Cine + Series

They Live (1988): Seguimos estando dormidos

9 junio, 2016

They Live (1988): Seguimos estando dormidos

THEY LIVE AND WE SLEEP!

 

tumblr_m6tg07uxYs1rw6lx6o1_500

 

Es casi imposible que el nombre John Carpenter sea desconocido para la gente. The Thing, The Fog y Halloween, por nombrar algunas, son clásicos de culto que, si bien en su época no se apreciaron tanto (excepto Halloween de las nombradas), con el pasar, el tiempo le dio la razón y Carpenter quedó catalogado como genio.

Entre su basta, profusa y compleja filmografía, They Live es quizás,  una de las que toma más relevancia. No tan sólo por su factura, si no más bien, por lo profecía autocumplida que parece ser en los tiempos actuales.

Basada en el cuento de ciencia ficción “Eight o’ Clock in the Morning” de Ray Nelseon,  a pesar de ser ciencia ficción, no está muy lejos de la realidad.  Perfilada como una aguda crítica social; ocupa como dispositivo, el famoso  tópico del “despertar” y resulta tan efectiva, como un combo en lo’hocico.

Nos ponemos en los hombros de John Nada (el inmortal, Roddy Piper) un hombre que viaja sin rumbo fijo aparente, sin más que encontrar un lugar donde poder trabajar y vivir, dado que la economía del país está en una crisis horrible y va de mal en peor.

Llegando a Los Ángeles, encuentra trabajo de obrero en una construcción, donde conoce a su compañero Frank. Dado que no tiene un lugar donde quedarse, Frank lo lleva consigo al campamento donde vive y así tener una estadía propia.

Al llegar al lugar, unos lugareños viendo la televisión se sorprenden al ver como su programación es interrumpida por una extraña señal, y es aquí, el comienzo uno de los temas recurrentes en la cinta: el adormecimiento en la gente, un estado de conciencia apagado que debemos despertar, y sobre “algo”que nos mantiene así, controlados e individualizados, y que mientras no lo descubramos, seguirá presente.

Los lugareños reaccionan con indiferencia a este mensaje, con un literal “blow it out your ass”, junto a nuestro protagonista que está de espectador bastante intrigado. Sin terminar la transmisión, cambian de canal y el tema queda en la nada, pero no para John.

theylivetvhacker

Frente a la población, yace una iglesia, el cual descubre que es el fuerte de la resistencia, intentando convencer a la gente para que abran los ojos. Investigando sigilosamente, encuentra detrás de un muro unos lentes de sol que por alguna razón estaban escondidos.

Antes de ser descubierto, los guarda y sale de la iglesia, solamente para darse cuenta de una redada policial que desalojo y desarmó el campamento donde vivían todos ellos, buscando a los que forman parte de la resistencia.

Después de huir del caos, al día siguiente fue a buscar los lentes y paseándo por la ciudad, se los puso, y el resultado fue abrumador para nuestro protagonista.

Nada, cae en una especie de crisis  al darse cuenta de toda la mentira que ha vivido, y no sólo él, sino también la gente que lo rodea y el mundo en sí. El paso siguiente? escopeta, huevos y a repartir leña se ha dicho.

Te puede interesar:   John Carpenter realizó un videoclip basado en ‘Christine’ porque es el puto amo

Es difícil abrir los ojos

Ya pasada y asumida la reacción de John ante estos aliens que dominan la Tierra, el hombre debe ir buscar a su amigo, entregándonos la escena que se convierte en la más insigne de la película, y que prácticamente es una metáfora visual.

La implacable actitud de John para que su amigo abra los ojos y conozca el mundo que lo rodea, y la negación total de Frank hacia esta, es la representación de la actitud egoísta y lo cegada que es la gente, y lo dificultoso que suele ser quitar ese miedo ante el cambio.

The Live aborda desde una perspectiva cínica, negra, con toques de comedia absurda, lo manipulado e irreal que es la realidad.

Es un proceso doloroso aceptar y entender que lo que nos rodea, no es más que una simulación, una versión disfrazada de la realidad que bajo marcas, slogans, consumo y capital, nos venden la idea de una utopia que es más similar de lo que quisiéramos a lo creado por ejemplo por Aldous Huxley que algo dictatorial Orwelliano.

rtrert

Debo reconocer que estaba muerto de la risa viéndola, porque de verdad se expone una buena pelea a mano limpia, cuyo tiempo de duración es inusual y tampoco es de acción rápida que digamos, pero asímismo, el proceso del “despertar” es lento, y la duración te da el tiempo suficiente para que te quede en la retina y uno diga “creo que esto es algo más que una pelea”.

“Our impulses are being redirected. We are living in an artificially-induced state of consciousness that resembles sleep. The movement was begun eight months ago by a small group of scientists who discovered quite by accident these signals being sent through t… The poor and the underclass are growing. Racial justice and human rights are nonexistent. They have created a repressive society, and we are their unwitting accomplices. Their intention to rule rests with the annihilation of consciousness. We have been lulled into a trance. They have made us indifferent to ourselves, to others. We are focused only on our own gain. We… Please, understand they are safe as long as they are not discovered. That is their primary method of survival- keep us asleep, keep us selfish, keep us sedated.”

Lo de Carpenter, siendo una critica satírica, ha trascendido en el tiempo y se ha conformado como un ejemplo enorme, de cine de vocación abiertamente popular, consciente de su estado y al mismo tiempo, con una lógica discursiva,  que dentro de todo, conoce su lugar y no pretende moralizar o evangelizar sobre el asunto, si no más bien, contar como las cosas son.

Y como lo seguirán siendo.

Las frases como “This is your God”, “Stay Asleep”, “Consume”, y todo lo que engloba a They Live, quedó sumergido en la cultura popular, a niveles que, bajo mi apreciación, llegan a enfermar con la generalización y la creencia de ser revolucionario al calificar todo como consumo y engaño de los medios.

Te puede interesar:   Es hora de Animaniacs! Podría haber un reboot de la serie de los hermanos Warner

Y es parte de un proceso de banalización de la obra, que por muchos, ha sido tomada por el lado más  simplista (todo es malo, todo el consumo es malo, tu eres un borrego) olvidando que nace como el reflejo de una época, pero solo como una porción de ella y no un conjunto.

Por lo demás, es tragicómico pensar en que una de las frases más conocidas de la cinta “OBEYes hoy una marca de ropa. Una de la que la gran mayoría de sus usuarios, asumo, deben desconocer contra que se revela.

7d4Y31U ROGER-GOODELL---NFL-CONSUME-THEY-LIVE---HAL-HEFNER bf3c73cf645fa3c0bb345c4769d255c9

Te compro los dos primeros, ¿pero George R.R Martin? ¿En serio?

Aunque no todo fanatismo es malo, también hay gracioso. TheyLiveandWeSleepTV es un canal dedicado a hacer videos bajo esta temática que, si bien algunos los utilizan como crítica y no dejan de estar en lo cierto, se lo toman más con humor, creando así algo más digerible, y de paso, honrando el espíritu “gamberro” de lo creado por Carpenter.

Mal que mal, el sujeto ha avalado más de una secuela de Halloween.

Finalmente, la junta con la resistencia, el conocimiento del cuartel principal de estos aliens y todo de camino al punto cúlmine, sólo vale la pena enfatizar en el sacrificio definitivo (spoiler) de John Nada ante esta amenaza espacial, el cual ejerce ofrece todo, hasta su propia vida para quitar el camuflaje de estos aliens y hacer que toda la raza humana se de cuenta en dónde viven y quiénes los rodean.

Pero el final, nunca es el final.

Sin duda es una obra trascendental que, sigue vigente, y por supuesto,  refleja nuestro presente (quizás hasta cuando) dandinos para reflexionar en algun momento: ¿me gusta lo que vivo? ¿estoy realmente conforme con lo que me rodea?

Leave a comment

Comenta o muere: