Cult + Mag El Infinito Recomendamos

Comic Con 2016: Lo bueno, lo malo y lo feo

7 junio, 2016

author:

Comic Con 2016: Lo bueno, lo malo y lo feo

Te gusten los cómics o no, el mundo de lo “geek” es un tema que adquiere más fanáticos cada día. Ser ñoño hace tiempo que dejo de ser sinónimo de vergüenza. Este fenómeno se ha tomado desde las salas de cine, hasta eventos como la Comic Con de San Diego que hoy por hoy, es la muestra insigne de que la cultura pop llegó para quedarse.

Como muchos sabrán, acá en Chile, existe una versión de la Comic Con que se realiza hace ya unos cuantos años. Este 2016 se  realizó nuevamente en el Espacio Riesco y Plan9 asistió.

Si también fuiste, repasa con nosotros el evento y por si te pica el bichito de la curiosidad, puedas aclarar si realmente vale la pena asistir a ella el próximo año  (o en un par de meses más con la que parece ser una Comic Con Express) <3

Lo bueno:

Al igual que la Comic Con de San Diego, lo que prende y hace que te brillen los ojitos son los cosplayers del evento. En general, no solamente los cosplays femeninos, caliente de mierda. Su calidad en algunos casos es de una factura profesional envidiable, donde el esfuerzo de las personas detrás de cada traje (estén dentro de los finalistas de la competencia internacional o no) se nota y es algo que debo destacar.

Porque incluso aún con el prejuicio de muchos, de que la mayoría van vestidos de Deadpool o Harley Queen, los cosplay de este año estuvieron alucinantes y me pude encontrar con varias sorpresas. Abarcaron el universo de DC & MARVEL, Ghibli, Cartoon Network, Diablo, Spawn, Silent Hill, TMNT, el cine de terror y la ciencia ficción, series de TV, Warcraft, animé y hasta la biblia (sip, hubo un Jesús).

Lo que habla muy bien del gusto de los fans que tratan de representar o adquirir la forma de su personaje favorito. Si fuera por la llamada “moda” con la que se caricaturiza a la mayoría de los cosplay en este tipo de eventos, no hubiese sido espectador de una lista innumerable de cosplayers que se la jugaron al 100% con temáticas tan variadas como tipos de cáncer existen en el mundo. ¡Bien ahí! por ese lado nada que decir.

comic3 comic2 comic 5

Otra cosa buena, fue la sala de conferencias enfocada, en parte, en el ámbito de las producciones chilenas. Destaco la exhibición del cortometraje Historia de un Oso, donde los chicos de la productora Punkrobot estuvieron hablando acerca de su trabajo y la experiencia detrás de su éxito.

Hubo un panel dedicado al thriller chileno TALIÓN con el elenco del largometraje, y se presentó también Gritos del bosque, una cinta de terror en 3D.

Y eso es algo muy positivo. Desde la mala recepción que obtuvo la cinta Baby Shower en el 2011, se creía que la oportunidad de hacer películas de este género en nuestro país había quedado casi extinta, y es bonito ver que la comedia no es el único producto de interés en las realizaciones y las mentes de los cineastas chilenos.

Además que se ocupe una plataforma de exposición masiva como la Comic Con para darle énfasis a esto, lo encuentro valorable.

Y hasta ahí llegó lo bueno.

Lo Malo:

Esta bien que los cosplayers sean parte de la Comic Con, pero que sea la “atracción” más importante del evento es algo completamente distinto. Nada en contra de los cosplayers por si acaso.

En la Comic Con de San Diego (que es un punto de comparación porque están ocupando la marca) por ejemplo, además de los cosplayer se presentan los próximos estrenos del las grandes productoras, estrenos que que te volaran la cabeza, hay novedades acerca del mundo del cómic e incluso de los videojuegos.

Nada de esto se presenta en la Comic Con Chile, por lo que sus organizadores deberían buscar la manera de sortear este problema y ofrecer un producto digno del valor de la entrada. Una fila de 45 min. para sacarse una selfie en el trono de hierro de Game of Thrones o tomarte fotos con un auto de carreras “Uber”, al menos en mi percepción, no cuenta.

cmic7

Porque llenar dos paneles de conversación con un par de youtubers para que hablen de lo “cool” que es ser youtuber, creo que es faltarle el respeto a la mística detrás de la palabra COMIC que va dentro del nombre del evento.

Por último fueran canales asociados a este mundo donde se reseña y se habla “seriamente” ya sea de la industria chilena o internacional, esta bien, lo paso. Pero 21 cosas que no sabías de Spider-man y Hora de Aventura, se aleja inmensamente de ello.

Te puede interesar:   Series que Cagan la Cabeza #10: Erased

De la misma manera, es raro que se presenten como “estreno” cintas como Suicide Squad con los mismos trailers a los que tenemos acceso hace meses.

Traer a Brandon Routh y Danielle Panabaker deberían ser parte de las multifacéticas experiencias que nos ofrece el evento, pero en cambio terminan siendo como la única cúspide y excusa de cobrar tan caro por una entrada, en plan “traemos actores y cosplayers famosas” vale cada peso de los 15 mil por día y es ridículo.

NOTA DEL EDITOR* QUE HUEÁ CON EL PÚBLICO QUE PREGUNTA PURAS IDIOTECES! TENÍ A BRANDON ROUTH PA PREGUNTARLE COMO ES TRABAJAR CON SINGER Y LE PEDÍ LA COLITA PO CTM.  LA COLITA CTM! 

comiccon9
Bien simpático el chiquillo, hizo “la colita” y le firmo la polera a un fan.
comic8
Lo más “cómic” de todo el evento. Una serie de portadas de DC que promocionaba los talleres que harían.

Lo Feo:

La organización en su nivel técnico es horrible, la iluminación del Espacio Riesco es pésima y la oscuridad domina cada rincón que pisas. Me daba pena tener que usar flash cada vez que quería sacarle una foto a un cosplayer, esos pobres [email protected] quedaron ciegos luego del evento, no existe otra posibilidad.

No hay zonas para hacer fotografías, los espacios que no son “rellenados” con stand’s, se toman como puntos de referencia para que los cosplayers tengan su momento, los puedas grabar, etc. Pero no hay ninguna preocupación por parte del evento de envolverte en esta “cultura” del cosplay.

Si, tienen un concurso internacional y camarines para que los chicos se cambien y maquillen, pero eso no implica tratarlos bien o crear espacios para que ellos se puedan desenvolver correctamente. 

Después de todo, debe ser como muy cansador andar con algunos de esos trajes y lo mejor que te puede ofrecer la organización en su basta imaginación y conocimiento, es sentarte en el piso.

comic10
Los chicos diciendo: ¡Me encanta que en las fotos que me sacan salga un patio de comidas de fondo! o tarros de basura. Que da lo mismo, porque nunca las veré porque me dejaste ciego con el flash.

Sobre este mismo punto, la creación de espacios es algo que no es menor. La Comic Con de San Diego es conocida por su ingenio a la hora de envolverte en el “mundo Geek”. Creando escenarios o atracciones originales donde fotografiarse o entretenerse no tienen un costo adicional a tu entrada, desde la re-creación de escenas de películas hasta videojuegos, es aplaudida por sumergirte en la fantasía de ser ñoño.

Este año en Chile se repitieron el plato trayendo nuevamente el trono de hierro de Game of Thrones, junto a una atracción: el mamut de la hora del hielo, y paremos de contar.

En San Diego, se incluyen los vehículos de tus series o películas favoritas como también parte de la utilería que se han usado en las películas, etc. (¡gran etc!).

No, traer el bate de Harley Queen ¡no es digno de destacar! de hecho, ni siquiera odio al personaje nacido en la serie de Batman, pero ¿en serio ese es tu mayor logro? Dos piezas de utilería, de una mercado GIGANTE?

Habiendo miles de posibilidades: Ghostbusters, Aliens, incluso mierda de películas de serie B, no había nada.

El mejor cosplay hasta el momento. #comicconchile #Doug #Up #ardilla

Una foto publicada por Plannueve.net (@plannueve) el

*Mejor cosplay del mundo. 

Y un vehículo basado en la película X-men como el que estaba en exhibición sólo me hacía recordar los múltiples juguetes que veía en los spot de tv, cuando Superman o Spiderman venían con un auto de juguete. Faltó que lo promocionaran como el vehículo que usaba Charles Xavier para ir en busca de nuevos integrantes para la escuela. #Pathetic

comic11
Una foto a capela, sin flash. Si se intervenía en el diafragma o en su exposición, los cosplayer o la gente a su alrededor salían movidos (obviamente) y perder definición con un ISO de 1600 – 3200 jamás debería ser una opción a la hora de sacar una foto.

El sonido era asqueroso, en el stand principal donde estaban todas las tiendas, existía una pantalla donde se transmitía un streaming del que poco y nada se escuchaba lo que estaban hablando. Jamás le tomé atención por lo mismo y por parte de la organización, se denota un vago interés por querer que una la tenga.

Cada vez que pasaba por él, básicamente era como “mira, ya están hablando hueas de nuevo“. #pulgararriba En cuanto a la música de fondo, no existía, no digo que sea necesaria, pero a falta de la entretención porque el evento no la ofrecía, hubiese sido por último un punto a rescatar que tocaran algunas canciones para rellenar el vació a la hora de esperar una charla, incluso de esa sin copyright.

Otro de los pésimos aspectos de su organización fue la producción de algunos paneles, por ejemplo, en el del destacado dibujante chileno Gabriel Rodriguez, al que debo destacar asistimos no más de 20 personas.

Los chicos que les hacían las preguntas se miraban y abordaban en onda “yapo’ hace alguna pregunta, te toca” dando la impresión de que cada vez que hacían una, la habían inventado en el proceso de la entrevista y me quedó la sensación de sólo estaban rellenando o haciendo tiempo hasta el próximo panel.

Te puede interesar:   El Rock and Roll está de luto: Chuck Berry muere a los 90 años

 Omar Francia, fue otro de los que sufrió el poco cariño de la producción.  Para ser un evento que se llama Cómic Con, muy poco cariño con aquellos que incluso han dibujado al amado Batman.

comic12
Gabriel Rodriguez, dibujante de Locke & Key, hizo una conferencia a la que no fuiste </3

Si a esto le agregamos la poca coherencia en los horarios, como dejar la competencia de cosplay a última hora (el dicho, lo más importante va al último no se aplica en este caso). Haciendo que los ganadores de la competencia pasen casi como una anécdota dentro del evento. Creo que es faltarle el respeto tanto a los cosplayers, como a los asistentes del evento, como a algunos invitados.

Si sumamos a eso, que los jueces de la Competencia Internacional de Cosplay no tenían lápices para ir anotando los puntos que los impresionaban de cada participante y que el cortometraje Historia de un Oso partió sin sonido, algo malo está pasando.

El stand de videojuegos no tenía más de 15 consolas, suponiendo que la recepción del público del año pasado fue superior a las 20.000 personas y este año esperaban alcanzar más ¿en serio ponen un stand con 15 consolas solamente? Y no es como que a Festigame le falten lucas.

La mala ubicación que tenían las cosplayers invitadas al igual que los dibujantes de Cómics de este año, es algo digno de odiar. Hay un evento llamado Comic Con Chile en el que un Stand de ropa “Geek” tiene más espacio y trascendencia que un stand con el dibujante de Hijos del Átomo de X-men, Before Watchmen y Nexus.

Sere sincero, no soy fan del tipo, y creo que los organizadores tampoco, ni tampoco creo que sean fan de ningún realizador de cómics, porque a los que habían los tenían apartados en una isla y eso habla mucho de la importancia de hacia donde enfoca el evento.

Es como si no existiera ni una pizca de amor por el evento y en la mente de sus organizadores no hubiera tampoco ni una pizca de imaginación- Desde su patio de comidas que podría ofrecer comida referente al tema, como chimichangas o un completo llamado Wonder Woman (¿porque se llama así? Porque es terrible rico)

Porque si vas a pagar 5 lucas por una hamburguesa, por último que tenga un nombre y composición ingeniosa.

No cuesta mucho darle una pequeña “temática” al recorrido de sus stand’s, paneles o conferencias, que se yo, no me pagan por hacer esa mierda, pero si lo hicieran ¡damn! así que si haces la ComicCon Chile y lees esto ¡llámame! ¡urgente! ninguna de las ideas que salgan de mi cabeza para mejorar tu evento, pueden llevarlo por un camino peor.

comic13
El único simulador de realidad virtual que había.
comic14
¡Mira mamá, es como cuando vamos al Mall!

En definitiva, si le sacáramos los cosplayers a la Comic Con, en pocas palabras estarías pagando $15.000 por ir al Portal Lyon/Eurocentro o ir a pasearte al persa Bio-Bio. Si contemplamos que el FIC Santiago trajo también a artistas del cómic de una escala global pero su entrada es liberada y que comparada con su madre en San Diego, la Comic Con Chile, deja mucho que desear, concluyó que el peor y más grande error de la Comic Con, es llamarse de esa manera.

Si se llamará  FantasyCon, Stand’sdepuestosdeventaCon, ComidacaraCon, Muffinpor3lucasCon o cualquier derivado, mi analogía acerca del evento hubiese sido muy diferente pero la parte de Comic en el nombre, al menos este año, estaba de sobra.

Síguenos en nuestra página de Facebook, dale un vistazo a nuestro Instagram o Twitter y si estas de acuerdo con nosotros, comparte la nota. Sino, puedes putearme en los comentarios ¡una buena chuchada siempre se agradece!

Leave a comment

Comenta o muere: