999 Juegos El Infinito Juegos

999 Juegos Antes De Morir N°940: Resident Evil Remake (2002)

25 septiembre, 2016

author:

999 Juegos Antes De Morir N°940: Resident Evil Remake (2002)

Han pasado 20 años desde que los zombies comenzaron a ser lo más cool en los videojuegos con el lanzamiento del primer Resident Evil.

El juego vino de la mano del japonés Shinji Mikami, en un tiempo en que la compañía CAPCOM era mejor conocida por títulos como Street Fighter o Mega Man.

Hoy, la desarrolladora japonesa pone sus esfuerzos en robarnos plata con sus DLC  revindicar la desprestigiada saga de Resident Evil, apostando por un cambio en la jugabilidad aún más radical que el visto en su tiempo con Resident Evil 4.

Ya está en camino Resident Evil 7 ¿nos importa?

Tal vez no a los fanáticos más veteranos de la saga. Sin embargo, el juego que aún sigue dando de qué hablar es el maravilloso remake de la primera entrega, conocido simplemente como Resident Evil.

Primero, una pequeña aclaración. ¿Por qué no lo hemos llamado “Remaster”? Porque aunque CAPCOM intente hacerte creer que se trata de un nuevo videojuego, lo cierto es que fue lanzado en 2002.

Lo que se hizo el año pasado con su “lanzamiento” no fue mas que pulir detalles técnicos y agregar uno que otro skin a sus personajes.

El juego en sí fue creado hace años. ¿Que si se agradece el port a nuevas consolas? Claro que si. ¿Pero que cueste el mismo precio que un juego recién salido? No tiene sentido.

Recreando el clásico

Si bien este no es exactamente el juego que dio comienzo a la franquicia en los años 90’, es una revisión de la historia del mismo, con obvias mejoras en sus gráficos (no más brazos de salchicha), sus diálogos (no más Jill Sandwich) e incluso con ciertos agregados interesantes.

Lo mejor de todo es que el juego salió en una época en que aún no existían los hoy habituales “micro-pagos”, bastaba con comprar el juego y ya, todos los desbloqueables y otros modos venían dentro de él.
2
La historia sigue siendo casi exactamente igual. Un grupo militarizado de nombre S.T.A.R.S. (Special Tactics And Rescue Squad) es enviado a investigar una serie de extraños asesinatos en las Montañas Arklay, ubicadas en las afueras de Racoon City.

Allí parte del equipo Bravo, luego de ser perseguidos por unas extrañas bestias (lindos perritos), terminan refugiándose en una misteriosa mansión. Aquí es donde comienza el juego.

Los icónicos personajes

Si bien hay varios personajes, muchos de ellos son las típicas personas con mala suerte que suelen morir en las historias de terror. No obstante, entre ellos existen cinco protagonistas. Ellos son (de izquierda a derecha) Albert Wesker, Rebecca Chambers, Chris Redfield, Jill Valentine y Barry Burton.

Resident-Evil-HD-Remaster-gets-a-new-trailer-1024x576
¿Que si todos viven para el final del día? Obviamente, dependerá del jugador y sus decisiones.

Este es otro aspecto característico del juego: sus distintos finales. Lamentablemente, se sabe que este detalle se perdió en posteriores entregas y después Silent Hill les robó la idea.

De los cinco protagonistas, podremos manejar a Chris y Jill por separado, ambos poseen distintas habilidades y ofrecen su propia versión de la trama (no, aquí no existía el cooperativo).

Cabe destacar las variadas dificultades del juego, que van desde “muy fácil” (como para jugar con tu abuela) a “difícil” (para llenarte de rabia). A esto se suman algunos modos de juego bastante curiosos.

Algunos de ellos son: Real Survivor Mode donde las cajas de ítems no se conectan entre sí, o One Dangerous Zombie donde el cadáver reanimado de uno de nuestros compañeros nos perseguirá por toda la mansión ¿el problema? Que el tipo lleva granadas por todo su cuerpo y al dispararle nos ganamos un ticket directo al infierno cielo.

14931373369_4e32295bcc_b
Como hemos mencionado hasta el cansancio en reseñas anteriores, esta fue la formula que dio origen al survival horror. Ángulos de cámara fijos, una banda sonora aterradora, la exploración, los puzzles y el provocar tensión sin recurrir a sustos baratos repentinos en cada momento, eran elementos que asustaban incluso al mas valiente.

Aunque a algunos gamers de hoy les duela, la verdadera esencia de Resident Evil se encuentra aquí.

Lo que lo hace único

Se dice que este juego es considerado como uno de los mejores remakes hasta la fecha, no solo por la calidad con que refresca la trama original, sino porque además posee su propio estilo. Por ejemplo, existen zonas nuevas en la mansión, haciendo que ésta se sienta aún más enorme.

Esta vez no basta solamente con matar a los zombies, sino que también hay que quemarlos con nuestro encendedor, de lo contrario volverán a levantarse. Incluso derriban puertas con tal de atraparte. Pero lo mejor, es la inclusión de Lisa Trevor, una criatura totalmente nueva que no estaba presente en el juego original. Esta tipa es incluso más dura que el Tyrant del final, no puede ser derrotada con ningún tipo de arma, la única solución es evadirla.

Así damas y caballeros, es como se hace un verdadero remake. No basta solo con calcar y repetir pues también se puede agregar y mejorar. Un principio que puede incluso aplicarse al cine.

Si nunca antes has jugado este clásico del survival horror, ahora es tu oportunidad.

El juego está disponible para casi toda consola existente: GameCube, Wii, PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One y PC. Incluso sin ser fanático, deberías darle una probada a esta obra maestra, pues es un buen comienzo para cualquier interesado en la saga.

No es coincidencia que haya sido remasterizado pues nos quieren sacar hasta el último peso pues se ha convertido en un juego de culto.

¿Quieres decirle al mundo cuál fue ese juego que te marcó? Manda tu artículo defendiendo tu videojuego favorito a [email protected] o comunícate en nuestro Fanpage de Facebook y sé parte de esta curatoría videojueguil nerd.

La extensión no debe ser más allá de una plana y media en tamaño de letra 12 contándonos porqué tu juego debe ser uno de los 999 que debes jugar antes de morir.

La gloria te aguarda. (Inserta riff de guitarra pulento).

Leave a comment

Comenta o muere: