El Infinito

Curtis Hanson (1945-2016): En memoria del artesano

21 septiembre, 2016

Curtis Hanson (1945-2016): En memoria del artesano

La escena es la siguiente: Russel Crowe interpreta al oficial de policía de Los Ángeles Wendell “Bud” White, quien salta una vaya, abre una puerta, entra por un pasillo y ve a un hombre mirando televisión.  Sin pensarlo dos veces le dispara y luego falsifica la escena del crimen.

El resto del escuadrón de policía entra en escena y encuentran a una mujer maltratada, amarrada a una cama y amordazada que pronto, es subida a una ambulancia.

El detective Edmund Jennings “Ed” Exley interpretado por Guy Pearce increpa a “Bud”.  Sabe que la escena del crimen es una farsa y que White lo asesinó.  Le pregunta ¿Crees que alguien creerá esto? ¿Un hombre desnudo con un arma? ¿Cómo piensas que se verá en el reporte?

Russel Crowe lo mira directamente a los ojos y le dice: Se verá como justicia. Esa eran las clases de diálogos que lograba crear Curtis Hanson.

El director estadunidense responsable de filmes como L.A Confidential, La Mano que mece la cuna y 8 Millas falleció este 20 de septiembre a la edad de 71 años en su casa en Hollywood Hills en Los Ángeles y como indica una portavoz del departamento de policía  “por causas naturales”.

Hanson fue el clásico ejemplo de lo que un buen artesano puede llegar a manufacturar.  Un hombre que quizás no tuvo el reconocimiento masivo, ni tampoco la más deslumbrante de las carreras, pero que a punta de buen gusto y un evidente respeto por el Hollywood clásico, parió excelentes cintas que forman un subconjunto para nada despreciable de joyas.

Pero ninguna de esas apreciaciones es antojadiza. Hanson no sólo dirigió sino que además, fue un prolífico guionista en una época en donde Hollywood aun le interesaba (un poco) crear historias.

Además, el hombre, respiraba cine.

hollywood-director-diedvszdsfsdfsdfs-at-71

Nacido el 24 de marzo de 1945 en Reno, Nevada, el hijo de un maestro y una agente inmobiliaria, quería tanto hacer cine, que abandonó los estudios para dedicarse al rubro.

Partió como editor en una revista de cine para luego dar el salto al guion. El año era 1970 y probaba suerte con la adaptación de El Horror de Dunwich, uno de los relatos cortos de H.P. Lovecraft.

Te puede interesar:   Este es el primer avance completo para la segunda temporada de Stranger Things

Ya 1973 daría el paso a la silla de la dirección con Sweet Kill, una cinta tipo B sobre un asesino serial que sólo encuentra el placer sexual tras asesinar.

sweet_kill_04

De ahí en adelante, su carrera oscilaría entre las labores de escritura y las de dirección con un siempre pie marcado en el suspense y el cine negro.

Para Hanson, grandes influencias eran Alfred Hitchcock y Nicholas Ray. Nada de extrañar. Hay algo en su filmografía que constantemente nos recuerda esa atmósfera tan oprimente y de personajes marcados.

El reconocimiento sin embargo no le llegaría hasta La Mano que mece la cuna. Indispensable thriller de principios de los 90 que abordaba a una mujer que intenta destruir una familia por venganza.

Le seguiría la efectiva Río Salvaje, con una Meryl Streep interpretando a una experta en rafting abandonada a la violencia de dos asesinos que la coaccionan para ayudarlos y que es un ejercicio de tensión muy efectivo.

Ambas cinta le abrirían las puertas para seguir escalando hacia la cima y poder concretar logros mayores en Hollywood. En una entrevista dada al periódico El País, el director confiesa que la joya de su corona, L.A Confidential, no habría sido posible sin esos dos trabajos previos.

“Me costó muchísimo financiar L. A. Confidential porque es muy diferente de las películas que se suelen rodar en Hollywood, mucho más compleja”.

Y así es, en  1997 asistimos a una de las mejores cintas sobre esa otra cara de Hollywood y ese género que tanto mantiene hipnotizados a hombres como Shane Black o le brindó fama a Polansky. El Noir.

Ocupando como base la novela de James Ellroy L.A. Confidential fue escrita, producida y dirigida por Hanson. Con un reparto extraordinario (Kevin Spacey, Russell Crowe, Guy Pearce y Kim Basinger) y una crítica avasalladora, lamentablemente, chocó contra ese tren llamado Titanic en donde quedó a medio camino en su correspondiente temporada de premios, que con el paso del tiempo y siendo sinceros, no le han faltado para nada.

Hoy L.A Confidential se mantiene más que nunca vigente como una maravilla y una muestra clara de que el buen cine, tarde o temprano, tiene su recompensa.

Te puede interesar:   Ian Malcolm retornará en la secuela de Jurassic World
landscape-1454063515-kim-basinger-la-confidential

En su etapa más moderna, Hanson, saltó de un lado a otro entre el drama y la comedia. Siempre, con resultados por mínimos que fueran, satisfactorios.

Desde el drama hip hop de 8 Millas, hasta Wonder Boys con un Robert Downey Jr en horas bajas, siempre logró sacar lo mejor de su material, aunque la taquilla históricamente, no lo acompañara.

Ya en su último tiempo varió entre algunas comedias inofensivas como In Her Shoes (2005); Lucky You (2007) o el desapercibido drama de Chasing Mavericks (2012).  Se retiraba a los 76 años.

Curtis Hanson fue un director de cine subvalorado, que entregó películas llenas de amor por el cine y por sus personajes. Gente matizada por sus dualidades y conectadas por su lado oscuro y lo hizo con el arrojo de quién cambia la elegancia del noir, por la suciedad urbana del rap. Pero siempre desde la mirada de la honestidad.

Finalmente, y como dijo alguna vez.  «Sólo el tiempo nos puede decir si una película vale o no la pena». Una verdad irrefutable.

Periodista. Fundador de Plan9. Weón fome.
Leave a comment

Comenta o muere: