El Infinito

Plan9 Review: Batman: The Killing Joke (2016)

26 julio, 2016

author:

Plan9 Review: Batman: The Killing Joke (2016)

“La Broma Asesina”  es una historia que se considera de culto. Ha sido catalogada como una de las obras más interesantes en la historia del encapuchado, aún cuando su propio creador Alan Moore la ha calificado como una obra fallida en varias ocasiones. 

Sea como sea, la fama que tiene el cómic de Batman: The Killing Joke es algo que no se puede ignorar.

Tiene en su poder un chilión de premios y ha sido clasificada incluso de rupturista.

Warner Bros Animation, decidió darle una oportunidad a la obra original dibujada por Brian Bolland y este 2016 finalmente dieron luz verde a su estreno en salas de cine, incluso con algunas copias que se proyectaron en nuestro país.

Así que entre medio de fans enloquecidos batiendo sus poleras del Joker, curiosos que querían ver a Barbara Gordon desnuda y pop corn carísimo, tratamos de responder a la interrogante:

¿La adaptación está a la altura del cómic?
maxresdefault-1

El primer problema que surgió en mi cabeza, incluso antes de sentarme en la butaca, fue “la maldición” de las obras de Moore.

Por alguna extraña razón, ninguna de sus obras jamás ha podido ser adaptada y dotarnos de aquello que el viejo ermitaño ha sabido entregarnos tan bien en papel.

Títulos como From Hell y The League of Extraordinary Gentlemen, siendo misericordioso, los llamaría penosas adaptaciones.

Por otro lado tenemos al favorito de la audiencia, The Watchmen, la que debo admitir en los días de su lanzamiento fue una película que me gustó bastante, pero de ahí a estar a la altura de su versión en viñeta, lo siento, pero una diferencia abismal las separa.

KillingJokeBDEsto puede inclinarse en que la mayoría de estas obras han olvidado el mensaje original que el autor quería entregar.

Sea culpa de la casa productora de turno, del director o guionista, las obras tratan de cambiar el formato e inclinarse dentro de géneros que se le hagan familiares al espectador.

Recordemos también que aunque el cómic comparte una manera visual de comunicación hacia su receptor como lo hace el cine, no se manejan bajo los mismos códigos y eso de alguna manera puede pasar la cuenta cuando la persona que hace la adaptación no tiene un conocimiento profundo de ambos mundos.

De esta misma manera, durante toda la película somos espectadores de una recreación del cómic, que lamentablemente no tiene sabor, fundamentos y al igual que siempre, la maldición se repite, y el mensaje de la obra no llega a tener el peso correspondiente. ¡Auch!

Cuando hablamos del cómic “La Broma Asesina”, nos referimos al combate entre el murciélago y el payaso, se hace referencia a una lucha perpetua que encadena el destino del protagonista y antagonista hasta que la editorial decida que el negocio ya no es rentable

En el cómic, esa pared se derriba de manera magistral, se dan indicios de ello en sus viñetas y nos conducen hacia un desenlace que prácticamente nos pilla por sorpresa

Es la rebelión de la naturaleza de sus personajes, dejan de lado sus papeles dramáticos para sincerarse el uno con el otro. Es alucinante. Moore y Bolland nos vuelan la cabeza y logran cambiar la mitología que envuelve al encapuchado para siempre.

Batman-The-Killing-Joke

En su adaptación animada, esto no se refleja y no logra estar ni cerca de hacerlo.

No critico la introducción que se nos hace de Barbara Gordon como Batgirl. Entiendo que al enfrentarse con un público que digiere películas y no cómics, entregarnos algunas de las aventuras de batichica era algo necesario para que el público empatizara con el personaje antes de que el Joker entrará en escena. Pero pasar de un prólogo a contarnos una minihistoria completamente gratuita que termina dividiendo la película en dos, me dejó una sensación muy extraña.

Luego de esta “introducción” abismal de Barbara Gordon, pasamos a la verdadera historia y adaptación del cómic, pero muy a mi pesar, somos conducidos superficialmente a algo que con suerte alcanza a desarrollarse.

Batgirl-The-Killing-Joke

Para mí, cada plano debe tener una justificación cuando hablamos de cine clásico, Aristotélico.

A diferencia de lo experimental y rupturista, este cine se define por tratar de entregarnos en cada plano un significado que nos conduzca por la historia y además de contárnosla, sea capaz de marcarnos.

Warner Animation basa sus películas en ese tipo de cine, y se nota cuando hacen bien la pega, es cosa de ver cintas como Batman: Under the RedHood.

Pero en Batman: The Killing Joke, díganme quisquilloso, pero tenemos dos planos totalmente gratuitos del trasero y los pechos de Barbara Gordon cuando sale a trotar. ¿Para qué? Incluso en los momentos más importantes y emblemáticos que nos entrega el cómic, se sienten forzados, no tienen identidad ni peso artístico alguno y la mayoría de sus escenas quedan resagadas a acciones que realizan los personajes sólo para avanzar en la historia.

Screen_Shot_2016-04-04_at_9.28.02_AM.0.0
Oscura sí, pero madura no.

Desperdician totalmente la escena del carrito donde Gordon es conducido y es torturado. Esperaba que le dieran una utilidad a las herramientas audiovisuales que se desprenden del 7mo arte para crear una fantasía de locura surreal, que traspasaría la sensacion de sufrimiento y emocionalidad del comisionado hacia el espectador, da la sensación de que ni siquiera lo intentaron o de que los brazos creativos fueron cortados por las tijeras de Warner Animation en exceso y brutalmente.

Ahí no hay ingenio, y lo peor de todo, no hay un factor audiovisual que es la idea principal de realizar una adaptación.

Su arte no logra mantener una calidad estándar durante toda la película. Presenciamos escenas que son un deleite y otras en las que salen a relucir comentarios como: “Mi hermano pequeño lo hubiese hecho mejor”.

Eso sí, los fondos son lo mejor que tiene la película, pero no logran hacerla brillar debido a las muchas falencias técnicas que tiene en todas las demás áreas.

dragonballs
¿Dragon Ball S? ¿Eres tú?

Lo que más se disfruta son sus voces originales, Mark Hamill, Kevin Conroy y Tara Strong reviven sus mejores años de locución en esta cinta. Hay que señalar además que la voz del Joker es bastante cuadrada dado su tipo de papel más serio en esta producción. Esperaba encontrarme con alguna carcajada de Hamill donde se desatará su siempre brillante interpretación del payaso. Pero apenas y sucedió.

¿Mi recomendación? No vean “La Broma Asesina” o mejor, véanla y me dan su opinión, sería un bonito debate. Para mí, fallaron en el 99,9% de esta adaptación, y da pena, porque desperdiciaron una obra como pocas en el mundo.

Síguenos en nuestra fanpage de Facebook, dale corazones a nuestro Instagram y comparte la nota.

Leave a comment

Comenta o muere: