El Infinito

Plan9 Review: La Chica Danesa (2015)

23 febrero, 2016

Plan9 Review: La Chica Danesa (2015)

La Chica Danesa está lejos de ser una mala película. Lejos. Lejísimo.  Pero hay ciertas carencias y elementos que terminan lastrando una historia que de por sí, es oro puro.

Síntesis. The Danish Girl, aborda la historia de uno de los primeros casos transgénero en la historia.

Ocupando como base la novela de David Ebershoff “La chica danesa” de 2001 (que a su vez, se basa en el libro Man into Woman de Ernst Ludwig Hathorn Jacobson y que recoge pasajes y extractos del diario de la misma Lili Elbe) Tom Hooper, director de Les Miserables y The King’s Speech  aborda la transformación de Einar Wegener, en Lili Elbe.

La historia de una chica que nació en el cuerpo equivocado que se da cuenta demasiado tarde, cuando ya tiene un matrimonio consolidado, en una época donde situaciones como esta, claramente eran tratadas como una enfermedad.

O sea, todo el potencial para que lloremos a mares.

Lo que a priori puede parecer interesante en La Chica Danesa, es la capacidad de metamorfosis a las que se ve sometido Eddie Redmayne. Pero todo lo que logra satisfactoriamente en el primer tercio de la película como actor, se vuelve repetitivo y cansino pasado cierto minuto del metraje.

Me explico. Hooper es bien vivaracho. Presenta ya a Einar como un hombre afeminado, maquillado -no hacen esfuerzos por ocultarlo- y en gran parte de la cinta, vemos al cabro, en la búsqueda de aceptación y exploración de su femineidad. Se confunde y sufre, pero una vez pasado el umbral, pareciese que la Lili de Redmayne está llena de tics, miradas y gestos que se repiten hasta el hastío.

En un intento de mostrarnos como aprende a ser mujer, se vuelve su propio enemigo al limitar su capacidad expresiva,  condicionándose  a poner siempre las mismas caras, una y otra, y otra vez.

¿Viste el trailer? Viste todas las expresiones faciales de Lili. Y eso es importante en una película que juega casi toda su baza en una actuación.

Pero no así, la estupenda Alicia Vikander. De hecho, en mi humilde opinión, la película gana muchos enteros cuando desarrollan la arista de Gerda Wegener. Un personaje altamente conflictuado entre el amor genuino por su esposo y el desconsuelo de toda la situación.

Te puede interesar:   Plan9 Review: Una serie de eventos desafortunados

Una mujer que ama tanto a su marido, que nunca dejó de apoyarlo, a pesar de que en el proceso, destruyera su vida.

the-danish-girl-5

La Gerda de Vikander, es por si misma, un personaje mucho más rico en expresiones, mucho más desarrollado y puesto a prueba en la cinta de una manera más exigente.

Porque acá pasa muchas cosas y muy rápido. Resulta que la chica Danesa, cuenta con un montaje que en su afán de no volver la historia en algo cansino, se toma libertades espacios-temporales muy desconcertantes.

En un minuto Redmayne está descubriendo esta faceta nueva de él y a los 10, ya está travestido completamente. No dejan que el espectador se sintiera compenetrado en la historia de Wegener y más bien, acompañamos a Gerda en su drama.

Con ella es con quien empatizamos. Ella es el personaje que verdaderamente sufre.

No sé, a  riesgo de sonar insensible, siento que en La Chica Danesa, a Lili, se le da todo, relativamente fácil.

Su sociedad no la trató como una basura (bueno, eso está bien) y salvo algunos momentos en particular, Lili, nunca se ve retratada como un personaje sufriente en lo que es sin lugar  duda, un drama humano de proporciones.

A171_C001_03123F.0017547.tif

Esto no es tan Spoiler, pero como la gente es sensible, lo voy a catalogar así.

Por ejemplo, Lili se somete a dos operaciones de cambio de sexo. Obvio. Resulta que en la historia real, Elbe, fue operada CINCO VECES y cada una de las intervenciones, resultaron ser complejisimas. Algo que no se ve para nada retratado en pantalla. El tiempo entre ellas, es mínimo y si no es por una breve escena puntual, parece que estuvieran operando una apendicitis.

Fin del NO SPOILER

No digo que eso esté mal, pero sin duda, al momento de armar la historia, nuestra posición como espectador termina siendo mucho más simpatizante con –como ya he dicho- el personaje de Vikander.

Sus aspectos técnicos, como eran de esperar, son muy acertados y sobrios. Una paleta de colores cercanos  a los amarillos y azules, retratan la vida de estos dos pintores, un acierto que logra beneficiar mucho a la historia en su conjunto. Sin duda, The Danish Girl, es una película muy bonita de ver.

Te puede interesar:   ¡Soltaron el OST de la película de Warcraft!

Planos sobrios y elegantes (aunque algunos raros, como la escena handycam del auto); un trabajo de atrezo muy logrado, logran crear una atmósfera muy sofisticada.  Algo curioso, pensando que Vikander, en The Man From U.N.C.L.E y Ana Karenina también estuvo al servicio de historias visualmente, muy cautivadoras.

Con todo, La Chica Danesa es una película muy bonita, basa su fuerza en la interpretación de Redmayne y que como arma de doble filo,  le juega a favor y en contra.  En su afán de entregar una historia del tipo “más grande que la vida misma” se preocupa de ser rápida, de impresionar, de trascender,  pero solo termina dibujando levemente un drama que pudo ser mucho más complejo.

Al final, La Chica Danesa pudo ser como los cuadros que pintaba Gerda, una obra de gran fuerza, pero se queda solo en el boceto y la sencillez de lo superficial. 

Periodista. Fundador de Plan9. Weón fome.
Leave a comment

Comenta o muere: