Cine + Series

Acerca de los remakes ¿son necesarios?

19 octubre, 2016

author:

Acerca de los remakes ¿son necesarios?

El cine desde sus inicios en la génesis del siglo pasado ha generado películas que fueron pioneras en distintas áreas. Películas que adecuaron la tecnología de turno para beneficio del disfrute visual del espectador, con tramas y personajes inolvidables, y otras que muchos pensaban que serían irreemplazables o simplemente inigualables.

No obstante, en el siglo XXI, sobre todo desde el 2010 en adelante, se ha marcado un auge de lo que especialistas denominan como “remakes”, término anglosajón que al español sería “recreación”, como por ejemplo en la actualidad ocurre con “Los Siete Magníficos”, “Ben-Hur” (nota del editor* cuyo poster, es para este servidor la hueá más fea del añoentre otras.

Este proceso se ha utilizado cuando se “rehacen” largometrajes, manteniendo la trama, los personajes, incluso la mayoría de los diálogos, sin embargo al haber mejoramiento en varios aspectos a través de los años, como efectos especiales, se reestructura el producto final gracias a decisiones del director encargado o los guionistas.

Pero la duda de esto es: ¿Es necesario que se realicen remakes, teniendo en cuenta el poco éxito que algunas cintas han tenido o el empeoramiento de imagen que algunas cintas consiguen?

Cabe destacar que hay producciones que mejoraron con sus “evoluciones cinematográficas”, tal como el caso de “Nosferatu, el vampiro”, cinta la cual en 1922 marcó presencia con una trama que en un futuro sería emulada millares de veces, y que en 1979 recabó lo mejor de este clásico del séptimo arte agregándole más innovación.

Asimismo, se puede renombrar a “El amanecer de los muertos”, anteriormente llamada “Zombie”, a “La guerra de los mundos” o “La operación Valkiria”, ambas protagonizadas por Tom Cruise, y más actualmente “Charlie y la fábrica de chocolate”, dándole vida a Willy Wonka un polifacético Johnny Depp en 2005.

Te puede interesar:   Black Mirror podría llegar a Netflix

Pero sobre todo por la memorable actuación de Al Pacino en el remake de Scarface en 1983, siendo un desconocimiento generalizado que esta cinta sea una recreación de la original de 1932.

scarface

A pesar del éxito de algunas producciones al ser nuevamente realizadas, hay unos ejemplos claros de que no es beneficioso “volver a freír” clásicos, no solo por las malas críticas o el mal recibimiento del público, sino que por los millonarios presupuestos que destinan las productoras para la realización de estas películas, con el fin de obtener un completo triunfo en las taquillas.

En la mayoría de las oportunidades, la elección del elenco actoral, de guionistas, de director, o la sobreexplotación de ciertas temáticas, como historias religiosas y los exorcismos, llegan a provocar este declive y rotundo fracaso. Esto se puede observar con la derrota monetaria que cayó sobre la recreación de “Ben-Hur” este 2016, ya que solamente recaudó 80 millones de dólares de los 110 millones invertidos para su realización, sin dejar de lado las pésimas opiniones y abominable recepción de los especialistas.

polstergeist

A lo largo del tiempo, la mayor cantidad de cintas que han sido parte de la era del “remake”, pertenecen al transversal universo del terror o del suspenso, como lo ha sido “Poltergeist” (2015), “La casa de cera” (2005), “Psicosis” en 1998, “Carrie” el 2013, “The Thing” (2011) o más actualmente “La bruja de Blair” (2016), por dar algunos ejemplos. ¿Qué tiene en común todas ellas? Han sido fracasos tanto en recaudación monetario como en recepción de la audiencia.

Te puede interesar:   Acá hay más de 5000 documentales que puedes mirar gratis

Asimismo, esta alza del uso del “remake” irá en aumento año a año, entregando algunas dudas de la crisis creativa que la industria cinematográfica está sufriendo, y la necesidad imperiosa de Hollywood por “mejorar” o “dar a conocer a las nuevas generaciones” películas que alguna vez fueron exitosas en todo sentido.

Habrá que observar cómo se desarrollarán estas renovaciones de películas en el futuro próximo, siendo el primer punto de interés el remake de la adaptación cinematográfica de la novela “It”, de Stephen King, en la cual regresará el payaso “Pennywise”. Esta labor está en las manos del director Andrés Muschietti y protagonizada por  Bill Skarsgård como el afamado supuesto payaso que atormentaba el pequeño pueblo de Derry. Su estreno está fechado para el 8 de septiembre del 2017.

Leave a comment

Comenta o muere: