El Infinito

Plan9 Review: El Conjuro 2 (2016)

22 junio, 2016

author:

Plan9 Review: El Conjuro 2 (2016)

El Conjuro hizo su estreno el 2013 y aunque la película no inventaba la rueda, fue denominada un éxito de género, porque aunque estaba llena de los mismos elementos que plagaban todas las cintas de terror, utilizo el cliché a su favor y lo ocupo de la forma en donde muchas cintas habían fallado, lo usó de la manera correcta.

No habían sustos falsos en los que el responsable del ruido era un animal, ni tampoco nos daba fiesta de sonidos bruscos a la hora de revelar una figura en segundo plano que resultaba ser un personaje inocente.  La cinta de James Wan, el mismo detrás de obras como Insidious o Saw, era sincera, una casa embrujada, posesiones demoníacas, una dosis letal de “jump scares” y  sustos repentinos.

La película no pretendía ser más que eso, asustar a la audiencia y la gente respondió con cariño clasificándola incluso en ocasiones como la sucesora de El Exorcista (1973), pero eso ya era demasiado cariño.

Tres años han pasado, y en nuestra cartelera se exhibe su secuela y con ella despertaron mis dudas. Hubo un horrible, asqueroso y vil spin-off basado en la muñeca Annabelle, pero a favor del Conjuro, no es culpa de James Wan y su equipo que la gente no lea y no se diera cuenta que el guion, el sonido, la cámara y el elenco original no eran parte de ella, pero los tenemos a todos de regreso en esta segunda parte.

¡A por la reseña!

Lo primero que deben saber, aunque es obvio, es que El Conjuro 2 es básicamente igual a su primera parte, una suma de elementos del género de fantasmas y casas embrujadas que usa un lenguaje cinematográfico muy clásico, y aunque esta segunda cinta evoluciona, es de una manera muy cercana a lo presenciado en secuelas de otras franquicias, como Poltergeist o Insidious: Chapter 3.

Entonces, ¿Cómo es que ha tenido una recepción tan buena? ¡buen punto desgraciados! En Gringolandia por ejemplo, superó a Warcraft por casi el doble de boletos vendidos, y aunque “sea más de lo mismo” digamos que la forma en que durante la última década se estrenan sin asco miles de películas que no saben manejar los códigos del género y son nada más que un copypaste de éxitos comerciales ya pasados, hace que la vara del cine de terror, tampoco sea algo muy difícil de superar.

Pero no todo es malo, hay que ser justo y aunque parezca una re-versión del Conjuro, la película tiene momentos de terror que están muy bien construidos, bajo la base de un buen manejo de la suma de sus elementos.

Te puede interesar:   Tokyo Ghoul: re estrenará animé en 2018
conjuro2qwqwrqwrqr
Pueden decir lo que quieran de la cinta, pero la monja es Marilyn Manson, es un hecho innegable.

La película sabe trabajar el suspenso, desde crear una expectativa de que va a ocurrir algo, combinando la música, los movimientos de cámara y la reacción de los actores, hasta trabajar una atmósfera que hace que la tensión se acumule en las escenas en un in crescendo hasta causar el susto apropiado.

El terror también da paso a la emoción, e incluso hasta la cómico, cada uno de ellos ocupados de una manera clásica y respetuosa en la que por ejemplo las acciones de los fantasmas o demonios pueden darnos un alivio cómico temporal dentro de tanta parafernalia del horror. Símbolos muy característicos en cintas como por ejemplo Poltergeist, que aunque muy efectistas en su uso, resultaron bien desarrollados acá también.

Si tomamos la premisa de que ya todo esta hecho, no crean que critíco a la película por utilizar parámetros que ya se han presentado en otras cintas de terror, porque los sabe usar y eso es algo positivo. Pero tampoco creo que plantee un aire fresco a la industria.

MK1_5074.dng
¿Mamá? No, yo, no estoy buscando nada ¿No habrás visto una bolsita con orégano?

Aire que si encuentro están en otras cintas como Goodnight Mommy, The Babadook o la misma The Witch, filmes que aunque mucha parte de la audiencia juzga por su “falta de sustos”, plantean un tipo de horror diferente, que a mi juicio pueden llegar a ser mucho más aterradoras por la forma en que manejan ciertas aristas, incluso abordando los mismos temas que la cinta de Wan, sean estos la fe ciega en una creencia, lo sobrenatural y la familia.

Aunque a mi parecer de una forma mucho mejor elaborada, pero en gustos hay para todo publico, y nadie se debería avergonzar por buscar “jump scares” para pasar un buen susto viendo una película, es totalmente válido.

conjuringklajsdklashhhhhhaslkdja

Donde recae el mayor peso de la película es en su villana. Destacable uso de la cámara, pues la mayoría del tiempo es la que juega el rol de “entidad”, de un modo voyerista y acercándose y alejándose muchas veces en ángulos imposibles como si realmente fuera un fantasma.

Pero cuando se presenta en pantalla, es La Monja la que se lleva el premio, es un ser horrible, que esta muy bien diseñado para que se te quede grabado en la cabeza.

Lamentablemente por otro lado, el fantasma de la casa Enfield, no es más que un anciano decrépito y no causa mucho impacto (¿qué va a hacer? ¿decirme que ando muy desabrigado y que paso todo el día en la computadora?), y también tenemos al “hombre torcido” que si bien en segundo plano, logra su objetivo, es cuando lo vemos de más cerca que todo se pudre, ya que se nota demasiado que es un efecto CGI y resulta desconcertante y hasta caricaturesco.

Te puede interesar:   ARTATTACK!: MinorisUrsae

Pero la monja, esa monja hermana perdida de Marilyn Manson, es la que salva la película y los va a hacer mirar hacia atrás cuando estén solos.

MK1_0006.dng
Hay muchas cruces, muchas muchas cruces, que miedo.

Ahora, su elemento más grave es su trama. Al igual que su antecesora trata de respetar el caso en el que está inspirada, desde la época, la locación e incluso la apariencia de sus personajes y visualmente la hace muy bonita. Pero esto la fuerza de algún modo y hace que no todo se perciba de una manera natural. Es así, que tenemos varias escenas inconexas o lagunas dentro de la trama que no se explican muy bien o simplemente no encajan para nada dentro de la historia o con la personalidad de algunos personajes. Y esto desentona mucho y termina por afectar directamente la credibilidad de la que el filme se jacta.

El Conjuro 2 es una película de terror que cumple con su objetivo primordial, el de asustar.  Tiene una calidad técnica bastante buena en algunas partes y no funciona del todo, en muchas otras. Logra transmitirnos el horror a través de imágenes, colores, sonidos e incluso detalles muy sutiles. Su trama, es muy débil y en ocasiones se hace  forzada. La villana es algo a destacar. Y no estamos frente a ese tipo de películas donde la secuela es mejor a la original.

Síguenos en nuestra fanpage de facebook, tenemos un Instagram de miedo, y ve como los fantasmas manejan nuestro Twitter, comparte la nota y Boo!

Leave a comment

Comenta o muere: