El Infinito Música

George Harrison en dos canciones

29 noviembre, 2016

author:

George Harrison en dos canciones

Siempre es bueno recordar a personas que dejaron un legado artístico y social importante. En este caso, a raíz del aniversario número 15 de la partida de George Harrison, destacaremos dos canciones que forman parte del enorme repertorio de The Beatles. The Inner Light e It’s All Too Much no son los típicos temas que suelen escucharse en las radios, ni mucho menos son comentadas con frecuencia, no obstante, son obras artísticas que deberían analizarse de manera profunda, ya que esconden en su composición, y sobre todo en sus letras, mensajes demasiado interesantes. Acá te mostramos distintas interpretaciones de las mismas.

The Inner Light

Esta canción fue publicada el 15 de mayo de 1968, como lado B del single Lady Madonna, y destaca sobre todo por su instrumentación, que fue grabada en la India. Justamente, el viaje que realizaron todos los Beatles a dicho país, y haber conocido a Ravi Shankar, fue algo que influyó artística y personalmente a Harrison, adoptando una espiritualidad que es imprescindible en su legado.

La mezcla cultural entre occidente y oriente se conjuga de una manera muy linda en The Inner Light -la primera vez fue en Norwegian Wood, de Rubber Soul (1965)-. Instrumentos hindú elaboran algo que para la época, era totalmente innovador. La letra, además, es un tema aparte. El mensaje de Harrison es complejo. La interpretación, sin embargo, es bastante sencilla.

Lo que intenta comunicar el músico es que a través del autoconocimiento personal, se pueden conseguir demasiadas cosas. No es estrictamente necesario salir a recorrer el mundo para llegar a conocerlo a cabalidad, porque entender al mundo también significa conocerse a sí mismo. En realidad, son distintos pasos que no deberían olvidarse. Hay que ser consciente de que los dos son importantes, y la misma historia del artista lo deja en evidencia. The Inner Light no existiría si no hubiese viajado a la India.

Te puede interesar:   Podría haber nuevas temporadas de Hey Arnold!

Está bien viajar, pero nunca hay que olvidarse del lugar de donde venimos, y aceptar que mientras más uno conoce y aprende, en verdad menos se sabe sobre todos los elementos que conforman nuestra realidad.

It’s All Too Much

Esta canción fue publicada el 17 de enero de 1969, y aparece tanto en el disco como en la película Yellow Submarine. A diferencia de la canción anterior, It’s All Too Much destaca por dejar en claro las ganas que tenía Harrison por realizar un trabajo más rockero y ruidoso de lo que estaba “obligado” a hacer en The Beatles. La admiración que tenía el guitarrista por Jimi Hendrix, demuestra el aburrimiento que ya sentía Harrison por las baladas más pop.

De hecho, esta canción iba a aparecer en Magical Mystery Tour (1967), pero fue descartada, y en la película aparece una versión de apenas dos minutos -qué lamentable-. Acá queda demostrado cómo Lennon y McCartney se farrearon la oportunidad de darle el espacio que merecía. Que no sea sorpresa para nadie, que el disco All Things Must Pass (1970), sea considerado el mejor disco solista de los cuatro Beatles.

El tema es bastante largo en comparación a las demás canciones de la banda, 6 minutos y medio de distorsión, trompetas, gritos y baterías a destiempo. Un tema que a mí parecer, llega a ser sublime. La canción habla literalmente de que todo es demasiado, el amor, la amistad, la convivencia, el conocimiento, la vida. Por lo mismo, la realidad llega a ser abrumadora. Una canción en extremo bonita, un recordatorio de que el amor es el camino correcto. Es un poco mamona, es verdad, pero alguien tenía que decirlo.

Leave a comment

Comenta o muere: