999 Juegos El Infinito Juegos

999 Juegos Antes de Morir N°912: The Binding of Isaac (2011)

17 abril, 2017

author:

999 Juegos Antes de Morir N°912: The Binding of Isaac (2011)

Hubo un año en el que jugué Binding of Isaac y sólo Binding of Isaac, nada más.

Todos tenemos ese año malo en la vida, donde todo es en vano y nada importante pasa, el mío vino remojado en el amargo sabor a mierda de la inercia y la rutina, volver a casa derrotado para no querer hacer nada es suficiente para desmoralizar a cualquiera.

Esa debe ser la razón por la que este “pequeño” juego indie resonó conmigo a un nivel emocional, piensen no tenía energía suficiente como para pararme a enchufar el play, un panorama patético.

¿Qué tenía Binding of Isaac de especial?¿Qué lo hace tan gratificante para perdedores como nosotros?

Steam me dice que le eché 105 horas, dato impreciso ya que lo baje pirata meses antes de comprarlo y lo volví a bajar pirata años después en su versión Rebirth.

Fácilmente se corona como uno de los videojuegos en los que he perdido más tiempo de vida, junto a Final Fantasy Tactics, Team Fortress II, Spore, Age of Empires II, Ragnarok Online y por supuesto el clásico indiscutido Bob Esponja: Atlantis Squarepantis.

¿Alguna vez deseaste un juego donde manejas a un niño desnudo que pelea con sus lágrimas y debe descender a las profundidades del infierno, matar a su madre, meterse por su vagina y matar a satán?

Si, Binding of Isaac es un juego mórbido que oculta sus temas con una fachada tierna, la cual nunca “se cae” el juego se compromete con su estilo visual hasta las últimas consecuencias.

Su historia es una reinterpretación del cuento bíblico del sacrificio de Isaac, la cual amalgama con maestría temas de abuso doméstico, aborto, eutanasia, religión, depresión y suicidio todo cargado al humor negro y desde los ojos e imaginación de un niño, es de por sí brillante.

El gran chiste de Binding of Isaac es su simpleza.

Funciona muy parecido a tener el buscaminas en tu computador, haces click y juegas.

Al igual que buscaminas cada nivel es aleatorio, en cuanto a la cantidad de enemigos, power ups, objetos y diseño de niveles por lo que no hay dos partidas iguales.

Descendemos a través de pisos, y cada dos pisos cruzamos un nuevo nivel: Sótano, cavernas, profundidades, útero (no es webeo la parte de meterse por la vagina, debe tener alguna explicación freudiana) y cinco o seis niveles secretos que pueden o no cambiar el final del juego. Y dependiendo de tu versión la cantidad de finales puede llegar a 22 desenlaces distintos, tal cual.

Binding of Isaac es poseedor de una rejugabilidad privilegiada, ordeña tu tiempo con una furia primitiva.

En esencia es un juego cortito, no más de una hora para sacar un final, pero tiene elementos que lo hacen único en hacerte caer en la pasta:

Los power ups, cada vez que empiezas partes desde cero, aguantas tres golpes y tiras lágrimas normales, cada piso tiene una habitación del tesoro la cual está cerrada con llave, tras abrirla encontramos un power up que cambia la forma en que jugamos por completo, pueden ser lágrimas láser, una peluca que dispara arañas, diarrea explosiva y un laaargo etcétera.

Hay alrededor de 500 objetos únicos, muchos de los cuales sólo se desbloquean cumpliendo determinadas condiciones y desafíos especiales.

Segundo: La dificultad. Binding of Isaac es difícil y satisfactorio en partes iguales.

Morir está a la orden del día mientras esquivas balas de sangre y fuego, pero volver a comenzar está al alcance de la mano, con sólo una tecla y sin tiempos de carga, esto puede pegarte a su ciclo infinito de muerte y resurección cual mosca al Chocapic (¿todavía tiene azúcar el chocapic?)

Todavía me queda caleta por hablar del Binding of Isaac, los secretos que tiene son legendarios y han movilizado a la comunidad completa de jugadores ¿Tiene comunidad? Por supuesto.

No les mencioné que se puede jugar en línea y de a 2 en su versión Afterbirth, el juego tiene varias versiones (Flash, Wrath of the lamb, Rebirth, Afterbirth y Afterbirth plus) incluyendo una que se juega en navegador directamente.

La música de Binding of Isaac es brutalmente la zorra, de verdad está de lujo y refleja las proporciones de las aventuras del pequeño Isaac con coros angelicales remixeados con sintetizadores y riffs de guitarra eléctrica.

Hay una amalgama de personajes desbloqueables, cada uno con habilidades personalizadas que disminuyen (o aumentan) el desafío del juego.

 

Te puede interesar:   COMIC CON 2017: Recojan el carnet, porque acá está el primer trailer de Rocko’s Modern Life

Para ir cerrando: ¿Cuándo fue la última vez que excavaron una muralla de caca para enfrentar a un monstruo gigante de heces y destruirlo con bombas de excremento, todo en el mismo juego?

Esta mierda de juego salió para todas las consolas conocidas por el hombre y los delfines, corre en cualquier máquina desde 1998 en adelante y pesa una cagá.

Con decir que es más pesada la discografía de Mon Laferte y eso sin contar el disco que sacó cuando fue jurado de Factor X en TVN, porque todo es diversión y risas hasta que te pones a juzgar el talento de otros, y se te sale lo “como la callampa” que en realidad eres, no sean así niñas y niños que me leen y buenas noches.

Hay que dejar las drogas. No tan cerca.

Leave a comment

Comenta o muere: