homenajear y no desentonar.

 

Rogue One no es perfecta, pero sirve como un tapón de boca gigantesco a aquellos que no creían que aún habían historias que explorar en el universo de Star Wars.

Se sintió bastante renovador conocer este mundo más allá de los Skywalkers, un respiro, que aunque breve fue bastante grato. Es un producto que entretiene pero que sabe ir por el camino correcto sin volverse algo tan genérico y cierra con broche de oro este 2016.

Leave a comment

Comenta o muere: