Animé El Infinito FEATURED Recomendamos アジア

Plan9 Recomienda: The Tatami Galaxy (2010)

31 julio, 2018

author:

Plan9 Recomienda: The Tatami Galaxy (2010)

Durante el transcurso de tu vida eliges muchas cosas. Eliges la ropa que te gusta vestir, los alimentos que te gusta comer y los lugares donde pasarla bien. Eliges a tus amigos, los cuales se van haciendo cada vez menos a medida que pasan los años. Algunos tienen la suerte incluso de elegir qué estudiar, qué ramos tomar y con qué profesores.

Todas y cada una de esas pequeñas o grandes decisiones han configurado tu vida de una forma concreta y particular, has hecho tu propia vida y la de nadie más​.

Pero, ¿has pensado cómo sería tu vida actualmente si en cada una de esas decisiones que tuviste que tomar, hubieras optado por algo más?, ¿serías la misma persona?, ¿tendrías los mismos amigos?, tal vez no hubieras conocido a [email protected] de tus [email protected] ¿quién sabe? O incluso y muy por el contrario, tal vez estamos predestinados a tener la
misma vida con variables mínimas en cualquiera de sus infinitas posibilidades.

De algo similar va este maravilloso animé, cuyo título original es Yojōhan Shinwa Taikei (literalmente: Las crónicas mitológicas de 4 tatamis y medio), más conocido en occidente como The Tatami Galaxy.

 

Adaptado de las novelas de Tomihiko Morimi, el animé cuenta con 11 capítulos a cargo de la dirección del gran Masaaki Yuasa (Ping Pong The Animation, Mind Game y recientemente Devilman Cry Baby) y bajo el alero del estudio Madhouse​ -uno que no falla-.

Es complejo dar una sinopsis de Tatami Galaxy sin adentrarse en la trama, pero básicamente cuenta la historia de un cabro que oficia de narrador-protagonista que va en tercer año de universidad y se ha dado cuenta que ha vivido dos años de miseria y monotonía​, una vida en la educació superior aburrida y sin sentido muy distinta a como él creía que iba a ser, en sus propias palabras “una vida de campus color rosa”.

Te puede interesar:   Se colocó exigente: Ben Affleck anunció que no dirigirá cinta de Batman si el guion no está a la altura

Nada más alejado de la realidad.

Gran parte de la decepción universitaria del protagonista se debe a su elección de club al inicio de sus estudios, cuenta, que cuando entró se le presentaron una multitud de stands con sus respectivos folletos ofreciéndole un futuro esplendoroso.

En cada capítulo el protagonista realiza una retrospectiva y se pregunta: ¿qué hubiera pasado si en lugar de ingresar al club de tenis, hubiera optado por el club de lectura?, o el de baseball?, sentiría la misma desazón que me carcome día a día o hubiese logrado cumplir mi sueño de ser un universitario con una vida social envidiable?

¿Cuáles son las posibilidades que la vida pudo haber tenido para mí?

El tratamiento audiovisual de la serie es uno de los apartados más atractivos de la misma, quienes han tenido la suerte de ver obras de Masaaki Yuasa ​sabrán de lo que hablo. Montaje vertiginoso, colores vivos, trazo dinámico y poco pulcro, son algunos de los elementos que caracterizan la estética de este director, sumado a una narración fragmentada y no lineal con una atmósfera horriblemente densa, hacen de Tatami Galaxy una serie sumamente original y atractiva por donde se le mire.

La forma en que el narrador-protagonista hace avanzar la historia permite que el espectador se vaya haciendo parte de la misma, que vaya junto a él construyendo y descubriendo cómo funcionan las distintas variables del futuro que le deparan. Tatami Galaxy es bacán, súper didáctica y más existencialista que la mierda.

Una serie muy bien hecha, que tiene toques de comedia y de drama en su medida justa. Mientras avanza se va poniendo más densa que la cresta. A mi parecer, pertenece la familia de animés existencialistas como Evangelion, FLCL y por qué no, Ping Pong.

Te puede interesar:   La peli de Uncharted queda (nuevamente) paralizada

Que no les asuste el primer capítulo (donde el protagonista habla más que la chucha y entrega mucha información que cuesta un poco retener), el ritmo es rápido porque así es la esencia de la historia: la vida vertiginosa que no para. Una vez le agarran la onda se hace más fácil de digerir, aunque en los últimos capítulos se va en voladas más o menos cuáticas. Es una historia compleja, oscura pero al mismo tiempo muy optimista, da pa reír y da pa llorar, pero por sobre todo da para pensar.

La recomiendo mucho. Y ustedes saben que tenemos buen gusto ❤


Also published on Medium.

Comenta o muere

La sangre sabe a hierro