999 Juegos El Infinito Juegos

999 Juegos Antes De Morir N°926: KING OF FIGHTERS 98 (1998)

11 enero, 2017

author:

999 Juegos Antes De Morir N°926: KING OF FIGHTERS 98 (1998)

Por Ricardo Roa

Cuesta creer que hace ya más de una década; en varios garajes de las poblas (que funcionaban desde la clandestinidad y sin patente municipal); una gambita era más que suficiente pa dos fichas y su pucho.

Los ahora extintos arcades eran más oscuros que la chucha; operaban a puerta cerrada, pasao a meao y derby…pero aún así les recuerdo con nostalgia

A decir verdad, me gustaría creer que no soy el único que añora esos años de juventud donde los cabros al terminar la jornada de clases caminaban en vez de tomar bus y se gastaban las pocas monedas en joyitas como KOF -y no las perdían apostando en esas rastreras máquinas “de destreza” que pululan en los negocios de esquinas contemporáneos-.

u234567865432fgf

Decidí recordar ésta entrega en particular, no porque sea la versión más  connotada o jugada; si no porque en esencia, me parece que conjuga todo lo que hizo únicas y diferentes a las versiones anteriores de The King of Flaytes y lo mejoró. 

unna2345678med

Como jugador, había “algo” que me llamaba la atención y me invitaba a “meter la monea”. Ese algo era mucho más que lo colorido de los escenarios, o los peazos de OST que se gastaba (que aún mantienen a la franquicia presente en la memoria pese a la cuasi muerte de SNK).

Honestamente, yo creo que lo que hizo estos juegos tan famosos en los “flippers” era LA PUTA JUGABILIDAD.  Las peleas no eran el típico 1 vs 1. No! En KOF se armaban patotas de 3 contra 3 giles, donde un round típico duraba con cuea 15-20 segundos.

Las peleas eran terrible rápidas, técnicas, y vistosas; por lo que cuando los retadores realmente sabían jugar se llenaba de mirones.

Muy por el contrario para los neófitos; decidirse a jugar por primera vez era un trámite súper gracioso: Al meter la ficha salían unas frases chinas explicándote como se jugaba la cuestión: te mostraba el mapa de botones y una sarta de weas que podías hacer combinando esos 4 botones -estrategias mucho muy complejas comparadas a los movesets de los otros juegos de esos años e incluso a los de ahora-.

Otro problema era que este exceso de información nunca era de fiar; lo más seguro era que el dueño del antro mapeaba los botones a la chuña sin poner cuidado al orden; o el *punga-(en ese entonces aún no denominados flaites)- que te retaba cortaba esa biblia porque se la sabía de memoria y te cagaba la explicación.

Y bueno, después de joderla sin saber… y elegir EXTRA sin saber jugar (es mejor ADVANCE O NO?); tocaba elegir “TRES MONOS” entre varios hombres rudos, wequerequines, algunas lolis y también un par de tetonas.

Además de todo ésto, había que elegir el orden en que ibas a tirar a tus personajes -algunos preferían empezar con su mejor hombre y sweepear el trío de fracasados del rival; mientras que otros guardaban a ese main para intentar dar vuelta alguna contienda casi perdida-…

3 vs 3 teamplay”: Resulta que había que calcular nueve posibles matchups en cada combate según el orden seleccionado…O sea, Cuánto lujo!

Mi máxima evolución mandril antes de aquello era marcar medianamente bien un “OYUKEN”. Ni hablar de lo complejo que era para un principiante aprender a marcar un especial que no fuera la típica “U” o “atrás-adelante” y mucho menos hablar de combear -que requería marcar dos ”U, semicírculos o redondas” en un margen ínfimo de tiempo-.

Muy común eso sí, eran las  mochas épicas entre gallos viejos que sí hacían todas las magias; y era ahí donde realmente se podía sapear que hacían los monos y con algo de winter ja implementarlo a tu arsenal de combos.

Mis eternos respetos a esos viejos culiaos…Aunque, si esto fue hace 10 años, calculo que esos veteranos deben ser cuasicuarentones en la actualidad…–¿Tal vez ellos sean esos fósiles que se ven apostando en esas máquinas pachinko de los negocios?–.

Y puta, la verdad es que ahora se puede agarrar un MAME y un par de roms y era…en un rato de aburrición se pueden probar todos los KOF y varios otros clásicos más sin mover el chiquitín de la silla.

Para quienes vivimos esos tiempos queda solamente el recuerdo de aquellos años hediondos a cigarro, orina y sudor encerrados en la oscuridad de un garaje; entre amigos que te piden que le dejes al Kyo para matar al Rugal, que te bolsean un cigarro cuando ellos le ganaban al flaite que te retó y te estaba humillando; que se mariconeaban papeando con Chris o maleteando con Daimon cuando tocaba arreglar cuentas en el ring al apostar esa última ficha

En fin, eran otros tiempos donde el internet era un lujo para la gente con plata. Por eso, del Rey de las mochas sólo queda la añoranza de buenos tiempos pasados, y también los AST que siempre se pueden escuchar en Youtube.

Emulado sin palanca nunca será lo mismo.

Al igual que Ricardo ¿quieres decirle al mundo cuál fue ese juego que te marcó? Manda tu artículo defendiendo tu videojuego favorito a [email protected] o comunícate en nuestro Fanpage de Facebook y sé parte de esta curatoría videojueguil nerd.

La extensión no debe ser más allá de una plana y media en tamaño de letra 12 contándonos porqué tu juego debe ser uno de los 999 que debes jugar antes de morir.

La gloria te aguarda. (Inserta riff de guitarra pulento).

Leave a comment

Comenta o muere: