El Infinito Literatura + Cómic Manga

I am a Hero de Kengo Hanazawa, una pandemia zombie muy peculiar

21 abril, 2016

author:

I am a Hero de Kengo Hanazawa, una pandemia zombie muy peculiar

Un apocalipsis zombie muchas veces puede ser la excusa perfecta para crear una historia, tanto cómica como trágica. Además, la recepción del público es casi siempre positiva debido a las escenas de violencia, gore, el terror que estos seres nos producen (aunque cada vez menos) o simplemente por el carisma o la empatía que nos pueden generar los personajes que tratan de sobrevivir.

Sabemos que la formula ya esta muy gastada e incorporar ciertas novedades al genero siempre será bien recibido, un aire fresco nunca esta demás y I Am a Hero de Kengo Hanazawa, nos trae un punto de vista bastante peculiar al universo de los no muertos.

I-Am-a-Hero-Manga
Este seinen se lleva publicando en la revista Big Comic Spirits de Shogakukan desde el año 2009.

 

I Am a Hero al igual que muchas otras obras del genero, sienta sus bases en medio de una epidemia que asola toda la ciudad, las personas se convierten en zombies y vemos a medida que avanza la historia, a sus protagonistas lidiando con el día a día post incidente.

El personaje principal del manga es Hideo Suzuki, un mangaka fracasado de 35 años que trabaja de asistente.

Aquí encontramos el típico arquetipo de personalidad “japones”, osea, un muchacho que critica abiertamente a la sociedad en su cabeza, pero que a su vez es una persona muy insegura, que no extrapola esos sentimientos, lo que lo vuelve un persona de la que todo el mundo abusa o pasa a llevar. Tiene una novia, que se considera como único logro, a la que teme perder.

Lo interesante es como va cambiando esa personalidad y el protagonista va evolucionando y comienza a romper estas barreras (o algo así). Estamos frente a un héroe que responde a los tiempos modernos.

I-am-a-Hero-Bebé-Zombi
Ha estado nominada a los Manga Taisho Awards en 2010, 2011 y 2012.

 

Porque a pesar de que la ciudad este repleta de no muertos, la gente no reacciona, tratan de seguir sus vidas como si nada pasara o simplemente se concentran en huir del problema, en ocasiones se quedaran tan solo mirando cuando alguien más es atacado, desconociendo realmente el peligro que hay frente a sus propios ojos.

De esta manera, el manga comienza a volverse muy interesante, repletando sus páginas de metáforas y criticas hacia la sociedad actual. Cuando algo trata de entregar un mensaje más allá del puro entretenimiento, creo que es valorable, más aún cuando el tema de los zombies son usados a la The Night of the Living Dead y no a la Warm Bodies ¿se capta?

t015
Ganó el premio en Categoría General el 2013 de los Shogakukan Manga Awards.

 

Se podría decir que el manga se encasilla en la estructura seinen típica, quiere decir que a medida que comienza la epidemia, la trama va enlazándose a diversas situaciones, lentamente nos provee de distintas facetas, conocemos a sus personajes, etc.

Todo esto, hasta que comienza a desarrollarse otro estilo en la historia, la mayoría con un ritmo de temple acelerado, donde pasan muchas cosas, la trama avanza rápido, aparecen cuotas de acción, violencia y gore por docena. Más adelante volvemos a una parte más reflexiva, que se enfoca nuevamente en las relaciones entre los personajes y nos contextualizan, información recorre las viñetas y nos encontramos con capítulos donde “no pasa nada”, luego, volvemos a la trama acelerada y así constantemente.

Mangas como Gantz son un buen ejemplo de esa estructura.

s011
Los personajes que aparecen en las diferentes páginas, aglutinan parte de los vicios del ser humano: celos, egoísmo, insolidaridad.

 

Hideo Suzuki es un protagonista bastante exótico: tiene visiones recurrentes que lo atemorizan, posee un amigo imaginario con el que habla, es un inadaptado social hecho y derecho.

A pesar de todo, esta faceta que honra al Quijote, se encuentra enlazada por la frase insignia del manga, que Hideo se repite asimismo como si al pronunciarla, en algún momento tenga la chance de convertirse en realidad.

“I Am a Hero”

Y resulta bastante irónico, ya que vemos como Hideo y sus acciones, son completamente todo lo opuesto a lo que se podría considerar un héroe. Esta inadaptación social, que habita como parte de este síntoma hikikomori tan típico en la última década de Japón, es lo que finalmente nos produce un acercamiento con el personaje, debido en su mayoría a la lástima que nos da el protagonista.

El mangaka Hanazawa logra entonces crear un personaje que nos llena la cabeza de signos de interrogación, sea por las visiones surrealistas o no, llegamos a dudar de la veracidad de la pandemia, también provista de la actitud de las personas hacia los zombies. El autor lográ capturar la atención del lector, damos vueltas, buscamos respuestas y queremos conocer que es lo que realmente esta pasando.

002

Al contrario de otras obras del genero, dónde el zombie muere y luego revive como un ser sediento de carne humana, en I Am a Hero se observa un proceso de degradación de la persona afectada por la infección.

Poco a poco va perdiendo la “lógica humana” hasta que al final se convierte. Aunque a veces, incluso transformado, algo de esta lógica parece quedar en estos seres, sembrando la duda nuevamente en la mente del lector.

El arte de I Am a Hero destaca por su detallismo. En los fondos, es donde más se nota un trabajo riguroso por parte del autor, representados hasta el más mínimo detalle: las habitaciones llenas de libros o con manchas de humedad, el cableado eléctrico de sus calles, los árboles, vehículos y tiendas.

Aunque no tan sólo en los fondos es que Kengo Hanazawa se gana las monea’s, el detallismo también se observa en los zombies cuyas heridas abiertas, desgarros y gusanos protuberantes hacen que se te revuelva el estomago en más de alguna viñeta.

viamahero_v006p096-097

En vez de tener la carne desgarrada y caras demacradas como nos suele tener acostumbrados el método americano, los zombies lucen una mirada perdida, sus cuerpos están llenos de venas y siempre poseen sus bocas muy abiertas o muestran una amplia sonrisa. Incluso algunos poseen deformidades.

Más de alguno de sus diseños te puede evocar los recuerdos de las películas de terror japones como Ringu o Ju-On.

Lo más distintivo del manga de Kengo Hanazawa son el estilo panorámico que vemos en algunas de sus viñetas. En algunas partes del manga se pueden encontrar tres o cuatro dobles páginas seguidas dónde se llega a crear la ilusión de movimiento de cámara lenta, aprovechando las múltiples escenas de acción que presenta la historia, el paso del tiempo o bien un movimiento con un final sorpresivo.

 i-am-a-heroi-am-a-hero-188-imagen-3

I Am a Hero es una obra que, a pesar de recurrir a la trama de la típica pandemia zombie, posee ciertas particularidades que la hacen única.

Ya sea por su quijotesco protagonista, la actitud de los diversos personajes que aparecen en sus páginas o las metáforas que se nos presentan, lo cierto es que la obra va más allá que la típica historia del género.

Es un manga que no debería dejarte indiferente, seas o no un amante de los zombies. Siguenos en nuestra fanpage de Facebook, échale un vistazo a nuestro Instagram.

Leave a comment

Comenta o muere: