El Infinito Juegos Recomendamos

Plan9 Recomienda: Jojo’s Bizarre Adventure All Star Battle el mejor juego de tu vida

29 mayo, 2015

author:

Plan9 Recomienda: Jojo’s Bizarre Adventure All Star Battle el mejor juego de tu vida

Freezer de Dragon Ball Z. Buen tipo. Empresario corrupto de bienes raíces intergaláctico que busca ser inmortal a costa de la existencia de una raza pacífica de pieles verdes ¿Es razonable? Sin duda, incluso tiene su propia película.

Devimon de Digimon, ángel caído digital, controla una isla con engranajes malignos para salvar su negro culo de una profecía ¿Quién no habría hecho lo mismo?

Enrico Pucci, el clásico villano que todos conocemos y amamos de Jojo’s Bizarre Adventure, sacerdote católico con un pie desfigurado en una prisión de Florida que busca cumplir el último deseo de su mejor amigo:

Rehacer la existencia misma del universo.

¿Cómo? Se preguntarán los más curiosos:

Sacrificando 32 personas de habilidades únicas, conocidas como stands, y reviviendo a su amigo en un bebé verde y asimilarlo para luego viajar al espacio en el Challenger y acelerar la fibra misma del espacio tiempo hasta el fin del universo, cabalgando un centauro-motocicleta homoerótico de dos patas, pasándose por los cocos la ley de la relatividad para literalmente hacer zapping a la existencia y buscar una donde “No existan los enemigos” y así eliminar el libre albedrío de una vez por todas, como puede apreciarse en la figura A.

Ni su puta abuela chimuela conoce a Enrico Pucci.

Lo que si bien no es una pena, es un desaire, ya que Jojo’s es la furiosa respuesta de japón a toda una generación de Otakus y energumenos variopintos que crecimos viendo Zenki, Evangelion, Samurai X y otras series violentas y juveniles.

Con senos, armas, kung fu, heavy metal y un ligero homoerotismo (para las damas) desafía abiertamente los cánones actuales del género.

A riesgo de sonar pedante considero que la adaptación de Jojo’s Bizarre Adventure del 2011 (que va en la cuarta temporada) de haber salido hace 15 años hoy sería de culto, parte del inconsciente colectivo del adulto jóven, a la par de Dragon Ball Z o Digimon, tal cual.

(figura A)

JOJOADV

Pero ya, con su permiso permítanme sacarle la lengua del culo a Jojo’s y empezar el maldito análisis.

¿Qué carajos cachetones es Jojo’s Bizarre Adventure?

Es un manga ultra longevo, ya que partió en 1987 como una parodia y a la fecha lleva 111 tomos publicados a lo largo y ancho de 8 sagas, equivalentes cada una a todo Naruto, pero al menos 8 veces mejor.

¿Si es tan largo y bueno, como que no he escuchado de él?

Es una pregunta espinosa, pero para resumir, todo lo malo que puede tener se traduce en “a los japoneses les gusta así”. Es inclasificable: demasiado violenta y dramática para ser un shonen (como Dragon ball o One piece) y demasiado picante y ridícula (con un humor de pichi y caca a lo Arale de Dr Slump) como para ser Seinen (como Hellsing).

Por lo que aventura bizarra es sin lugar a dudas el adjetivo correcto que la define (en realidad no, es extravagante, pero ustedes omitan eso)

Pero basta de preludios, que ustedes están aquí para verme  hablar del juego de PS3 que Namco/Bandai nos trajo el año pasado.

¿Por qué? Es especial, se desvía de los aburridos y poco apetentes juegos basados en licencias de animé, volviendo a las raíces que hicieron tan bacanes esos juegos en primer lugar, sin olvidar todo lo aprendido en el camino.

Me explico: en la era play 2 los juegos de Naruto, Dragon Ball, Bleach y Los Caballeros del Zodiaco lograron plantar cara a Mortal Kombat, Street Fighter o King of Fighters como una alternativa aceptable y sencilla, dada su competitividad y lo eficaz de la cámara 2D, las tradicionales peleas de ladito de toda la vida.

Pero algo pasó.

Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi pasó, cambiando a una perspectiva 3D arrastró al resto de juegos de Namco Bandai a hacer lo mismo.

Simplemente no funcionan los juegos de peleas con la espalda al jugador, intentan vendernos la ficción de “espectacularidad” cayendo en la pobreza de gameplay, excusas de niveles con quick time events (Como la saga Naruto Ninja Storm de PS3), especiales de un botón, combos super ñurdos consistentes en machacar cuadrado, especial y repetir.

Te puede interesar:   Fantastic Beasts and Where to Find Them presenta otro avance en la Comic Con 2016

Todo esto sin contar los típicos 2 o 3 personajes OP de los que abusamos hasta el hastío.

Y entonces llega Jojo’s Bizarre Adventure: All Star Battle.

Un juego que respira vieja escuela por donde se le mire. Se juega muy similar a Street Fighter IV, con combinaciones similares a los típicos hadoukens y múltiples especiales para cada personaje.

Hay combo breakers a la Killer instinct y botón para realizar una acción especial, que varía dependiendo del tipo de personaje. Algunos cargan energía, como en los clásicos juegos de Dragon Ball, otros se transforman, otros montan a caballo y los restantes llaman a su stand, que son unos fantasmitas/robot similares a los “espíritus acompañantes” de Shaman King, pero que se agarran a tortazos y hacen un infinidad de cosas distintas, que sería spoiler contarles.

Puede sonar complicado, pero es un clásico ejemplo de juego fácil de tomar, pero difícil de masterizar.

Es complejo analizar los juegos de peleas ¿Cómo sabes objetivamente que es bueno? Es distinto que algo te guste a que sea bueno, y los juegos de peleas caminan zigzagueando entre esa delgada distinción.

Si algún día me toca escribir la teoría general de los análisis de videojuegos, usaría el criterio (inventado por mi persona) de juegos intensivos™ y extensivos™.

Los juegos extensivos son aquellos donde podemos desembolsar 50, 60 horas de nuestras vidas sólo por el placer de hacerlo todo, o sacar todos sus secretos o ver todos sus modos.

Ahora, los intensivos son esas experiencias que difícilmente tomas dos veces, no es que sea malo, es que el juego va al grano y si se hace bien tenemos los Resident Evil clásicos, donde en 5 horas nos cagabamos de miedo y salíamos contentos. E intentábamos masterizar dichos juegos, lo que puede llevar a un equilibrio entre intensivo y extensivo.

Los juegos de peleas de hoy en día están enfocados al online. No es malo, excepto cuando dejan de lado todo lo demás, en otras palabras sólo son intensivos si te das a la tarea de masterizarlo, cosa que puede alienar a más de uno. Pienso en el despropósito que es Street Fighter IV, o Soul Calibur V, juegos que simplemente boté a un lado del camino por su falta de cariño por todo lo que no fuera online.

No me motiva dominar un juego que no tiene más que un Arcade y desafíos pencas que consisten en hacer combos, aparte que todos los personajes secretos se pagan.

JOJOADV2

En el polo opuesto está Jojo’s, con un modo historia (que al completarlo podemos jugar de nuevo, pero como los villanos) modo arcade de toda la vida, versus, galería, opciones, desafíos y el que para mi se lleva el oro, campaña.

Un modo que es como debería ser un online bien hecho, en este modo apostamos fichas de juego en batallas rankeadas que se intercalan con “personajes jefe” controlados por el CPU que son variantes de personajes tradicionales, con habilidades y técnicas customizadas.

La guinda de la torta es que desbloqueamos trajes alternos de esta forma.

Como están de bravos con los DLC hoy en día es para sacarse el sombrero que tengan el valor de adicionar contenido desbloqueable a pulso y sudor, no con la billetera.

Ahora, no es que no tenga DLCs: porque  Jojo’s trae 32 personajes, más 9 de DLC.

jojo2

Bueno, hablando de cosas negativas, como DLCs, la cantidad de escenarios donde peleamos es limitada, cosa que se nota mucho en el modo historia.

Y la historia, si bien va al grano, no le vendrían mal escenas de video, o animaciones pocas aparte del texto explicatorio (con voces y narrador).

Aparte de eso, no tengo nada más de que quejarme, es exactamente como me gustaría que fueran los juegos de Dragon Ball (o que volvieran a ser, porque DBZ Budokai 3 de play 2 era de perogrullo)

¿Pero, cómo es gráficamente? Estamos en el final de la era Play 3, y se nota. No estira los límites de la consola, pero hace un trabajo impecable, en especial los FPS  (nunca se pone lento).

Te puede interesar:   We Need to Talk About Kevin (2011): la mente de un hijo en los sueños de una mujer frustrada

¿Y visualmente? La técnica cell shading es cuando los diseños de personajes están coloreados para dar un aspecto de dibujados a mano, y Jojo’s la usa magistralmente.

Es colorido, intenso y brillante, muy adoc con la estética en general de Jojo’s Bizarre Adventure, pero en especial con su última adaptación animada, incluidas las onomatopeyas flotantes, como “bang” o “pow”, además de los cuadritos de manga que saltan cada vez que hacemos una burla en el momento exacto, que diluyen cada vez más la línea entre el videojuego y el manga.

Nunca he sido de ver series anime actuales, simplemente son todas un poquito inocuas, poco originales, agarrándose a una fórmula ultra probada y un aspecto visual reciclado, donde cambiarle el color de pelo a una chica es prácticamente el único rasgo de individualidad que tiene.

Una vez mi hermana veía Psycho Pass y yo en broma le dije los eventos futuros, y pasaron (Minority Report conoce al juez Dredd con los detectives más retrasados de la historia policíaca, era de esperarse).

Salvo ejemplos contados con una mano, siempre agarré a horcajadas el contenido de televisión, o Neflix.

Pero hacerme esperar sagradamente cada viernes un nuevo capítulo al borde de mi asiento, una serie donde cualquier personaje puede morir y literalmente se tiran los deus ex machina como poderes, sólo lo logra Jojo’s Bizarre Adventure (les debo una review a la serie, porque es de reputisima madre si no lo dije ya)

Diganme si esa intro no los llama a la aventura

Uff, difícil dificilirijillo encontrar algo similar a JBA: All Star Battle.

Dragon Ball Xenoverse es un bodrio del porte de un trasatlántico, Los Caballeros del Zodiaco Brave Soldiers es como lo mismo que su predecesor (¿cuando ponen los personajes de Asgard?¿Qué acaso es relleno? Entonces es el mejor relleno de la puta historia).

Y ni me hagan empezar con los Narutos nuevos, hago sonidos de peos con la boca cada vez que alguien salta.

Si no tienes y buscas un juego de peleas cualquiera, Mortal Kombat 9 por mucho el mejor juego de peleas de los últimos 10 años, tal cual.

Dragon Ball Z Budokai (no budokai tenkaichi) 1, 2 y 3 de play 2 están también en HD para consolas de ahora, y yo los vi a 5 lucas en el bio bio, así que no hay excusa.

Si todavía da pelea tu play 2, salta de lleno a la saga de Naruto: Narutimate Accel 1 y 2, yo alcancé a ver torneos en el colegio y eran una locura.

Pero si te sientes valeroso como para emular el Jojo’s Bizarre Adventure de PSX, adelante. Ahora si tienes las bolas cúbicas como el marfil, Dragon Ball Z Super Butouden 2 de super nintendo te dará lo que necesitas, sólo agrega amigos.

Es un juego de peleas que se gana todo el respeto que exuda por su poros masculinos y sus poses flamboyantes.

No sólo es para los fans de Jojo’s, sino para los fans de los juegos de peleas en general.

Leave a comment

Comenta o muere: