El Infinito Reviews

Plan9 Review: The Nice Guys (2016)

7 noviembre, 2016

Plan9 Review: The Nice Guys (2016)

The Nice Guys es una de las mejores películas que he visto en el año. Así de sencillo.

Con Shane Black uno sabe a lo que va. Y a pesar de que para muchos con TNG no toca las cuotas de genialidad que alcanzó quizás con cosas como El Último Boy Scout, Lethal Weapon o en la dirección con Kiss Kiss Bang Bang; lo protagonizado por Russel Crowe y Ryan Gosling, es fácilmente, uno de los estrenos más sólidos, divertidos y espontáneos de este 2016 plagado de cintas mediocres y blockbuster hipercafeinados.

Y lo hace con muy poco. Demostrando que siempre, siempre, siempre, siempre, es importante contar una buena historia, más allá de toda la parafernalia que puede adoptar una cinta.

The Nice Guys, si la quieres definir, sería una especia de comedia noir cruzada con una peli de “buddy cops”. Resultando ser una satisfactoria y muy efectiva combinación, como un divertimento noventero de los que ya no se hacen.

black1-e1465577927337

Jackson Healy (Crowe) es un hombre “que soluciona problemas”. Por encargo de una joven llamada Amelia (Qualley) debe advertirle al nefasto investigador privado Holland March (Gosling) que no la busque más.

El problema es que a Amelia, también la buscan otras personas y no con buenas intenciones. Es así como March y Healy unen fuerzas para encontrar a la chica viéndose involucrados en un misterio que compromete a la industria del porno en L.A y organizaciones gubernamentales.

Puede ser que en algunos minutos TNG se vuelva una cinta autocomplaciente y centrada en sus propios detalles; como el espectacular atrezo que hace MUCHO con muy poco (yo diría que sólo un peldaño debajo de lo logrado por Ritchie en The Man form U.N.C.L.E); su banda sonora llena de los correspondientes hits del recuerdo, o el histrionismo de un Gosling en estado de gracia (aunque a veces, sobreactúe un poco) terminen por no dejarla avanzar en otros frentes y hagan que en general, se sienta como la peli más encorsetada de Black (Iron Man 3 no cuenta, porque ahí si estaba en piloto automático).

Pero ojo, no por ser un ejercicio de estilo y género quiere decir que estamos frente a una obra impersonal.

Es más, creo que precisamente un L.A lleno de mafia y prostitutas conforman exactamente el imaginario de un director que siempre se las apaña para hablar de ese submundo que es por sí mismo Los Angeles, y que a su vez, se empecina en volver a las metareferencias de la ciudad del cine.

The Nice Guys es una cinta que obedece al molde Shane Black. Una historia de héroes dañados, hombres heridos y que a pesar de todo, buscan conservar algo de decencia en un mundo indecente.

Una especie de dignificación de la masculinidad socavada por nuestro propio ego. Algo que ya conocemos de sobra y hemos visto en Lethal Weapon, o plasmado de mejor manera en la previa (y muy similar) Kiss Kiss Bang Bang.

Y gran parte de esta afirmación, proviene de la interpretación de su pareja protagonista. Crowe, quién a pesar de estar contenido y darnos una performance sencilla, poco ambiciosa y que raya en la pasividad, funciona como contrapunto al mencionado Gosling, que nos brinda un Holly Marsh histérico, desastroso, torpe, mediocre pero de buen corazón y esencialmente buen padre (en la medida de lo posible).

the-nice-guys

Ambos se complementan a la perfección en una relación que deja ver en ambos, ciertas carencias afectivas y emocionales por medio del diálogo y a la pasadita, elemento  que quizás, para algunos,  peca demasiado en lo superficial y puede que tengan razón.

Por ahí podríamos acusar ese fallo, pero en el gran orden, la poca exploración de algunos conflictos no lastra para nada el desarrollo de la historia que parece querer siempre, estar centrada en la investigación del caso.

Esto es sin duda alguna, la principal fortaleza de una cinta que basa toda su propuesta en la conformación de una pareja bastante divertida y que crea toda la atmósfera necesaria para mantenerte atento a una cinta con una duración no menor; empinándose por casi las dos horas de duración.

Pero créanme que son dos horas de entretenimiento de alta calidad.

Y en eso, ayudan mucho la labor de los actores secundarios. En especial la revelación de Angourie Rice, actriz que interpreta a la hija de Marsh y es la tercera pata en esta pareja de detectives y una roba escena en toda regla.

Además, las incorporaciones de Yaya DaCosta, Keith David, y Kim Basinger, otorgan robustez sin perder el norte de cual es la lógica tras esta dinámica y parecen entender que el show es de Crowe y Gosling.

Con todo, The Nice Guys es una cinta que se ve como el refinamiento mainstream de un estilo que se había perdido hoy entre tanto blockbuster pirotécnico sin alma.

Sin ir más lejos, Suicide Squad por ejemplo, promete una cinta con villanos protagonistas siendo héroes, y se queda en una versión descafeinada de lo gangster (siendo Ayer, un hombre versado en ese terreno). En cambio, acá estamos frente a dos personajes que no son para nada tus héroes, pero que destilan más mala actitud y leche que mucho villano grandilocuente.

Y eso es lo que hace falta. Más sustancia, más alma, más actitud. Sin mentir. Una película honesta y que se conoce. Por eso The Nice Guys es una de las joyitas de este año.

Ya saben lo que dicen, lo bueno, viene en frasco chico.

Síguenos en Facebook.

Periodista. Fundador de Plan9. Weón fome.
Leave a comment

Comenta o muere: