999 Juegos El Infinito Juegos

999 juegos antes de morir: N°974 Tales of the Abyss (2005)

10 mayo, 2016

author:

999 juegos antes de morir: N°974 Tales of the Abyss (2005)

Enviado por Ignacio Murúa: Alter ego de Cloud Strife y Paladin de Luna.

Muchos de nosotros conocemos el género RPG por títulos como Final Fantasy, o Pokémon, o incluso algunos como Mass Effect, sin embargo, la mayoría de la personas decide no jugar otros RPG’s por que automáticamente lo asocian a batallas lentas donde se toman turnos para efectuar acciones (lo cual les quita bastante realismo ante sus ojos) o porque basicamente contienen mucho “bla bla” y lo que ellos quieren es simplemente romper la palanca o teclado cruzando escenarios llenos de acción, mas ésta es una de las características principales de la franquicia Tales of: ninguno de sus combates es realmente por turnos, todo transcurre en tiempo real, por lo que ya posee ese enganche para aquellos que disfrutan de la acción.

Ahora bien, Tales of the Abyss es ese juego que para mí se convirtió tanto en uno de mis dos títulos favoritos de la historia de los videojuegos,(siendo, el otro título, otro Tales of) como también aquella experiencia que te marca en tu vida y que no olvidarás nunca, porque se ha convertido incluso en el rey inquestionable de muchas de mis inspiraciones en proyectos personales.

Tales of the Abyss nos sitúa en un contexto fantástico que nos mantiene siempre en un espacio creado de la amalgama entre realidad y magia. Donde todo lo existente mantiene siempre una premisa de lógicas reales.

En un mundo llamado Auldrant, una antigua sacerdotisa creadora de una orden sagrada, fue la elegida a quién se le reveló y posteriormente recitó una profecía que vendría a determinar la ruta que seguiría dicho planeta en años, décadas, y centurias venideras hasta su final.

talesoftheabyss-5

Siguiendo las pautas de dicha partitura, el mundo vivió y se desarrolló por años cumpliendo cada uno de los designios establecidos. Actualmente dos grandes potencias dominan dicho mundo: El reino de Kimlasca y el Imperio de Malkuth, que apenas conservan la paz entre ellos, mas esa escritura vendría a sufrir enormes cambios tras una pequeña vuelta extra de tuerca en los acontecimientos del mundo.

Esa es a grandes rasgos la historia del mundo (como teaser/trailer). Tales of the Abyss nos narra la vida de un joven de aristócrata de 17 años llamado Luke Fon Fabre. Malcriado como el solo y padeciendo una amnesia desde los 10 años de edad de la cual no recuerda absolutamente nada de lo ocurrido antes. La historia nos lleva a través de una larga lista de experiencias duras, pero llenas de valores que aprender, envuelta en un marco delimitado por el realismo con el que están descritos los personajes del elenco, y al final de la cual, hemos de comprender las razones por las que nacimos, y para qué o en qué vamos a invertir cada minúsculo tiempo de nuestra vida… cómo vamos a vivirla.

A diferencia de muchas otras historias del género, nuestro protagonista Luke no es aquel muchacho entusiasta, de mentalidad simple y carácter noble hasta en baño mientras caga, sino un muchacho egoísta, brusco, ignorante, pero en el que se nos plasman mediante sus ojos la crueldad del mundo que nos rodea y principalmente lo individualista que podemos llegar a ser los humanos con tal de conseguir un objetivo, un sueño, un deseo, o bien defender lo que a cada uno le importa.

Cada personaje tiene sus propios defectos, virtudes, cambios de humor, filosofías, formas de enfrentar la vida, etc. incluídos los “antagonistas” que componen otro equipo por su cuenta con una serie de objetivos bastante comprensibles y los que varias veces no querrás romper debido al compromiso que puedas sentir para con ellos o sus motivaciones.

Realmente y más allá de las exageraciones propias de su estética animé, tenemos a un elenco muy bien construído que perfectamente podrían ser personas reales (salvo detalles como los nombres claro).

maawte5ytdfwrssffesrsfsxresdefault

Con batallas ágiles, en donde si se juntan muchos enemigos en el campo, veremos explosiones coloridas, estruendos sonoros y un montón de gritos de los personajes (de dolor, de guerra, llamadas de auxilio, instrucciones, pequeñas charlas explicativas del por qué nos estamos agarrando a puñetes), Tales of the Abyss maneja muy bien lo que es combate activo con características propias de un RPG: un menú donde configurar nuestras preferencias así como re-equipar nuestro inventario o usar objetos para curarnos.

La música, obra del ya requete utilizado Motoi Sakuraba, no deja de sorprender en ésta entrega. Con el tema “Karma” del grupo japonés “Bump of Chicken” se nos presenta en fluidas animaciones (algo planas de color y sombreado) lo que viene a ser un enorme relato del resurgir de un héroe que diversos errores cometidos y acumulados, abandona la forma en la que ha vivido por años, para renacer desde el abismo y enfrentar las cosas con los valores y cualidades que se esperan de él, historia en la que se remarcan la dualidad de todo lo que existe en el mundo y el valor para defender aquella razón por la cual estás vivo en este mundo.

El resto del juego es bastante similar al género. Exploramos áreas algo lineales, pero muy diversas de ambientes y contenido. Deberemos resolver uno que otro acertijo en algunas zonas y en otras enfrentarnos continuamente (pero sin llegar a estresar) a hordas de enemigos que en dificultades altas, te dan dos golpes y partiste al “patio de los calla’os”

¿Por qué deberías jugarlo?

Tales of the Abyss (PS2 / 3DS) rompe mucho con los paradigmas del género en el cual tenemos ciertas características muy cliché. Pero, si bien este juego no las elimina completamente, les da otra vuelta de tuerca y sabe jugar bien con ellas, tocando temas que antes no se habían explotado bien en el género. Es una enorme aventura de alrededor de 60 horas de juego (la pura historia central), en la cual realmente el tiempo a nivel cronológico dentro de la trama sí avanza y los personajes crecen un par de años. Es basicamente un animé jugable, pero no un animé aburrido de la época actual. Es como un Saint Seiya con el peso argumental de Evangelion (aunque no tan religioso). (Comparo cosas como las hueas). Es ágil, es dinámico, es interesante, se ve y se escucha de maravillas.

No es para todos, a cualquiera puede llegarle. Creo que es una obra maestra.

Al igual que Ignacio, tu puedes escribir en Plan9. ¿Quieres decirle al mundo cuál fue ese juego que te marcó? Manda tu artículo defendiendo tu videojuego favorito a [email protected] o comunícate en nuestro Fanpage de Facebook y sé parte de esta curatoría videojueguil nerd.

La extensión no debe ser más allá de una plana y media en tamaño de letra 12 contándonos porqué tu juego debe ser uno de los 999 que debes jugar antes de morir.

La gloria te aguarda. (Inserta riff de guitarra pulento acá)

Leave a comment

Comenta o muere: