El Infinito Literatura + Cómic Recomendamos

Plan9 Recomienda: Old Man Logan (2008)

9 marzo, 2017

Plan9 Recomienda: Old Man Logan (2008)

No hay nada peor que estar enfermo, en cama y en verano con un calor culiao horrible y encima todo moqueado #nohomo.

Ya que no hay posibilidad de ir a ver Logan al cine dada mi condición, why not leer the origen, la inspiración, la base de la adaptación a la pantalla grande: el cómic.

Hace un tiempo, con todo el hype de la película y la última aparición de Hugh Jackman como Wolverine/Lobezno/Aguja Dinámica, revisamos Arma X del genial y hermoso Barry Windsor-Smith, con toda la “juventud” y los inicios del experimento n°10, entonces ¿por qué no hablar del anciano, traumado y retirado Wolverine?.

Las monedas tienen dos caras (además de resfriado, pseudo poético).

A 50 años de la masacre casi total de los superhéroes, Logan, atormentado por el pasado, no es más que un granjero alejado de una vida llena de violencia, sangre y mocos. Su día a día gira en torno a su pequeña familia y preocupado por el bienestar de ellos, bienestar que es pasado a llevar por la pandilla de Hulk, compuesta por los nietos de Bruce Banner.

Logan debe pagar la renta de su hogar o las vidas de su esposa e hijos se verán amenazadas por estos campesinos verdes y grotescos.

Mediante este incentivo se desarrolla la historia de como intenta resolver este problema con la ayuda de Hawkeye, ya anciano, ciego e ignorado en la época de los superhéroes al no demostrar amenaza hacia los malos de siempre, pero ¿sin violencia? Post masacre Wolverine dejó de existir. Murió, de forma simbólica, ese día junto con sus compañeros y hasta el presente sigue enterrado en el olvido.

Es horrible y frustrante ver cumplir su abstinencia y verlo quejarse una y otra vez con un “pero ya te dije ya que no quiero pelear”. Es igual de odioso que joven.

Digan lo que quieran, Hawkeye es la raja ciego y todo.

Mark Millar es parte del elenco creativo que dio vida a Old Man Logan, lo cual es de esperar sangre, caos y ese humor ácido característico, y logró plasmar cada emoción que quiso transmitir en conjunto con Steve McNiven y su estilo. No hay cuadro que no se aprecie.

Podemos sentir y ver esa frustración, como mencioné en el párrafo anterior, al estar acostumbrados ver a Wolverine dejar la cagá, enojao, y ver como su desarrollo en el cómic en gran parte es usar soluciones “pacificas”. Una angustia y pena constante hacia él por parte de los flashbacks que suelen presentarse, por las situaciones con las que debe lidiar y como lucha contra estas hasta el final sin siquiera pasar a llevar su honor o su integridad, todo en pos de su familia.

Pero toda espera vale la pena. No hay nada como el dulce sabor de la violencia en exceso y el color de la sangre.

A través de todos los capítulos, la estética desértica post apocalíptica, de como el pasado los alcanzó y como los rodea la distopía, es algo que no se logra solamente con una ciudad en ruinas y un par de homicidas…  Bueno, sí se puede, pero ese no es el punto.

Se retrata el caos a través de ciertos elementos, como el origen de los moloides, cuerpos esqueléticos gigantes que yacen ahí como recordatorios y lo que se robó mi corazón: Hammer Falls, donde la gente en vez de portar cruces y carteles de “Dios te está observando”, visten de Capitán América o Iron Man, con la esperanza que algún día volverán sus superhéroes a salvarlos y los librarán del mal.

Es muy lindi, tiene hasta dinosaurios y un VenomSaurus Rex.

Si bien genera muchas interrogantes con el solo hecho de presentar un personaje (como la hija de Spiderman “casada” con Ultrón-8) y muestra demasiado material como para ser resumido en un par de tomos, no deja un vacío incómodo ya que se responde de manera autónoma en cuanto a lo que vemos y leemos, se entiende y se sabe lo que hay en torno al contexto (como por ejemplo los hijos de Hulk o el porqué de Logan), y deja la sensación de permanencia sobre lo que pasará tanto con él como algunos otros personajes a futuro, construyendo una historia absolutamente consistente que te deja con ganas de DEME UN CHILIÓN DE CAPÍTULOS MÁS.

Lo más curioso fue el efecto que provoca leer la historia de nuevo. La primera es dinámica, shockeante, adictiva y emocionante, pero la segunda vez es triste y esperanzadora. En lo personal, eso y el Spider Buggy es lo más hermoso del cómic <3

…Y las clases de humanidad que SIEMPRE nos da Logan.

¿Prefieres la película, el cómic, o eres de los vios que aprovecha todo? Deja un comentario en nuestra fanpage de Facebook y si no lo has leído, partiste a Google.

Leave a comment

Comenta o muere: