El Infinito

NEXO CINEMA PRESENTA: Tekkon Kinkreet (2006)

12 agosto, 2016

author:

NEXO CINEMA PRESENTA: Tekkon Kinkreet (2006)

Tekkon Kinkreet, un película de animación japonesa diferente aterriza en las butacas de Nexo Cinema este sábado 13 de Agosto.

Preseleccionada para los Oscars de animación del 2007 junto a otras grandes producciones animadas como Persepolis, Beowulf o Ratatouille. En ella se depositan particularidades que no se ven a menudo en las animaciones tradicionales, Tekkon Kinkreet es una cinta que sorprende y se disfruta en todos los sentidos.

blobloblboxxxxxxxxxx

Prepárate para visitar el Distrito del Tesoro…

Tekkon Kikreet es una película de animación dirigida por el americano afincado en Japón Michael Arias, y animada por el conocido estudio Studio 4ºC. Esta película esta basada en el manga Black and White, un seinen autoconclusivo de Taiyō Matsumoto, que originalmente se serializó entre los años ’93 y ’94 en la revista Big Comic Spirits de la Shogakukan.

La película se estrenó en Japón el 23 de Diciembre del 2006, y desde entonces ha ido cosechando buenas críticas y premios donde se ha exhibido.

Como he mencionado, esta película es obra de Studio 4ºC, un estudio de animación quizás poco conocido entre los aficionados, aunque en su curriculum tengan valiosos trabajos. Uno de ellos lo puede encontrar en Netflix como Genius Party, una producción que aúna a los más importantes profesionales del sector de la animación para crear lo que se ha dado a conocer como “la fiesta de la animación”. Si no la conoces es un deber que la pongas en tus retinas. Just Saying.

tekkonaslkdjaksjdlkajsd

El Argumento

Tekkon Kinreet narra las travesuras de dos chicos huérfanos en el Distrito del Tesoro que forman una banda callejera llamada “Los Gatos”. Los chicos, que viven bajo un puente en un coche destartalado, se llaman Negro (Kuro) y Blanco (Shiro), y como sus propios nombres indican son tan distintos como el día y la noche.

Mientras que Kuro es el duro, impasible y el fuerte del dueto, el segundo, Shiro, cree en el espíritu puro de las personas y es un soñador. Ambos forman una pareja extraña, pero a pesar de sus diferencias son inseparables. Negro no puede parar de pensar en la seguridad de Blanco, y a su vez Blanco piensa en Negro como en su hermano mayor.

Negro al tener que vivir en la calle desde muy pequeño cuidando de Blanco, ha curtido su carácter hasta el punto de parecer en ocasiones un desequilibrado asesino sin sentimientos. En esas ocasiones, en las que el chico deja escapar toda su rabia, es Blanco el que consigue contener su rabia y locura. Ambos son como uña y carne, y además cuidan de “su barrio”, su casa, el Distrito del Tesoro.

Todo es “normal” en el día a día de estos huérfanos callejeros hasta que entra en escena un grupo Yakuza con las intenciones de cambiar las cosas en el Distrito del Tesoro y convertirlo en su espacio privado para ganar dinero a costa de quien se les ponga por delante.

Desde el mismo momento que aparecen, Negro se opone a que le quiten “su barrio” y se enfrenta a ellos abiertamente a pesar de un niño. Esto hace que su “lado oscuro” salga a flote hasta el punto de poner en peligro la propia seguridad de Blanco.

Te puede interesar:   This isn't the es el nuevo single de Nine Inch Nails

Contar más acerca de esta obra, serviría de spoiler y la idea es que aprovechen la oportunidad de verla, y vayan este sábado 13 a la función de Nexo Cinema. Eso sí, los dejaré con su trailer:

Esos violentos monos chinos:

La gente suele decir que las producciones animadas japonesas recurren a temas violentos y con escenas subidas de tono. Tekkon Kinkreet tiene de todo esto, pero también tiene algo más. La cinta te hace pensar, pensar en que todos tenemos un lado oscuro que en ciertas circunstancias dejamos escapar y que nos domina sin poder controlarlo.

En esta película vemos como dos niños tienen que aprender a subsistir en la calle, deben buscar una forma alternativa de concebir sus vidas, y cuando deben defenderse lo hacen con todas las consecuencias a las que plenamente no nos han acostumbrado obras como las del estudio Disney (donde no existen niños vagabundos), al ser parias de la sociedad no se rigen por las reglas morales que nosotros en ocasiones aceptamos a regañadientes, pero siguen siendo niños. En el caso de Negro perdiendo parte de su humanidad, más bien su niñez, una niñez que tiene que olvidar haciendo de adulto al cuidar de Blanco a la vez que intenta proteger “su barrio”, su casa.

Ese lado oscuro, en principio es controlado por Blanco, un chico de unos once años que sólo sueña con vivir en una casita cerca de la playa con Negro y pasarse el día jugando, y divirtiéndose. Pero ese sueño se ve truncado por el ansia de poder de los adultos, de unos Yakuza que no dudarán en machacar incluso a unos niños, si entorpecen en sus planes.
shiro

Más allá de esa violencia explícita que se ve desde un primer momento en Tekkon Kinkreet, si indagamos un poco más allá, tenemos una historia de amor y amistad. Una historia de fidelidad y fe entre los dos chicos que sobrepasa cualquier relación consanguínea vista entre dos verdaderos hermanos. Negro protege a Blanco hasta el punto de convertirse en lo que más odia y teme, y Blanco a pesar de ser separado y repudiado siempre confiará en Negro, confiando en él más que en sigo mismo.

Y es que esta es la verdadera historia que se nos cuenta en Tekkon Kinkreet, no la de un barrio tomado por unos Yakuzas que defienden dos niños, sino la de dos pequeños que apenas han entrado en la adolescencia y que por avatares del destino han de apoyarse y defenderse mutuamente para salir adelante.

kurokurokuro

Tekkon Kinkreet, un anime diferente:

Tekkon Kinkreet es una película obligatoria para todo buen amante del cine de animación. Puede que a pesar de ser de origen japonés no lo parezca por su estilo, pero aunque podría incomodarte, en cuanto empieces a verla, te darás cuenta que su arte funciona más bien como un estilo narrativo que va más allá de un estilo de animación que acompaña a cualquier típico anime japonés, y se convierte en parte de una esencia.

Te puede interesar:   Universal presenta su propio universo cinematográfico: Dark Universe

Ciertamente es una película diferente, ya no sólo por su estilo, sino por la crudeza de alguna de sus escenas, puesto que se toman ciertas licencias que incluso están prohibidas en el cine convencional (no las comentaré a fondo por que les mataría la magia del cine, y es algo que se esta perdiendo últimamente).

blo blo blo

Tiene una historia que puede parecer sencilla y sin trasfondo, pero poco a poco vamos descubriendo que no es así. Pero otro detalle que llama la atención por encima de lo demás es la animación del Studio 4ºC. La película tiene unas escenas que te dejaran con la boca abierta, sus planos del Distrito del Tesoro se te harán inolvidables.

La ciudad parece viva, llena de gente, comercios, publicidad y movimiento mientras la vemos desde los ojos de Kuro encaramado en uno de los altos postes que hay por todo el Distrito del Tesoro. El detalle de la ciudad desde las alturas, mientras Kuro la vigila cual Batman en Gotham City, es apabullante y en Studio 4ºC han puesto un interés casi enfermizo en la realización de estas escenas.

Conclusiones

En muy pocas ocasiones se nos otorgan oportunidades de ver producciones de animación japonesa de este calibre, porque a mi parecer Tekkon Kinkreet está al nivel de Metropolis de Rin Taro, Paprika de Satoshi Kon o incluso del Akira de Katsuhiro Otomo.

Tengo muy claro es que es una película de animación digna de reconocimiento y todo el amor del universo, espero que cada uno de ustedes, pueda darle una oportunidad.

Para finalizar los dejo con el vídeo musical del tema central de la película a cargo de los chicos de Asian Kung-Fu Generation. Síguenos en Facebook.

Leave a comment

Comenta o muere: