Cine + Series

Dr. Strange: No siempre se podrá vivir del mismo verano

2 noviembre, 2016

Dr. Strange: No siempre se podrá vivir del mismo verano

Vi Dr. Strange. No con muchas expectativas porque últimamente no espero más de lo que son estas cintas. Entretenimientos de manual.

Y sí, hay entretenimientos mejores que otros. De eso no hay duda. Pero en el gran orden de las cosas, si has visto una cinta de Marvel prácticamente las has visto todas.

Doctor Strange aborda la vida de, bueno, el Doctor Stephen Strange; un reconocido cirujano que a la par de su genialidad, posee un ego tremendo.  Luego de sufrir un accidente que lo deja completamente inutilizado para seguir en su profesión, se embarca en una búsqueda que lo llevará a Nepal, encontrando en las artes místicas una respuesta a su tragedia.

 

Dirigida por Scott Derrickson; hombre con recorrido en el cine ligado al horror, en Strange estamos a un film de plantilla característico de la casa de ideas. Un viaje iniciático que transforma a un hombre, secundarios que funcionan como alivio cómico, una amenaza genérica con un villano interpretado por un actorazo completamente infrautilizado como lo es Mads Mikkelsen y otro secundario de peso que sirve como contrapunto al prota, no vaya  a ser cosa de que exista un exceso de protagonismo.

Y es que el Strange de Cumberbatch es en si mismo, una extensión de su Sherlock (claro, con uno que otro matiz, pero no mucho más). Es decir, un sujeto brillante, sobrecapacitado pero pedante, con tendencia a humillar a quienes son inferiores a él. Es extremadamente sarcástico, y termina siendo el mejor de todos. Es Sherlock.

Aunque eso no tiene nada de malo, me gustaría pensar que el tipo (que es un buen actor) pudiera darle un poco más de profundidad a un personaje que en si mismo, tiene mucho para dar.

Dr. Strange tiene un reparto robusto. Está lleno de figuras potentes como Chiwetel Ejiofor, Tilda Swinton, Benedict Wong y Rachel McAdams.

Lamentablemente todos ellos son simplemente comparsas desdibujadas de sus pobres arcos (en especial la pobre McAdams reducida a un mero florero como la Portman de Thor).

Te puede interesar:   El Team Thor está de vuelta

Arcos que giran en torno a Strange y que no son un descalabro, pero que tampoco destacan en exceso.

mads-doctor-strange-pic3d

La única que hace algo –porque el personaje se lo permite-  es Swinton, una reinterpretación mucho más interesante del personaje original de The Ancient One. Pero eso es tramposo, Swinton podría destacar incluso si le tocara hacer de estropajo.

Y acá, su personaje, que funciona como el sensei de Strange, y original hechicero supremo, tiene algunos de los momentos más interesantes cuando la cinta quiere abordar algunas temáticas.

En Strange hay un acercamiento a lo inevitable de la muerte,  al sacrificio, el abandono del ego; el tiempo y  las elecciones sobre el mal menor.

Como siempre, eso se queda en un brochazo gordo porque apremia la estructura que no debe fallar. Si no, no sería una cinta de Marvel.

Ahora bien, a pesar de que el tono quizá es pesimista, no crean que odié la película.

Es completamente disfrutable, tiene momentos divertidos, momentos épicos, y en general, goza de muchas virtudes de una cinta marca Marvel, pero también mucho de sus contras y eso molesta más pues después de 14 cintas, uno esperaría que dejaran de irse tan a la segura e innovaran.

docstrange-1

Cuando lo hacen, les salen pelis como Guardians of the Galaxy que no gasta una hora en presentación de personajes y va directo al grano.  O un mejor ejemplo, con Winter Soldier, que ya no tenía que presentar una hora de Steve Rogers y pudieron partir desde donde en verdad nos importa, el conflicto de un hombre fuera de su tiempo.

Y díganme que no fue una grata sorpresa?

Todo esto es muy similar al ensayo que Thony Zu hace sobre la música del universo cinemático de Marvel. No es malo. Es solo que es una decisión segura. Y claro, eso hace que la peli no sea mala, de hecho, es entretenida, dinámica, tiene una gran baza como lo son sus efectos, pero no arriesga.

Te puede interesar:   Michael Keaton si estaría en Spiderman: Homecoming

 

Y nadie recuerda con el tiempo las decisiones seguras.

Esto encuentra una explicación en el hecho de que a diferencia de otras marcas, en Marvel, están explotando toda su galería de héroes que si bien, tienen un público cautivo, para todo el mass media, son desconocidos.

Instalar entonces esta clase de personaje y volverlo un éxito depende de muchos factores.

Elegir a un actor de moda, un cast que lo arrope, un poco de humor, acción dosificada y uno que otro elemento distintivo. Ya empieza a sonar a fórmula y mi pregunta es ¿hasta cuándo durará la fórmula de héroe inicial?

Bueno, hasta cuando no tengan que seguir introduciendo personajes desconocidos para la audiencia masiva. Y de esos, tienen muchos, así que por lo pronto, el panorama no parece cambiar.

Ah, los efectos son la raja. Ojalá las películas pudieran sustentarse sólo en eso.

Síguenos en Facebook.

Periodista. Fundador de Plan9. Weón fome.
Leave a comment

Comenta o muere: