El Infinito

Lorea: Woodkid

8 enero, 2015

author:

Lorea: Woodkid

Yoann Lemoine es un artista completo, no sólo se graduó con honores de la Escuela Emile Cohl como ilustrador y animador, estuvo detrás de proyectos como “Arthur y los Minimoys” y se ganó nada menos que cinco premios en el festival de publicidad de Cannes el 2010 por “Grafitti”, campaña que realizo contra el VIH.

En su carrera como realizador estuvo muy ligado a los videoclip, pero no lo miren a huevo porque el cabro dejo su huella dactilar impresa en  vídeos del corte fino y elegante como “Take care de Rihanna”, “Teenage Dream de Katy Perry”, “Back to december de Taylor Swift”“Faut-il, faut il-pas? de la francesa Nolwenn LeRoy“,  en “Born to die y Blue Jeans de Lana del Rey” y “Wastin Time de The Shoes”. #Déjate uno

Con todo este prontuario encima y una carrera en ascenso, decidió mandarlo todo a la mierda y se convirtió en Woodkid.

Aunque empezó a cantar por falta de moneas para musicalizar sus cortometrajes, cuando liberó su primer tema “Iron“, en marzo del 2011 dejo la pura cagá en la web porque aparte de liberar sensaciones orgásmicas en los amantes de la épica tribal y el heroic fantasy, fue fichado para la campaña promocional de Assassins Creed Revelations  convirtiéndose en el must have de cualquier gamer que se picara a Ezzio Auditore (luego lo pescaría el mismísimo Tarantino para darle sabrosura al OST de Django: Unchained).

No volvió hasta marzo del 2012 cuando ya se empezaba a hoziconear que el francés era un one hit wonder presentando el single Run Boy Run que seguía la corriente visual expresionista blanqui negro que ha sabido llevar a sobremanera hasta volverlo su etiqueta.

El mismo año les cerro el hocico a todas las viejas culias de la cuadra, haciendo su debut nada menos que en Le Gran Rex con una actuación abismal, que seguritamente como andabai paveando te perdiste pero como somos buena onda, te la dejamos aquí para que desde ahora digas que si la viste el 2012.

El nombre Woodkid nace en base de la engrupición de Lemoine que define como “La historia de un ser – no se sabe si realmente es un niño, adolescente, un adulto – que pasa del estado de madera al del mármol, una visión simbólica, poética de la transformación del ser humano”.

En marzo del 2013 saca su disco Debut “The Golden Age” apoyado por el single “I love you” que hizo conocer como un adelanto. “Este disco habla del momento en que uno deja atrás la puerta de sus padres, en el que uno debe crear su propio personaje” se explaya el muchacho.

Desde entonces la factura de los videojuegos le ha dado como caja. Run boy Run fue utilizado cuando se dio a conocer el teaser trailer de Dying Light, el FPS Horror Parkour Sandbox más esperado de este 2015, pero se consolido cuando la franquicia de asesinos de Ubisoft lo volvió a utilizar para dar a conocer (el buggeado y poco satisfactorio) “Unity”.

Paso por el escenario de Matucana 100 en marzo del año pasado (todo lo hace en marzo ¿que le pasa a este tipo?) y no lo cubrimos porque plan9 aún era una idea de borrachera de jóvenes poblacionales queriendo ser algo más que conserjes y cobradores de callcenter.

No se saca el gorro ni para ver a la mamá, lleva tatuadas dos llaves en sus brazos que desde que se dio a conocer tiene a sus fans especulando del significado megacuántico que podrían tener, le lleva siempre la barba y  para este 2015 aún no ha anunciado nada aparte de comenzar una campaña en su twitter para ser nominado para un Grammy por mejor video por The Golden Age.

 Si eres un chico que le hace a la pasta Spotify

Dale like a nuestro fanpage en Facebook, cagate de calor en el metro o sácale pica a tus amigos si estás en la playa.

Leave a comment

Comenta o muere: