El Infinito

Plan9 (anti) Review: Jurassic World (2015)

22 junio, 2015

Plan9 (anti) Review: Jurassic World (2015)

Son muchas cosas en las que pienso mientras termino de digerir Jurassic World. Pero la primera que se me viene a la cabeza, es respeto. Uno reverencial por la obra y que entiende de manera muy práctica, cuál es su lugar en la historia.

No estamos hablando de la primera secuela del éxito de Spielberg, ese que impulso la dinomanía en los 90. Estamos hablando de LA CUARTA iteración de una saga de hace más de 22 años.

Habiendo pasado por Lost World, una peli desganada y que seguía la lógica del más/mejor y un Jurassic Park 3  que gracias a su infinidad de problemas de guión, terminó reducida a una historia absurda, en Jurassic World, volvemos a los orígenes de la historia.

Un parque (ahora) en pleno funcionamiento. Así que la lógica es la misma. El hombre no puede controlar lo incontrolable. Solo que esta vez, carecemos de una base sólida como lo es el libro de Michael Crichton, que hacía una crítica sobre la manipulación genética y la experimentación  y nos volvemos un poquito más meta, criticando en cierta forma, el funcionamiento del modelo de éxitos de taquilla en Hollywood.

Hoy tenemos los mismos elementos. Que si bien es cierto no alcanzan por asomo los grados de empatía del original (y que por momentos pueden llegar a parecer estúpidos) solo son el transporte para dos cosas: Cris Pratt y su confirmación como nueva estrella del cine y los dinosaurios, esos mismos que fueron criticados en el estreno de la original por robarse la atención, nuevamente como estrellas únicas de la función hoy.

Me parece idiota, por lo menos, tratar de atacar a una película en base a lo que NO ES. Las comparaciones son odiosas y es cierto que Jurassic World toma elementos nostálgicos como herramientas, pero tampoco es culpa de ella tener que lidiar con dos malas secuelas que no tuvieron respeto alguno (incluso una dirigida por el mismo Spielberg) y un infierno de desarrollo, que solo remite a las ideas imbéciles que querían desarrollar (y que algo de eso queda, en el tema de los Dinos como armas genéticas).

No creo que Collin Trevorow haya querido hacer un espectáculo vacío como muchos claman. De hecho, creo que siempre estuvo muy preocupado de respetar la mitología de la original, actualizándola para las nuevas audiencias (que en espíritu lo es, una nueva trilogía que puede ir por otros tiros, construida bajo los cimientos de la primera) y tratando de superar su propio complejo de nunca-voy-a-alcanzar-al-original. Porque Jurassic World NO ES Jurassic Park, y tampoco lo pretende.

Porque esa es la queja principal.

No voy a contar la trama, ni el desempeño de los actores, ni lo lógico de la misma, eso es fome, muchos lo han dicho, y es regular en todos esos aspectos. Prefiero verla desde su perspectiva como producto.

¿La homenajea? Como decíamos, sí, pero abraza su naturaleza de film de consumo apelando al nuevo espectador modelo. Cuando se estrenó JP, se criticó que los personajes estaban nulamente desarrollados, en detrimento de la espectacularidad de los FX. Hoy, la crítica es la misma y es cierto, los personajes no son igual de entrañables, pero nosotros no somos el público modelo, lo es mi hija de 4 años que cuando la vio, miraba maravillada como un parque de dinos funcionaba.

Y eso es admirable. Porque no todos lo logran. En especial (y soy majadero), en la cuarta parte de una franquicia.

Acá estamos frente a un tipo que sabe cómo rescatar la esencia y tomar la mejor parte de cada uno de los filmes de la saga, para luego avanzar. La fórmula de referenciar/avanzar, no es culpa de ella, es el ritmo frenético que han tomado las producciones hoy, pero eso es algo natural, es un indicio de las nuevas generaciones que revisan el celular y hablan contigo.

No olvidemos que el modelo de blockbusters no es el mismo de 20 años atrás y lo que pareció un éxito en tu memoria, puede resultarle bastante soso y aburrido a mucha gente.

Por eso JW me gustó. Tiene un sentido de la autoparodia bastante amplio. Como ejemplo a citar, la banda sonora de Williams, cuando presenta al parque, se ha vuelto icónica del cine, sin embargo,  acá, hoy, incluso el tema principal se nos antoja anodino. Pero es absolutamente a propósito. Como buena película de criaturas, el efecto de JP SIEMPRE SERÁ EFECTIVO LA PRIMERA VEZ, acá no puedes apelar a la emoción inicial porque ya no existe.

Y al igual que en el parque, la gente ya está acostumbrada a cosas espectaculares en pantallas. O sea, la gente puede lidiar con un mapache hablador al día de hoy ¿Que tanto puede maravillarlo un dinosaurio?

UN GRAN PARÉNTESIS

Ah, para todos los ahueonaos haters que hablan de los efectos. Claramente les falta una revisadita a la peli original. Por supuesto que son de excelencia (ILM el otro día se mandó flor de video celebrando sus 40 años)  y al día de hoy lucen impecables. Pero eso es obvio, los efectos hoy, solo se han pulido, y una de las cosas que afectan la calidad de la ilusión es que actualmente el cine en su mayoría es digital (y completamente nítido).

Ya no se aprecia esa granulosidad orgánica propia de los 35mm o el downgrade de calidad que ejercía el VHS, elementos que disfrazaban las pifias, y nuestra percepción se ve más agudizadas al notar una gran cantidad de elementos muy parecidos a la realidad, pero en el que se percibe “algo raro”.  Diciéndolo de otra forma, copia tan bien, que se siente extraño,  en cambio si la imagen se encuentra homogenizada por el soporte, compramos el efecto entero pues sabemos que lo que sucede ahí es parte del metraje. Y eso va a pasar en la mayoría de las producciones actuales, de acá al infinito. Superenlo.

A estas alturas, la trama deberías saberla, el parque está abierto pero presenta una baja de visitas, por lo que deciden empezar a crear híbridos. El primero es el Indominus Rex, uno que es extremadamente inteligente y que escapa, poniendo e riesgo toda la seguridad del parque. Un villano digno de la clase de cinta que es.

Ok, sigamos.

Yo creo, que lo que pretenden hacer con el sentido de JW es, meter una metareferencia al cine de hoy. Digo, es súper sencillo de ver que si las “atracciones” ya no funcionan, es precisamente porque estamos metidos en un mercado cinematográfico en donde el fuerte de las ventas, son para historias como Marvel, y los remakes tiran solo por la nostalgia (JW compartió cartelera con Mad Max y Polstergeist ¿queda duda?).

Hoy una cinta Jurassic World ya no sorprende, es algo normal, incluso para una idea como esa, entonces, ¿Qué hacemos para cautivar de nuevo a la gente?

Hay que meterla bajo el filtro y el tratamiento de cine actual, menos reflexivo y mucho más rápido, cosas que obedece a nuevos códigos, Mad Max funciona para nuestra generación, pero es cosa de ver la taquilla de Pitch Perfect 2.

Nosotros extrañamos una Jurassic Park 2 como la gente, pues precisamente porque no nos la han dado, el mismo Crichton y Spielberg estuvieron conscientes de eso.

Jurassic World, homenajea eso (para aquellos que se quejan de la falta de cariño por la saga) agrega dosis de hiperventilación, se aleja de un discurso tangible (que ya hizo la primera entrega y que para los parámetros en los que se mueve la peli hoy, son inútiles) y reinventa una historia que finalmente es una franquicia, estamos hablando de la cuarta parte de una saga no planeada (lo sé, soy repetitivo). Eso e lo que finalmente buscan, captar nuevos niños, igual que la uno, nada más, nada menos.

Los chicos de hoy la van a amar. Nosotros inevitablemente vamos a comparar lo incomparable. Vayan a verla y pásenla bien sin prejuicios. Siempre tendremos el original.

ALFS:

ALFALFALFALFALF

 

Periodista. Fundador de Plan9. Weón fome.
Leave a comment

Comenta o muere: