El Infinito

Lorea: + NUN + canguros con maquillaje oscuro

17 enero, 2015

author:

Lorea: + NUN + canguros con maquillaje oscuro

El SynthPunk me entro a los oídos, poseyó mi cuerpo al ritmo de la ultratumba y a veces provoca que despierte con las uñas pintadas de negro sin saber por qué.

Hace poco más de una semana, me levanto a las 3 am a escuchar +NUN+ un grupo de esta onda rara, que me tiene psicosomatico. Esta no es una nota, es un grito de ayuda.

Desde Melbourne, Australia, se asoman algo más que canguros y surf, luego de pasarme toda la noche en sitios de internet medios under que parecen fanzines mal impresos, levanto las cejas como emoticon persuasivo y me percato que todos los sitios tienen algo en común llamado: NUN.

Al grupo de 4 integrantes le ponen la media fianza, está en cada una de las listas que rescatan lo mejor del 2014,  se ganan títulos como álbum revelación o mejor single para “Evoke the sleep” y los califican algo así como música diseñada por fantasmas esotéricos que todavía quieren rumbiar.

Yo tengo que escuchar esa mierda – me converso solo.

La voz de Jenny Branagan me atrapa, es oscura y seduce, una terrible combinación al ritmo de sintetizadores y una base de batería que me recuerda a mis amigas tratando de entrar a Blondie con un carnet falso.

Aunque se pasaban teloneando bandas como Gatekeeper o Iron lung y nunca salían de sucuchos con un público de no más de 3 filas, con un LP encima desde el 2012, el año pasado los cabros de NUN decidieron pegarse el salto y sacaron su albúm debút de nombre NUN (si, es lo que hay) con temas como Cronenberg o Uri Geller que hacen alusión al sarcasmo y los gustos medios darks de estos chiquillos. De hecho, sus fans entre broma y verdad, les pasan preguntando si duermen colgados como los murciélagos o en ataúdes como vampiros.

Ponerte a NUN en las orejas no es solo escuchar gritos, espasmos y sintetizadores. Con su música te sumergen en un psiquiátrico con tendencias trastornadas del pop, sus canciones son de un calibre hipnótico con pequeños shock’s eléctricos que mueven tu cabeza y cadera como un zombie en busca de cerebros, si cierras los ojos en canciones como “Kino” o “Subway” tu imaginación por sí sola creara pasajes noir con luces de neon.

No digo que NUN innove o reinvente la rueda, pero su parada nihilista independiente shuer oscura me transmite algo de la historia del Underground de los 70’s – 80’s que es difícil arrebatarles.

Una banda que no es apta para los débiles de corazón.

 

Os dejo con el álbum homónimo (le tengo mala a esa palabra culea) de +NUN+.

Dale LIKE a nuestro fanpage de facebook y deja que los murciélagos entren por la ventana.

 

 

 

One Comment
  1. Carlos Elgueda

    SUICIDE

Leave a comment

Comenta o muere: