El Infinito

Far Cry 4: Profundo análisis superficial

17 enero, 2015

author:

Far Cry 4: Profundo análisis superficial

Cuando en el 2012 recibimos a Far Cry 3, la gozamos bastante. Era como hacer la tercera guerra mundial pero en una pequeña isla. Cazar y ser felices destripando animales, apostando y asesinando cuanto aldeano se nos cruzaba en el camino.

Con un villano bastante carismático, el juego te daba una experiencia paradisíaca muy peculiar .De hecho, la misión en la que debes quemar los campos de marihuana con un lanzallamas con la canción “Make It Bun Dem” de fondo quedo guardada en nuestra retina para siempre y es que el puto juego lo tenia todo.

Pero aún cuando Far Cry 3 llenó nuestras expectativas, quedamos con gusto a poco y parecía que hasta la salida del siguiente juego, nada en el mundo iba a poder salsear nuestras vidas, fue entonces que descubrimos que si había vida inteligente en nuestro planeta y que esos seres habían creado un DLC de Far Cry 3 con el que tuvimos todo tipo de orgasmos, si, hablo del supremo y aniquilante Far Cry 3: Blood Dragon.

El juego no tan sólo combinaba todo lo que habíamos visto anteriormente, sino que lo había mejorado y cambio la percepción de los muy humildes DLC que habían lanzado hasta esa fecha ¿pagar solo por un par de misiones y unas cuantas horas más de juego? ¡que te jodan!

Blood Dragon le dio un cambio a la estética, a la historia y se los violo a todos el año 2013.

La vara había quedado alta, así que en cuanto se anuncio Far Cry 4 para este año, psicopateamos cuanta información del juego estuvo en nuestras manos.

Fue que descubrimos que la nueva zona que explorar era el Himalaya, que habían elefantes y te podías montar en los muy putos mientras disparabas a cuanto chino te salia en el camino, que habían agregado el modo cooperativo y que nuevamente se la jugaban por un villano que salía del esquema tradicional.

Cuando llego el día de su lanzamiento, estábamos preparados, habíamos vendido hamburguesas de soya en el metro durante meses, así que con el dinero que teníamos compramos muchas maruchan, chelas y cuanta droga y ramitas pudimos, nos encerramos a descargar el juego y lo probamos.

Los juegos del tipo Sandbox, hace mucho que no demuestran mucha innovación en su jugabilidad ni en como se desarrolla su historia. Con Far Cry 4 sigue pasando un poco de lo mismo, aunque cambio el mapa, las armas y sus gráficos el juego sigue manteniendo su esencia y a diferencia de los arenosos de siempre, nosotros lo agradecemos.

Sea ridículo o no, llenar un auto con explosivos C4 y entrar a un pueblo explotando y metiéndole balas a todo lo que se mueva, es algo que nunca en la puta vida nos va a aburrir, jamás vamos a tener suficiente de eso y punto. Mientras la franquicia nos siga ofreciendo la posibilidad invaluable de tener el poder de destruir cosas, yo me apunto.

Ahora si por alguna razón aún dudan de si deben o no darle una chance a este juego, los invito a ver el siguiente video – ojo con la parte en que explota el rinoceronte – !

Denle like a nuestra Fanpage de Facebook y dejen en los comentarios sus percepciones acerca de si les divierte matar chinos tanto como a nosotros.

Leave a comment

Comenta o muere: