El Infinito Recomendamos

ME CAGASTE LA VIDA: 9 Películas para hacerte mierda el cucharón

13 febrero, 2017

ME CAGASTE LA VIDA: 9 Películas para hacerte mierda el cucharón

Ah, que bueno es volver a hacer listados.  Hace tiempo que no hacíamos uno.

Hoy, celebramos básicamente (y como es bien sabido) un tipo que casaba gente en secreto y que lo pillaron y que lo ahorcaron con sus vísceras y bla bla bla.

Bullshit.

Todas esas cosas son patrañas de la iglesia católica para poder reemplazar a la fiesta pagana de las Lupercales que se celebraba desde la Antigua Roma todos los 15 de febrero en honor a Lupercus, dios protector de los pastores y rebaños y como homenaje a la  loba que amamantó a los gemelos Rómulo y Remo.

Así que sí; San Valentín es otra fiesta que no tiene nada que ver con sus orígenes y que actualmente es una inmensa movida comercial para gastar dinero.

Pero eso todos lo sabemos.

Nosotros venimos a honrar a nueve películas destroza corazones. Nueve películas que nos recuerdan que el cine es una elaborada máquina asesina de sentimientos. Y que de vez en cuando, se ensaña con nuestro corazoncillo. Ahí vamos:

Blue Valantine de Derek Cianfrance

No hay amor. No existe. Eso es lo que queda después de ver lo de Derek Cianfrance. O no por lo menos en el sentido tradicional de la palabra.

Blue Valantine es una descarnada mirada a las relaciones humanas sustentadas en acuerdos. En ingenuidades que aceptamos porque nos mentimos creyendo ser felices con poco cuando en verdad, nunca estaremos conformes con nada.

Blue Valantine es una cachetada al amor idealizado  y es una dosis de realidad al hueso.

Amour de Michael Haneke

“El 17 de febrero de 2012 Hugo Gibbs le disparó a su esposa Teresa González y luego se suicidó. El Alzheimer que la aquejaba a ella y las enfermedades que lo agobiaban a él, fueron sus razones principales para no seguir viviendo. El caso fue catalogado como un femicidio, pero su familia piensa que fue una eutanasia. “Me llevo a mi fiel e incondicional compañera de toda la vida. Afortunadamente, ella no se da cuenta de nada, tiene inválida su cabecita, y al igual que yo, no quiere más guerra”, decía la carta que escribió antes de morir. Esta es su historia de amor.” 

Así parte una crónica roja de The Clinic en 2013. “La Partida de Hugo y Teresa” es uno de los relatos más conmovedores de amor que podrías leer en mucho tiempo.

Ese es exactamente el eje que maneja Haneke en Amour. ¿Qué es amar a alguien? ¿Qué es la devoción por el otro? ¿Hasta donde puedes llegar por el amor de tu vida?

Preguntas que no todos podemos contestar.

Silk de François Girard

Silk podría ser un drama romántico cualquiera si no fuera por la extraordinaria fuerza de su cast.  Keira Knightley siempre calza muy bien con ese rol de mujer de época y Michael Pitt si bien no deslumbra, tampoco destiñe.

Los vaivenes comerciales de una familia francesa y la relación que forja con oriente por medio de las rutas comerciales, dan paso a un drama muy sensato, elegante, y por sobre todas las cosas, muy bonito visualmente.

Silk nos habla del amor en la infidelidad y de como se puede amar a más de una persona y no por eso ser un malvado hijo de puta, sino más bien una persona atribulada por la culpa.

What dreams may come de Vincent Ward

AKA Más allá de los sueños, es una clásica de Hollywood y una muestra de entereza actoral por ese monstruo que era Robin Williams.

Basada en la novela de Richard Matheson, la travesía de un hombre en busca de su alma gemela al infierno podría ser acusada de efectista, pero no por eso menos conmovedora.

Además, tiene un diseño de producción exquisito.

We need to talk about Kevin de Lynne Ramsay

No solo de amor eros vive la humanidad. Uno de los más preciados amores de la sociedad es el de la progenie. El de la familia y el como nos complementa (o se supone) que lo haga.

Y Necesitamos hablar de Kevin es un combo en el hocico. Uno que habla sobre la incapacidad de la conexión empática; sobre el sadismo y la necesidad de encontrar al otro para encontrarse a uno mismo y decir, todo está bien, soy como los demás.

Ramsay logra crear en un drama cosido a mano una historia triste, desgarradora y por sobre todas las cosas pesimista sobre gente incapaz de sentir amor, incluso, por su propia sangre.

Anticristo de Lars Von Trier

Cruda. Malsana. Desagradable. Eso es lo que se viene a la mente cuando pensamos en el Anticristo de Lars Von Trier.

Pensada como una especie de thriller dramático sexual; cargado de simbolismos y elementos perturbadores, la vuelven un clásico instantáneo de la factoria del danés.

La historia de un matrimonio a la deriva tras la muerte de un hijo de amor tiene poco; y de odio mucho.

In the mood for love de Wong Kar-Wai

No podía no estar el clásico moderno del hongkonés. Una historia extremadamente contemplativa en donde el amor se confunde a veces con la necesidad en si misma.

El anhelo de querer más allá de querer realmente. Kar Wai hace una sentida reflexión sobre el amor como una compañía sempiterna en la vida de los hombres. Más un fin que un medio para expresar los afectos y como estos son un elemento diametralmente opuesto a lo que se podría esperar en una sociedad como la occidental.

Gone Girl de David Fincher

“Cuando pienso en mi esposa, siempre pienso en su cabeza. Imagino abrir su hermoso cráneo, desenrollar su cerebro, intentar obtener respuestas. Las preguntas básicas de cualquier matrimonio. “¿Qué estás pensando?” “¿Cómo te sientes?” “¿Qué nos hemos hecho el uno al otro?”

Si con esta frase de entrada Fincher no te vende su historia de amor. No sé que más podría hacerlo.

Pd: Amy, eres una perra.

Black Mirror: Be Right Back de Charlie Brooker

Lo sé, es trampa. Black Mirror es una serie. Pero dios mio que buen episodio. Uno de los mejores (sino el mejor) según este servidor.

¿Qué es el amor sino la suma de nuestros recuerdos? ¿Podemos reemplazarlo? ¿Qué realmente es lo que cuenta de nuestra existencia?

Por medio de una perturbador y real acercamiento desde -como siempre- la tecnología, Brooker pone en tela de juicio todos nuestros convencionalismos sobre que hace al amor, amor.

Periodista. Fundador de Plan9. Weón fome.
Leave a comment

Comenta o muere: