El Infinito Música Recomendamos

DAMN. de Kendrick Lamar: El mejor regalo de Semana Santa

15 abril, 2017

author:

DAMN. de Kendrick Lamar: El mejor regalo de Semana Santa

Los discos de hip hop podrían lanzarse siempre en fechas religiosas, la relación entre fe y beats ha sido algo más que regular: MC mesiánicos, referencias a la fe como salvavidas para vidas complejas de orígenes pobres y desamparados, reencarnaciones de Jesucristo, son algunas de las imágenes que componen la personalidad de quien rapea, más bien, de quién ha sido salvado.

Más si son católicos confesos.

Pero la religión es solo un elemento de los que podemos encontrar en la última entrega de Kendrick Lamar.

En DAMN. (2017), K-Dot aborda en catorce canciones, más que una búsqueda de un manifiesto político, -tras el demoledor To Pimp A Butterfly (2015)- es un discurso que juega entre el bien o mal, cuánta justicia hay en la vida de un negro, lo que hay detrás del éxito y cuánto se puede traicionar el origen con él. Y claro,  el homenaje constante a su legado, tanto a su cultura como a su  biografía.

No es que las apreciaciones políticas o el racismo no estén en la lírica de Lamar.

Es que parece que las rimas dejaron ese lugar ominoso y onírico de To Pimp, son más crudas en relación con el enemigo, el hombre y los miedos de mantener un estatus, uno del estilo cadena dorada y de decepción tras haber perdido a Obama.

Probablemente esta placa es resultado de una contingencia decepcionante. Es una vuelta de la fiesta del sampler que homenajeaba al orgullo negro de Sly Stone y James Brown.  Es un retorno a la base más seca, áspera, con rimas que hacen sentido a una realidad más aturdida.

El disco abre con BLOOD., tratándose como de una idea permanente que le funciona a cada canción, el vivir en estos tiempos, de racismo, conservadurismo y neoliberalismo simbolizan un paso más allá de tu tolerancia, o participación en el juego, que en el hip hop, simplemente es vivir. –ojalá que esta línea sea leída con Tiro de Gracia de fondo-

Te puede interesar:   Plan9 Recomienda: tres videoclips totalmente en otra

Is it wickedness? – ¿Es maldad?

Is it weakness?- ¿Es debiblidad?

You decide –Tú decides-

Are we gonna live or die?- ¿Vamos a vivir o morir?*

BLOOD. (track 1)

Probablemente el próximo proyecto de Kendrick sea en otra línea, sin dejar la retórica política, pero DAMN. se acerca a un trabajo de perspectivas artísticas más diversas.

No me refiero al hecho que U2 esté en el disco, porque claramente la colaboración más destacada, es la aparición celestial de Rihanna.

Están los productores conocidos de placas anteriores, como Anthony “TopDawg” Tiffith, SounWave, DJ Dahi, Terrace Martin, y al mismo tiempo se incorporan joyas preciosas como Mike Will Made It, James Blake, BADBADNOTGOOD, entre otros.

A propósito de la colaboración de Kendrick y Rihanna en LOYALTY, (es la primera y ojalá vengan más)  ambos relatan el tipo de lealtades que una persona se compromete.

Una referencia a un tipo de hermandad que dicen pertenecer, en donde solo exigen confianza.

Pero quizás, esta canción trasciende un poquito más; sobre el juego de la vida, esa metáfora que nos regala este género, ¿a quién finalmente eres leal? Al amor, a la fama -mirá de quién te burlaste-, al dinero, a las drogas, al trago o a la promesa de las calles oscurecidas.

Ojo que es una traducción, esa interpelación la realizan ambos.

Tell me who you loyal to

Is it money? it is fame? Is it weed? Is it drink?

Is it comin’ down with the loud pipes and the rain?

Big chillin’, only for the power in your name

Tell me who you loyal to

Is it love for the streets when the lights get dark?*

LOYALTY. (track 6)

Finalmente, es un disco que profundiza las preocupaciones del oriundo de Compton, apreciaciones sobre un país cada vez más peligroso, más racista, una autoreferencia a la genialidad de un rapero que reverencia a la vieja escuela de California, pero que abraza esa idea del futuro del hip hop, cada vez más político, diverso, irónico y agresivo.

Te puede interesar:   Matt Damon protagoniza The Great Wall, dirigida por Zhang Yimou

Y me parece que no hay punto de retorno con Lamar, siempre será bueno escucharlo.

El ejercicio es el siguiente, vuelvan a Swimming Pools (Drank) y luego escuchen FEAR. El anhelo es el mismo, sobrevivir.

DAMN.  de Lamar; lo pueden escuchar, vacilar, disfrutar, gritar en: Spotify, Apple Music y la internet.

O ya saben, en el link que les dejamos abajo.

Leave a comment

Comenta o muere: