Cine + Series

Plan9 Review: Assassin’s Creed (2017), ¡Fassbender lo hizo de nuevo!

10 enero, 2017

Plan9 Review: Assassin’s Creed (2017), ¡Fassbender lo hizo de nuevo!

La cagó, ctm. Así, súper simple: La wea wena, conchetumare.

Ya, bajemonos del hype. Vamoh a ponernos serios.

Antes de la película tuve sentimientos encontrados. Por un lado, la maldición de las películas dentro del ámbito de los videojuegos acecha constantemente, porque por lo general valen pico, y por otro, el amor que alguna vez tuve por la saga me hizo mantener la fe y, bueno, estaba Fassbender #Mijitorico.

Como ya saben, está libre de spoilers, así que pasen a leer tranquilamente.

Antes que nada y antes que todo, voy a detenerme un poco en la banda sonora ¿por qué? estábamos todos cagados de miedo desde el lanzamiento de su tráiler pensando que la música que iba a envolver a toda la película iba a estar tapada en hip hop o música electrónica, y de hecho se escuchan, pero al final la cinta tiene una muy buena musicalización para las secuencias en el pasado y el presente. Así que hasta ahora, todo bien.

Era sabido que la historia no tenía relación al juego (en cuanto a los hechos históricos) y se cumplió, lo cual me dejó 10/10. ¿Para qué ver una historia ya realizada, que ya experimenté literalmente como jugador?.

La historia nos ubica en España, donde a Aguilar (Michael Fassbender “en el pasado”) se le escapaba un poco el acento de no español, pero se agradece que se hablara de todas formas y no en inglés como suele suceder en situaciones como “oh, estamos en Brasil y todos hablan en inglés” because lengua común.

Punto a favor, y ni hablar del resto del elenco español que se lució y por sobretodos la mujer de Aguilar.

df-01952_r_crop
Dame cara William Wallace ¡Aquí está mi pecho abierto!

Ahora, algunos detalles me sacaron de la película. El inicio me descolocó un poco por la canción que utilizaron, la transición de nuestro protagonista desde la nada a verlo en Abstergo fue más o menos rápida, pero a partir de ahí la cagó. Agarró vuelo y no quiso bajar.

Abstergo fue mucho más de lo que esperaba: una mezcla entre la infraestructura de un castillo medieval y la arquitectura moderna tirando pa’ futurista.

Junto a Abstergo, el Dr. Rikkin (Jeremy Irons) hizo cosas de Jeremy Irons y a pesar de ser la cabeza de la institución estaba más de ruido de fondo, y es ahí donde Sofia (Marion Cotillard #Mijitarica) resaltaba.

Hubo opiniones divididas sobre su aparición, producto de su muerte en The Dark Knight Rises, pero interpretó su papel impecablemente y sin problemas: una chica que intenta hacer lo correcto, decidida, a ratos timorata pero que finalmente explota por diversos motivos, y decide elegir y aceptar su destino.

¿Qué destino? vean la wea de película.

El plato fuerte fue Callum Lynch (Fassbender “en el presente”), nuestro protagonista que sufre y no entiende absolutamente nada de lo que está pasando, con solamente breves explicaciones sobre un bien mayor, amarrado a una máquina que lo deja viendo weas, reaccionando como cualquiera de nosotros lo haría.

No quedó como el típico “chosen one” en plan de “sí, soy el asesino pulento y los voy a matar a todos”, no. Costó que lo fuera, dejando casi la cagá, pero se alzó y reivindicó como el asesino. Nada más que decir sobre él, la zorra misma.

Abstergo estuvo rodeado de otros pacientes, como Moussa (Michael K. Williams) y Lin (Michelle H. Lin) que aportaron bastante, mostrándose en parte más como una amenaza que como compañeros de Fassbender al punto de querer matarlo, pero finalmente uniéndose a la causa.

Son Asesinos, tenían que ser compañeros de una u otra forma y se agradece que no sea solamente porque sí, sino que tuvieron que pasar cosas para aceptarlo.

assassins-creed-movie-4
Ya Fasby es la hora del Clonazepam. Venga pueh.

Varias críticas apuntaron al desperdicio de actores, como la breve aparición de Brendan Gleeson o lo poco intenso de Jeremy Irons. En parte puede que tengan razón, pero no lo encontré tampoco una razón como para bajarle el perfil y, a pesar de lo breve, ver a Gleeson da un golpe a los espectadores y al protagonista mismo. Esto lo dejo a gusto del consumidor, hubiera sido genial verlo un poco más, pero bueno, hizo lo que tenía que hacer.

En cuanto a los guiños a los juegos también andan por ahí, como en algunas de las armas que aparecen como parte de la escenografía, al igual que indumentarias y trajes de asesinos clásicos 1313.

El escenario que han puesto “en el presente” es una clara evocación y chupa de pico al primer juego e incluso debo decir que en la parte del “pasado” también se la juegan.

Se genera una atmósfera muy sabrosona, donde me arriesgo a que algunos me tilden de spoilero culiao pero incluyen hasta la amputación de un dedo para poder usar la hoja oculta, y obviamente el clásico salto de fe y las águilas que plagan la película, jamás había visto tantas águilas en mi vida ctm.

ac_movie_gallery-10_250369
¿Cual es tu nombre de asesino? El Pata eh Cumbia.

Si hablamos de El Animus, quedó mucho mejor y más realista que el del juego, con el brazo mecánico otorgándole el movimiento dentro de las “visiones”, que son proyectadas a través de luces como hologramas y no dentro de un estado de estásis.

Los planos aéreos, a pesar de que se pasaron un poquito con ellos, son hermosos y puta que se usaron bien. Como sobrevuelan Malta durante las batallas, los seguimientos de cámaras mientras los asesinos saltan y corren a través de las estructuras, fue todo dinámico, justo y necesario.

El final… El final se desinfló. La acción y el dinamismo que precedía al final fue tan, pero tan la raja, que después fue muy brusco el cambio a una atmósfera tranquila y de incertidumbre, que se sintió como si se hubieran apurado para terminar la película, aplicando el buen machete.

assassins-gallery-gallery-image
Todo se derrumbo, dentro de mi, dentro de mi (8)

Pero, a grandes rasgos, fueron solo detalles y lo bueno, en mi opinión, lo sobrepasó todo.

Tiene un final aceptable, que se produce por el acercamiento de la gente que nunca tuvo el juego en sus pulgares, dando un cierre con expectativas hacia una continuación. Que si eres un fan de la saga, más o menos vai a cachar por donde podría ir el mambo en la segunda parte.

No estamos hablando de una obra maestra del cine, esta mierda fue hecha para entretener a la audiencia, no le voy a pedir ser un Kubrick a Michael Bay, pero hablando como película de videojuegos, donde la mayoría de cintas que nos han entregado son bazofias y, en comparación, esta destacó bastante sobre el resto.

De hecho, me arriesgo a decir que es la mejor adaptación de videojuegos hasta ahora en la historia del cine, así de care’ raja. Tiene momentos pal pico de memorables.

Assassin’s Creed  se respeta a sí misma y le hace justicia al juego. Si se preguntan, por alguna razón estúpida, acerca del CGI, no se preocupen de eso. Véanla (y si ya lo hicieron, puteen en los comentarios).

Leave a comment

Comenta o muere: