Cine + Series

Plan9 Review: Una carta para Momo (Momo e no Tegami 2012)

12 mayo, 2016

author:

Plan9 Review: Una carta para Momo (Momo e no Tegami 2012)

Muchas veces el ámbito de la animación se vuelve un culto a la perseverancia y digno ejemplo del esfuerzo, en Chile, vimos el caso de “Historia de un Oso” a la que le tomo cuatro años para ser un producto digno del Óscar, sea por falta de recursos, problemas de derechos, el apoyo que no siempre es bien merecido cuando de “un monito animado” se trata. Sea como sea, frente al trabajo que hay detrás de cada animación (y cualquier ámbito del arte), deberíamos sacarnos el sombrero, aplaudir y ovacionar como monos a sus gestores.

Una Carta para Momo estuvo siete años en producción, y cada uno de esos años merecieron la pena, estamos frente a una historia entrañable y con una factura técnica de muy alto nivel, es un largometraje de animación dirigido por Hiroyuki Okiura. Es una obra sobresaliente en todos los ámbitos y un granito de arena que cambiara tu mundo, ya que Miyasaki dejo de hacer películas, es bueno refrescarse también con lo que hacen otros nipones de vez en cuando.

xSkAaK8HGtfOtaDsgEUrZenDNQA

SINOPSIS:

Momo tiene once años y acaba de trasladarse junto a su madre a la isla de Shio, en el mar interior de Japón. Debido al reciente fallecimiento de su padre en un accidente. Lamentablemente para ella, la última vez que se que vieron tuvieron una discusión y Momo no quiso saber nada de él. Poco después de que su padre muriera, la chica encuentra una carta sin finalizar de su padre en la que sólo alcanzan a leerse las palabras “Querida Momo”. En la isla, al comenzar su nueva vida junto a su madre y tío-abuelos, tratará de darle un significado a las últimas palabras de su padre, reflejadas en la carta. Y al poco tiempo de establecerse, comienza a notar unas raras presencias y voces, que resultan ser provocadas por tres enigmáticos seres que ayudarán a Momo en su camino por resolver el significado de esa carta incompleta y afrontar su nueva vida.

una-carta-para-momo-03a

Una Carta para Momo se podría definir como un Slice of Life con tintes mágicos y sobrenaturales, con referencias a las leyendas antiguas de Japón. Es una historia que indaga en la aceptación y superación de una gran pérdida. Vemos como Momo sufre un arrepentimiento y culpa que no la dejan tranquila y se toman su vida, y la de las personas importantes que la rodean. Son momentos muy amargos y de una instrospección desoladora en la mente de una niña. Es así, como la historia aborda la esperanza y es capaz de demostrar que es posible encontrar ayuda en nuevas amistades por muy raras que parezcan y hallar caminos que logren cerrar sus heridas, para finalmente poder seguir hacia adelante.

Sí, está bien, su argumento no es para nada original ni tiene giros en su trama que te darán un infarto, pero su guion es sólido y completamente equilibrado. Las dos horas de duración se hacen un paseo muy agradable y en un par de ocasiones tiene una visión muy intensa acerca de esta cosa que llamamos vida. No es un drama que esta hecho para quebrar en llanto, pero sabe recorrer muy bien cada fibra de tu sensibilidad. Tiene toques de humor con un encanto y clase muy peculiares, que sabe muy bien como dar en el gusto (tanto para los niños como en aquellos que lo seguimos siendo internamente), que no son para nada forzados y aunque a veces pecan de inocentes, son exquisitos de presenciar.

cartas

La película se divide en dos grandes vertientes, y por ende, en dos visiones que aunque diferentes se complementan.

Somos testigos del drama por el que pasan Momo y su madre, y como tratan de adaptarse a su nueva vida. En esta lado también vamos conociendo a otros personajes que viven en el pueblo, como al grupo de niños que tiene la misma edad que Momo, a los que rechaza en un principio. La otra cara de la moneda se centra en el mundo mágico representado por los tres peculiares seres que acompañarán a Momo en la historia. Personajes que terminan siendo entrañables, aportando un tono muy divertido a la historia y que bajan la tensión drámatica en la que se hunde a veces la trama.

A estos seres se les podría llamar Yōkai, pertenecen a las viejas leyendas japonesas y conforman un triangulo de vicisitudes para la pobre Momo, y el grupito se compone por Iwa que es un Ogro, Kawa que es un duende con apariencia humanoide y el último llamado Mame que francamente para mí es Gollum del señor de los anillos. Lo interesante de estos personajes recae en su arte, no es tierno o adorable, porque convengamos que aunque Totoro sea una bestia de 10 toneladas y de un mordisco podría arrancarte la cabeza, dan ganas de abrazarlo. Pero a pesar de lo “grotesco” que llegan a ser en ocasiones, estas criaturas saben como ganarse tu corazón de forma tierna, humorística y terminan siendo uno de los grandes pilares de esta película.

Momo e no Tegami [BDRip 1280x720 x264 AAC].mkv_snapshot_00.39.17_[2013.01.26_15.52.12]

Se valora como un lindo gesto el diseño de los tres Yōkai por parte de los dibujantes y el director de la película, no tan sólo porque rescatan parte del folclore de su país, sino que realmente estos personajes hacen de la frase “la apariencia no lo es todo” un emblema, pero de su aspecto visual ya hablaré más adelante.

Uno de los mejores aciertos de la cinta es como logra su capacidad coral con respecto a lo que imprime cada uno de sus personajes en la historia. Aunque Momo y los tres seres sobrenaturales son sus protagonistas, el resto del reparto logra dar un impulso enorme a la obra. Todos ellos tienen importancia y un papel relevante, cada uno complementa la historia, otorgándole interés y cada vez que se cruzan con Momo, la ayudan de manera consciente o inconsciente a enfrentar su vida, y por ende dotan la trama de una manera exuberante.

7

La cinta analiza en buen medida la temática de la relación entre padres e hijos, lo complicada que a veces se tornan y cumple mostrando en su historia ambas caras de la moneda.

ASPECTO VISUAL:

Una Carta para Momo es una cinta que se convierte en una auténtica delicia para tus retinas, no por nada se gastaron 7 años en su producción. Su realización se llevo a cabo de una manera casi totalmente tradicional/artesanal, por muchos de los mejores profesionales del sector.

El diseño de sus personajes asombra por su naturalidad y la personalidad que nos explayan, de rasgos muy marcados y realistas. Esta tarea cayó en manos de Masashi Ando (junto con Okiura, su director). En cada momento, destacan con luz propia, Iwa, Kama y Mame, los tres Yōkai quienes están inspirados en un libro real de ilustraciones del periodo Edo llamado Kibyoshi.

Las expresiones y sentimientos son representados de una manera sublime y capturan una naturalidad única, con mil matices que cada personaje representa de manera distinta. Secuencias como la de la piscina, la danza, la escena con la que inicia la película que es protagonizada por unas gotas de agua y su secuencia final, son muestras indiscutibles de este trabajo. Que contó con profesionales de la talla de Takeshi Honda (Evangelion 2.2), Tetsuya Nishio (The Sky Crawlers) o Hiroshi Aoyama (Summer Wars).

momo_2

Sus escenarios te dejaran con la boca abierta, lo prometo. Y es que Okiura viajó a la isla de Shimojima Osaki, en la prefectura de Hiroshima, zona originaria de su familia para inspirarse y crear la ficticia isla de Shio, que es el lugar donde se desarrolla la cinta. El director estudió la zona en profundidad realizando fotografías para asimilar todo el entorno hasta su más mínimo detalle. Se trata de una zona portuaria y dedicada al cultivo de mandarinas (si vez la película entenderás ese detalle). Gracias a esta trabajo y dedicación podemos disfrutar de paisajes naturales que lucen preciosos.

Creados por Hiroshi Ono, director de animación, totalmente a mano y a base de pincel. Ono ha trabajado en obras no menos conocidas como Lupin III, Nicky la Aprendiz de Bruja, Le Chevalier D´Eon, Tales of Vesperia o Akira.

momo

BANDA SONORA:

La Banda Sonora es otro aspecto a destacar. Compuesta por Mina Kubota, esta dominada en gran parte por piezas orquestales donde el piano, la flauta y los violines son sus grandes protagonistas. Con una atmósfera muy clásica, se nos conduce por los distintos tonos que tiene la película, con ciertos aires melancólicos muy atrayentes y composiciones que contemplan un tipo sonoro más étnico hasta piezas juguetonas, orientadas a ilustrar nuestros oídos hacia las andanzas de los traviesos Yōkai.

Su tema principal, Uruwashima Horoba – Utsukushiki Basho es cantado por Yuko Hara.

Una Carta para Momo es un regalo audiovisual para tus sentidos. Su hermosa y a la vez mágica historia (muy del tono Ghibli) además de su deliciosa factura técnica, hacen de esta película algo imprescindible que cualquier aficionado al septimo arte debería tener en su colección. Si te gustó la nota compártela, síguenos en nuestro fanpage de facebook, no le hagas el quite a nuestra legión de Instagram y “Querida Momo”.

Leave a comment

Comenta o muere: